Connecting Waterpeople

"Las empresas gestoras de agua van a convertirse en empresas de software con gestores hidráulicos"

4
1.294
  • " empresas gestoras agua van convertirse empresas software gestores hidráulicos"
    (Foto: Pablo González-Cebrián/iAgua)

Sobre la Entidad

Global Omnium
Empresa especializada en la gestión integral del agua. Actualmente da cobertura a 5,5 millones de personas en más de 300 ciudades españolas, además de tener presencia en otros países extranjeros.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
· 1294
4

Vicente Fajardo ha recorrido todo el escalafón de una empresa que acumula casi 130 años de experiencia en la gestión del agua. Estamos sin duda ante un interlocutor privilegiado para conocer de primera mano la metamorfosis que ha experimentado Global Omnium en la última década. Una evolución que no solo ha facilitado su consolidación como el gestor de referencia en la transformación digital del sector del agua sino además, como una compañía tecnológica diversificada que apunta a ser una de las claras ganadoras de la Revolución Industrial 4.0.

Pregunta: Sr. Fajardo. En primer lugar, nos gustaría conocer su trayectoria profesional y cómo ésta le ha llevado al puesto que ocupa actualmente.

Respuesta: Desde que concluí la licenciatura de Farmacia y desde distintos ámbitos, toda mi carrera profesional ha girado en torno al mundo del agua y de esta compañía.

Por mi formación, inicié mi andadura en Global Omnium haciendo prácticas en los laboratorios para, posteriormente, desempeñar distintos puestos de máxima responsabilidad en el área de residuales hasta que, en 2015, fui nombrado director general corporativo.

Este tránsito y desarrollo por las distintas áreas de la compañía me ha aportado una visión real y global de la organización así como de las personas que la integran. Ello me ayuda a afrontar sus retos actuales y las decisiones inherentes al puesto actual con un conocimiento absoluto de sus necesidades pero, sobre todo, a garantizar la sostenibilidad futura de esta histórica compañía.

P.- ¿Cuál es la posición actual de Global Omnium en España?

R.- Hoy en día, la empresa está presente en más de 400 ciudades de todo el territorio nacional gestionando distintos servicios vinculados al ciclo del agua. Ello nos permite, diariamente, trabajar para mejorar el nivel de vida de más de siete millones de personas.

Si algo ha caracterizado a esta compañía a lo largo de sus casi 130 años de existencia, ha sido su vocación por mejorar constantemente el servicio que presta a sus clientes. Esa motivación es la que ha hecho que hoy gestionemos más de 700.000 contadores inteligentes, liderando esta tecnología, debido a la preocupación por incrementar la calidad del servicio y que hizo que hace 10 años, cuando no estaba tan de moda hablar de transformación digital, conformamos un grupo de trabajo para sensorizar y monitorizar toda la compañía en tiempo real.

Por otra parte, el grupo está diversificando su actividad, fruto de la transversalidad que nos aporta la gestión de los recursos hídricos y eficiencia en procesos productivos hacia la Industria 4.0.

P.- ¿Y en el mercado internacional?

R.- Global Omnium está presente en otros cinco mercados internacionales (Angola, Colombia, Ecuador, Qatar y Venezuela) fruto, precisamente, del posicionamiento logrado en el marco del desarrollo de soluciones tecnológicas en el sector del agua: lograr que Valencia sea la primera capital europea, de mayor tamaño, que ha completado la instalación de contadores inteligentes; la gestión diaria de más de 15 millones de datos; la creación de la primera incubadora tecnológica especializada en el sector del agua…

Contar con una dilatada y prolija experiencia en el desarrollo de innovación tecnológica especializada en el sector, es un elemento diferencial que nos permite ofrecer ‘soluciones reales’ en cualquier parte del mundo. Una estrategia internacional basada en aportar valor a nuestros clientes gracias a la exportación del conocimiento y la experiencia.

P.- Global Omnium se ha situado como una referencia de la innovación tecnológica en la gestión de recursos hídricos. ¿Cuáles son las claves de este éxito?

