Connecting Waterpeople
Global Omnium

César de Mingo: "Faltan partidas de inversión para la renovación de infraestructuras"

8
330
  • César Mingo: "Faltan partidas inversión renovación infraestructuras"

Sobre la Entidad

Global Omnium
Empresa especializada en la gestión integral del agua. Actualmente da cobertura a 5,5 millones de personas en más de 300 ciudades españolas, además de tener presencia en otros países extranjeros.
· 330
8

En una nueva entrevista del ciclo sobre el precio del agua en España, donde analizamos la situación actual y los retos que presentan los costes asociados a los servicios del agua, hablamos con César de Mingo Calvo, director de Control y Tarifas en la división de Operaciones de Agua Potable de Global Omnium.

Pregunta: En primer lugar, nos gustaría conocer su trayectoria profesional hasta el puesto que ocupa en la actualidad.

Respuesta: Mi trayectoria en el sector del agua comienza con mi incorporación a Aguas de Valencia en 1988 al departamento de Informática del cual fui responsable durante diez años. Después he sido responsable del departamento de Clientes, de Auditoría Interna, de Compras y desde 2012 de Tarifas. En paralelo he estado involucrado en proyectos singulares de los cuales tengo especial recuerdo de uno relacionado con la mejora en el campo de los contadores.

P.- ¿Cómo definiría la política de precios del agua en España?

R.- Variada. Esto es así porque la competencia de los servicios está en el nivel local, ayuntamientos, y en cada abastecimiento se establecen criterios propios por sus características específicas. Además, se incrementa el grado de variación porque casi toda la depuración está regulada en el nivel autonómico y también ahí se establecen criterios propios por sus características específicas. Finalmente, el servicio del “suministro de agua” está sometido a régimen de autorización cuando su naturaleza jurídica es precio privado (contraprestación patrimonial pública de carácter no tributario) y ahí intervienen las comisiones o juntas de precios que son administraciones de nivel autonómico. También ahí hay diversidad por el diferente grado de desarrollo que tienen las comisiones de precios en cada autonomía.

P.- ¿Qué le parece el marco competencial?

R.- Muy complejo y complicado: el agua tiene competencias en los tres niveles de las administraciones públicas. Estatal: en muchos ministerios desde el aspecto sanitario, administración pública, las infraestructuras, las confederaciones hidrográficas… y Hacienda. Autonómico: con casi las mismas áreas del nivel estatal e incorporando nuevas como las comisiones o juntas de precios. Local: que es donde se tiene encomendada la función, responsabilidad y autoridad en los abastecimientos y no sólo por los ayuntamientos sino también por diputaciones y mancomunidades fundamentalmente.

Es compleja la naturaleza jurídica de las distintas contraprestaciones: en una misma factura pueden aparecer tasas, precios privados o contraprestaciones patrimoniales públicas de carácter no tributario e impuestos. ¡Es complicada hasta la aplicación del IVA!.

P.- ¿Debería haber una legislación nacional que los regule?

R.- Simplemente por sentido común: sí.

P.- ¿Qué aspectos se incluyen en la factura del agua?

R.- La factura del agua es por prestación de servicios no por venta de productos. Incluye los servicios que tienen que estar: agua, alcantarillado y depuración, pero en ocasiones aparece alguno que no es propio: basuras, por ejemplo.

P.- ¿Debe recuperarse la totalidad de los costes asociados a los servicios?

R.- Es razonable y además legislativamente lo exige la Directiva Marco del Agua.

No se vende agua, se prestan servicios de abastecimiento, de alcantarillado, de depuración

P.- ¿Cuál cree que es la estructura tarifaria más eficiente?

R.- La que se entienda y cumpla los principios básicos: recuperación de costes, uso racional, asequibilidad, transparencia y quien contamina paga. Esta pregunta no tiene una respuesta universal. No hay que olvidar, como ya he mencionado, que estamos ante una factura de servicios. No se vende agua, se prestan servicios de abastecimiento, de alcantarillado, de depuración. Además, en muchos casos prestados por diferentes agentes y, claro, cada uno de los servicios con estructuras propias.

En la práctica, la estructura más habitual es la llamada “binómica” con un término fijo y otro variable en función de la cantidad de agua con precio creciente según se superan determinados volúmenes (bloques). Sin embargo, no es una estructura sencilla que se entienda y se complica más cuando todavía hay que considerar el número de bloques, su tamaño y que cada servicio (agua, alcantarillado y depuración) tiene estructura propia porque el operador puede ser diferente.

P.- ¿Qué opinión le merecen los cánones autonómicos de depuración? ¿Cree que cumplen el objetivo finalista con el que se plantearon?

R.- Es un planteamiento aceptable porque se ha mostrado eficaz en unas cuantas autonomías. Si funciona en unas debiera funcionar en todas. La figura del regulador nacional ayudaría.

P.- ¿A qué se deben la diferencia tarifaria en las Comunidades Autónomas?

R.- Considerando el origen, la cantidad disponible y el estado del agua ya se están condicionando los costes: necesidad de más o menos energía o de tratamiento. Por tanto, las diferencias son ineludibles. Por otra parte, el grado de inversión y su imputación tarifaria es dispar.

P.- Respecto a Europa, ¿cómo valora el precio del agua en España en comparación con el resto de países?

R.- Bajo. Faltan partidas de inversión para renovación de infraestructuras. Se olvida que las infraestructuras hay que renovarlas para que no envejezcan y colapsen. Los informes de AEAS lo vienen reflejando todos los años la necesidad de abordar más inversión. Además, la imputación de costes medioambientales todavía está por evolucionar.

P.- Finalmente, ¿cree que la sociedad está concienciada sobre su consumo de agua y el coste real del mismo?

R.- Sí estamos concienciados con el consumo. Las campañas específicas lanzadas por todos los estamentos incluidos los propios operadores son continuas y eficaces. Además, destacaría un par de hitos: las crisis que vivieron Sevilla y Bilbao en los 90 con sus campañas de concienciación las cuales tuvieron eco nacional no sólo local. Se notó el cambio en toda España observándose una tendencia decreciente que se ha mantenido hasta ahora. Respecto a Europa el consumo es muy razonable. Véanse informes de AEAS y de EUREAU.

En cuanto al coste, considero que no estamos concienciados. El metro cúbico es una unidad que no asimilamos: entendemos litros. Esto hace que no seamos conscientes de que con un céntimo podamos tener alrededor de 5 litros de agua corriente en nuestra casa: impuestos incluidos, a cualquier hora y todos los días del año. Además, la sobrante sucia se evacua, se depura y se devuelve al medio natural.

La redacción recomienda

23/05/2019 · Empresas · 71 3

El Langui y Fundación Adecco,#Empleoparatodos

12/05/2019 · Digitalización · 311 4

Emprendimiento y ecosistemas innovadores para la gestión del agua en las ciudades

09/05/2019 · Digitalización · 86 7

Congreso #LivingLakes 2019

04/04/2019 · Digitalización · 94 10

El Auditorio Global Omnium de Sevilla abre hoy sus puertas