Giahsa pide la intervención judicial en el conflicto por la gestión del agua en Gibraleón

62
0
62
  • Ayuntamiento de Gibraleón

La Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) ha reclamado la actuación de los tribunales de justicia ante la pretensión del Ayuntamiento de Gibraleón de ejecutar el próximo lunes, -- "previsiblemente por la fuerza"--, la recuperación del servicio de aguas para entregarlo a la empresa privada Aqualia, "una privatización que MAS considera a todas luces ilegal y que se encuentra recurrida por la vía contencioso-administrativa desde el pasado mes de julio".

Según ha informado la empresa pública Giahsa, el alcalde olontense, José Ramón Gómez Cueli, ha conminado a Giahsa a comparecer el próximo lunes en el Ayuntamiento para "hacer entrega de los bienes, infraestructuras e información sobre el servicio de agua del municipio, con el fin de que sea Aqualia, --"contratada mediante un decreto del propio alcalde"--, la que se encargue de prestarlo".

Ante ese requerimiento, la Mancomunidad de Servicios lo ha puesto en conocimiento de la autoridad judicial, al tiempo que ha reclamado "formalmente" al Ayuntamiento para que cese "de forma inmediata" en cualquier actuación en este sentido, "en especial la ocupación por la fuerza de las instalaciones afectas al servicio".

Han destacado que la decisión del Ayuntamiento, "previsible y esperada" por la empresa pública de gestión, "forma parte ya del pasado y ni causa sorpresa ni quebranto en nuestras previsiones", ha aclarado el presidente de MAS, Gonzalo Rodríguez Nevado.

"Ello no es óbice para que la Mancomunidad, en defensa del interés de todos los municipios que la integran proceda jurídica y administrativamente en consecuencia, como hemos hecho en casos similares, para resarcir cuanto antes los perjuicios que esta actuación ocasiona", añaden.

Tal y como consta en el escrito remitido este jueves al alcalde y al Juzgado, "el municipio de Gibraleón pertenece a la Mancomunidad, al no haber cumplido ninguno de los requisitos procedimentales y sustantivos para su salida voluntaria de la MAS", unos procedimientos que "se establecieron y aceptaron por ese Ayuntamiento precisamente para que la separación no afectara a la prestación de los servicios esenciales ni generara un desequilibrio económico a la Mancomunidad".

En el caso de Gibraleón, aun asemejándose a otros ejemplos que permanecen cercanos en el tiempo, --Valverde, Cartaya, San Juan y Cortegana, fundamentalmente--, los pasos dados por su equipo de gobierno "están más forzados que nunca, porque el contexto en el que vive hoy Giahsa es, afortunadamente, bien distinto al anterior", recuerda Rodríguez Nevado en referencia a la reciente operación de financiación por importe de 85 millones de euros culminada con éxito.

Con todo, puntualiza, "el requerimiento del ayuntamiento no nos causa sorpresa alguna, aunque resulta difícil de explicar la actitud del señor Gómez Cueli y sus socios de gobierno de IU, que se desdicen ahora cuando han estado años diciendo que no querían que se privatizara el agua en su pueblo". En su día desde el Ayuntamiento alegaron distintas razones, --"todas ellas económicas, no del servicio"--, sobre su descontento con Giahsa, razones que "hoy, afortunadamente ya no existen, y nos encontramos en un escenario completamente distinto".

El presidente de MAS indica que "no se entiende que Gómez Cueli quiera impedir que las arcas del ayuntamiento perciban unos ingresos importantes como acabamos de hacer con el resto de los ayuntamientos de MAS, y que esté dispuesto a perjudicar al Ayuntamiento y a los ciudadanos, pues tarde o temprano, como ha ocurrido en otros casos, tendrá que hacer frente a las indemnizaciones contempladas para la separación de la Mancomunidad".

Comentarios