R.- Como le decía, las claves las encontramos en la propia idiosincrasia de la compañía, creada en 1890, para solucionar un problema concreto de abastecimiento en la ciudad de Valencia. Desde entonces y hasta la actualidad, no hemos dejado de buscar la satisfacción de nuestros grupos de interés gracias a las soluciones tecnológicas que hemos desarrollado, en las que disponen de su información en tiempo real.

Cuando iniciamos hace algunos años esta travesía infinita y permanente que es la digitalización e innovación tecnológica, y este es un elemento esencial, contamos con el conocimiento experto y adquirido por generaciones de especialistas en la gestión del agua. A ello incorporamos la tecnología y, sobre todo, la ilusión de toda una organización por concebir una nueva forma de optimizar los recursos hídricos, tan escasos en nuestro país.

Años después, he de decir que la posición que ocupamos en la actualidad no habría sido posible alcanzarla sin una gran vocación intraemprendedora de todos los empleados de esta compañía por innovar en beneficio de los ciudadanos y sin la clara voluntad accionarial que, estratégicamente, creyó que estábamos capacitados para ser la referencia tecnológica que somos hoy en día.

Consecuencia de todo ello, ha sido la reciente creación de la plataforma tecnológica GOAigua, especializada en el sector del agua, en la que hemos desarrollado múltiples herramientas y soluciones disruptivas de gestión adaptables a cualquier operador y que contribuyen notablemente a la optimización de los recursos.

P.- El sector del agua tiene la capacidad de recopilar multitud de datos que pueden servir para entender lo que sucede en las ciudades. ¿Cómo se puede aplicar este conocimiento de forma que los ciudadanos puedan disfrutar de las ventajas de un entorno inteligente?

R.- En nuestro caso, esto ya es una realidad. Gracias al Big Data, hemos creado servicios específicos para, por ejemplo, mejorar la ayuda asistencial de las personas mayores que viven solas o para avisar, proactivamente, a los ciudadanos de posibles fugas en sus domicilios que les evite un consumo desproporcionado y costoso del agua.

Son solo algunos ejemplos de lo que la adecuada gestión de la información nos permite y que ya ofrecemos a nuestros clientes. Lo fundamental, el quid de la cuestión, es que las organizaciones interioricemos y nos adaptemos a lo que, por una parte, nos permite la tecnología, pero, por otra, cada vez demandan más los ciudadanos.

La sostenibilidad de los distintos agentes del sector, del hoy y del mañana, dependerá de la autoexigencia por incrementar su eficiencia para mejorar los ratios del servicio y, sobre todo, por desarrollar soluciones adaptadas y cocreadas con el ciudadano que contribuyan a mejorar su calidad de vida.

En este sentido, considero que las Smart Cities constituyen un ecosistema inteligente que está propiciando la creación y desarrollo de multiservicios basados en la gestión del dato, y cuyo objetivo es la optimización holística de los recursos naturales.

P.- ¿Cómo está transformando la digitalización el modelo de negocio de las empresas del sector del agua? ¿Qué riesgos corren las organizaciones que no se sepan adaptar?

R.- La transformación digital en el que está sumido el sector está propiciando que los operadores incrementemos la eficiencia en la gestión de procesos que, lógicamente, redunda en un servicio sobresaliente para el ciudadano.

Por otra parte, gracias a la gestión de datos es posible ofrecer a nuestros grupos de interés una información exhaustiva del servicio contratado, además de una omnicanalidad en la forma de transmitírselo que facilita la interacción con estos. En definitiva, este nuevo paradigma permite ‘democratizar’ la gestión de los recursos donde todos somos parte activa y protagonista de un proyecto colectivo por lograr un auténtico desarrollo sostenible.

La digitalización no es una opción, es una realidad para todas aquellas organizaciones que pretendan garantizar su viabilidad futura. Hoy en día, con independencia de la naturaleza del cliente (administración, ciudadano, empresa, asociación…), la exigencia es máxima y la única forma de lograrla es a través de esta disrupción que nosotros iniciamos hace más de una década, y que nos facilita estar próximos a las necesidades de nuestros clientes gracias a la información en tiempo real.

