La gestión del Guadalquivir es “técnicamente inviable sin el criterio de unidad de cuenca”

83
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.
  • El Organismo de cuenca está desarrollando ya los diez puntos contemplados en el Plan Hidra, que cuenta con una inversión de 30 millones.
  • El responsable de la Comisaría expone los numerosos expedientes de tramitación que se desarrollan en la demarcación para la regularización de concesiones y zonas regables.

El comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Rafael Álvarez, ha asegurado que la gestión del Guadalquivir es “técnicamente inviable sin el criterio de unidad de cuenca”. En este sentido, ha explicado que, desde el punto de vista hidrológico, “todo lo que sucede en la parte alta de la cuenca afecta directamente a la parte baja”, al tiempo que ha asegurado que las masas de agua subterráneas “no entienden de límites provinciales” y es necesario, ha dicho, gestionarlas desde el principio de unidad de cuenca.
Álvarez ha efectuado estas afirmaciones en el transcurso de la jornada organizada en la Subdelegación del Gobierno de Jaén bajo el título genérico de ‘Impulso a la gestión y regularización concesional: Plan Hidra’, ante un nutrido grupo de regantes y de organizaciones agrarias como Feragua, Asaja, Coag, UPA-A, Areda o la junta central de regantes.

Durante el desarrollo de su intervención ha recordado los incumplimientos y retrasos de compromisos que mantuvo la Junta de Andalucía durante los tres años que ostentó las competencias sobre el Guadalquivir, el abandono en la conservación del dominio público hidráulico o el incumplimiento de compromisos y obligaciones marcados por la Directiva Marco de Agua en el control de calidad de las aguas continentales y estudios de inundabilidad para el desarrollo de los planes hidrológicos de cuenca, entre otras cuestiones. Todo ello, ha añadido, se ha solucionado ya desde que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha recuperado las competencias, al tiempo que el Organismo de cuenca está llevando a cabo una importante inversión en infraestructuras a lo largo de toda la demarcación hidrográfica.

Por otro lado, Rafael Álvarez ha asegurado que la CHG, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha iniciado ya todos y cada uno de los diez puntos contemplados en el Plan Hidra, por lo que “estamos dando un impulso sin precedentes a la gestión de la cuenca”.

Cabe recordar que el Plan Hidra es un plan multidisciplinar puesto en marcha el pasado mes de septiembre por la CHG, de carácter extraordinario y temporal, por el que se están implantando una serie de medidas contempladas en el Plan Hidrológico del Guadalquivir en relación con la mejora de la calidad de las aguas, la gestión medioambiental y el dominio público hidráulico para el que el Organismo de cuenca desarrolla una inversión de 30 millones de euros.

50.000 expedientes sin tramitar

Entre esas cuestiones, el Plan Hidra contempla una inversión de 7 millones de euros para reducir a la mitad el retraso histórico que existía en cuanto a la tramitación de los expedientes, que cifró en unos 50.000.

Álvarez ha señalado que otro de los grandes objetivos del Plan Hidra es ordenar los derechos de agua, una cuestión que también había paralizado la Junta de Andalucía cuando tuvo las competencias de gestión sobre la cuenca del Guadalquivir.

La CHG ha empezado a regularizar el régimen concesional de numerosos usuarios con derecho a normalizar su situación y para ello está invirtiendo 1,2 millones de euros. Entre estas actuación, el comisario de Aguas ha destacado el inicio de la regularización de riegos de olivar en la cuenca del Guadajoz en la provincia de Córdoba (unas 13.000 hectáreas), que afecta principalmente a los municipios cordobeses de Baena, Castro del Río y Luque y que abarca unas 4.500 hectáreas, a las que se les va a asignar las dotaciones previstas en el Plan Hidrológico del Guadalquivir.

Además de la regularización del sector arrocero en la cuenca del Guadalquivir (36.000 hectáreas), Álvarez ha hecho especial hincapié en el inicio de la regularización de la Loma de Úbeda (35.000 hectáreas). Se han iniciado los trabajos para el conocimiento real de los usos, demandas, usuarios, expedientes administrativos y casuística particular existente en el denominado Acuífero Carbonatado de la Loma. De momento, se han visitado ya todos los ayuntamientos del acuífero, las almazaras y las explotaciones ganaderas, así como los distintos aprovechamientos de riego de olivar para determinar los usos y captaciones de aguas subterráneas que tenían y poder, a posteriori, asignar recursos en los balances a esos aprovechamientos y usos no contemplados, en la mayoría de los casos, y sin antecedentes administrativos, pero que vienen detrayendo agua de este acuífero.

Rafael Álvarez también ha hecho referencia al inicio de los trámites para la supresión de la restricción de las condiciones de invernales en la provincia de Jaén (50.000 hectáreas). Se trata de modificar el condicionado específico de esas concesiones de limitación de riego con aguas invernales a riego con aguas reguladas. La Comisaría de Aguas de la CHG comenzó en noviembre de 2013 a tramitar las modificaciones de características que están pendientes, por lo que estima que se completará el proceso a lo largo del presente año.
Para finalizar, el comisario de Aguas de la CHG ha recordado que, además, se han iniciado los trabajos de inscripción de todas zonas regables de iniciativa estatal, de las que solo se encuentra inscrita la del Bajo Guadalquivir.

Comentarios