P.- Big Data, Internet de las Cosas, Realidad Aumentada, drones… ¿Qué tecnología cree que está llamada a propiciar la mayor disrupción en nuestro sector?

R.- Por nuestra experiencia en la implementación en la compañía, considero que una combinación adecuada y proporcionada de todas. Los datos y su gestión son esenciales en el camino disruptivo iniciado, por lo que la inversión en Big Data es notable. Sin embargo, para que ello sea posible, la recepción de los datos debe producirse y para ello, hemos incorporado a nuestra organización expertos en Internet de las Cosas (IOT), en drones… Después hay que explotarlos para generar un servicio que contribuya a incrementar la calidad de nuestro servicio y aquí, la Realidad Aumentada o los Gemelos Digitales que hemos desarrollado pueden ser de gran ayuda.

En definitiva, en esta innovadora cadena, en la que la tecnología es el elemento motriz y el objetivo permanente es aportar valor y conocimiento que mejore la experiencia de nuestros clientes, los términos principio y fin son difusos.

Considero que la mayor disrupción debe ser constante y fundamentada en una visión estratégica y combinativa de la tecnología más allá de una solución única. De no producirse este claro posicionamiento, las potenciales capacidades aportadas por ésta no mejorarían sustancialmente la forma en que las organizaciones damos respuesta a la sociedad.

P.- La digitalización abre enormes oportunidades, pero también riesgos que debemos gestionar. La ciberseguridad se ha situado como una de las preocupaciones principales de las organizaciones. ¿Está preparado el sector del agua para estas amenazas?

R.- No, ningún sector lo está. En cuestiones de seguridad no se puede ser rotundo, hay cientos de amenazas. Lo que sí hacemos es dedicar los mayores esfuerzos para su detección y detención.

En nuestro caso, somos conscientes de los riesgos inherentes a la transformación digital que ha experimentado la compañía y a los que cualquier empresa, administración o ciudadano, está expuesto hoy en día. Por ello, al igual que decidimos trabajar por innovar tecnológicamente para contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas, estamos trabajando e invirtiendo en garantizar los servicios que disfrutan.

Intentar proteger y garantizar a los ciudadanos el acceso al agua, en cualquier circunstancia, es parte fundamental de nuestro trabajo y forma parte de la gestión de riesgos que certificamos ya en 2013, siendo la primera empresa española en lograrlo.

Nuestra responsabilidad es contemplar e integrar en nuestra gestión todos los aspectos que pueden interferir en el normal desarrollo de la actividad y de cómo éstos pueden afectar a los ciudadanos; y, obviamente, tratar de minimizar este riesgo es uno de los cometidos que toda empresa del sector debiera gestionar proactivamente.

P.- La transformación digital tendrá un impacto enorme en el mercado laboral. ¿Qué consecuencias directas veremos en las empresas que gestionan servicios de agua?

R.- Las empresas que gestionen el agua van a dejar de ser empresas hidráulicas para convertirse en empresas de software con gestores hidráulicos. El que no haya entendido esto quedará fuera del mercado en unos años, debido a que dejará de aportar valor a la sociedad y a los ciudadanos que van a requerir soluciones eficientes que sólo esta ‘revolución’ puede aportar.

P.- En 2017 lanzaban la aceleradora Sic Parvis Magna con el objetivo de fomentar el emprendimiento, la innovación y la creación de empleo en el sector del agua. ¿Cuál es su balance de este primer año de actividad?

R.- Es increíble el momento de talento e innovación que vive el país, y en un momento así, hay que estar. El balance, excelente, con Sic Parvis Magna nos hemos podido asomar al movimiento de ruptura tecnológica y mezclarlo con nuestro conocimiento, por lo que el Grupo ha salido sumamente reforzado.

La puesta en marcha de Sic Parvis Magna fue una iniciativa estratégica cuyo objetivo es fomentar el emprendimiento, la innovación y la creación de empleo en el sector del agua y del medio ambiente.

La estrategia de la aceleradora integra dinámicas de intraemprendimiento en la propia compañía, así como una incubadora de startups propia cuyo objetivo es acelerar empresas tecnológicas y especializadas, con objeto de potenciar la promoción del talento interno de la compañía, y la creación de un ecosistema emprendedor, en torno a Global Omnium.

En Sic Parvis Magna ponemos a disposición de las startups un ecosistema con todos los espacios y servicios necesarios para su desarrollo tecnológico y empresarial. Esto incluye el soporte económico, el lugar de trabajo, el asesoramiento de especialistas en mentoring, actividades de formación ad hoc y eventos de dinamización en forma de conferencias o talleres.

P.- En 2017 compraban el 80 % de la empresa tecnológica Ensai Solutions y creaban Core, Digital Industry. ¿Busca esta operación posicionar a Global Omnium en el ámbito de la Industria 4.0, más allá del sector del agua?

R.- El agua es una industria más, y tenemos la tecnología y los estándares para gestionarla. Con esta operación nos hemos introducido en industrias como la alimentaria, la cerámica o la automoción con los estándares tecnológicos del agua. Efectivamente es la Industria 4.0.

Lo que nos ha permitido nuestra experiencia en el agua es desarrollar innovaciones tecnológicas que han contribuido a la optimización de los procesos productivos en los distintos servicios del ciclo integral que gestionamos y que han redundado en beneficio de nuestros clientes y, sobre todo, de los ciudadanos.

A este conocimiento práctico adquirido, se ha unido el convencimiento de que es posible aplicar estos mismos criterios de eficiencia a otros ámbitos de la sociedad. Y así es como, amparado dentro de nuestro plan estratégico, irrumpimos en la Industria 4.0 y que hoy ya es la única vía posible para aquellas organizaciones que quieran posicionarse de cara al futuro.

P.- Para finalizar, señor Fajardo, le propongo un viaje a ese futuro disruptivo que nos espera a la vuelta de la esquina. ¿Cómo le gustaría que fuera la Global Omnium de 2030?

R.- Vamos camino de estandarizar nuestras soluciones para que el mercado global del agua pueda beneficiarse de ellas. Empezamos hace 10 años y esto nos da cierta ventaja. Disponemos de soluciones tecnológicas contratadas en eficiencia energética en captación de agua, en eficiencia hidráulica, en automatización de plantas depuradoras y potabilizadoras, soluciones de rápida implantación en gestión del ciclo comercial de agua completo: lectura, facturación y cobro, plataformas Smart City para el vertical de agua. Disponemos del conocimiento de casi 130 años de cómo gestionar los procesos de una compañía de agua. ¿Dónde nos vemos? Liderando las soluciones tecnológicas y la gestión de procesos en el mundo del agua en cualquier región del mundo.

El devenir es cambiante y las necesidades de innovación a las que damos respuesta es trepidante. Sin embargo, me ilusiona pensar que, en 2030, gracias a la filosofía de servicio de las más de 2.400 personas que conforman el grupo, seguiremos ayudando a personas de otros continentes a mejorar sus vidas y, en definitiva, a hacer de éste un mundo un poco más sostenible.

Creo en las personas que, con independencia de las innovaciones y las tecnologías cambiantes, siguen teniendo vocación de servicio y, en ese sentido, me siento un privilegiado por formar parte de esta empresa.

La redacción recomienda

06/11/2018 · Vídeos · 129 1

EARS: Intelligent Water Distribution Management

15/10/2018 · Eventos · 109 3

Efidate: Eficiencia para sistemas de agua

10/10/2018 · Eventos · 107 3

Nexus Integra: Gemelo Digital y Plataforma IoT Industrial

04/10/2018 · Eventos · 76 3

Diálogo iAgua: Jaime Barba, CEO de GO:Aigua, charla con Alejandro Maceira