Connecting Waterpeople
Premios iAgua 2018
Sigue en directo la gala de entrega de los Premios iAgua 2018.

José Antonio Palomero: "En el siglo XXI, tenemos derecho como consumidores a pedir agua del grifo"

4
281
  • José Antonio Palomero: " siglo XXI, tenemos derecho como consumidores pedir agua grifo"

Sobre la Entidad

Global Omnium
Empresa especializada en la gestión integral del agua. Actualmente da cobertura a 5,5 millones de personas en más de 300 ciudades españolas, además de tener presencia en otros países extranjeros.
· 281
4

El protagonista de la entrevista de #YoBeboAguadelGrifo es José Antonio Palomero, Investigador en Gestión de Abastecimientos y Divulgador en EMIVASA - Global Omnium. En su entrevista, explica que las empresas deben poner empeño en mejorar la transparencia y los consumidores, demandar agua del grifo.

Pregunta - ¿De dónde nace el debate entre el consumo de agua embotellada o agua del grifo? ¿De qué se alimenta?

Respuesta - El debate nace de la mala imagen que se ha tenido sobre el agua del grifo, muchas veces de manera injustificada, debido a las características organolépticas del agua (color, olor y sabor) que son los parámetros que los consumidores valoran. Además, según de la región de la que hablemos, la historia ha tenido un papel relevante jugando en contra del agua del grifo ya que ha sido vector de enfermedades, afectando a la confianza del consumidor.

El agua embotellada es uno de los hábitos que los consumidores quieren cambiar debido al enorme consumo de plástico que genera

A esto hay que añadir que durante muchos años las empresas del sector no han trabajado o potenciado lo suficiente la información / formación sobre el de agua del grifo generando cierta imagen de opacidad; mientras que el agua embotellada invierte millones en imagen y publicidad, dando una imagen de calidad, elitismo, seguridad y respeto al medio ambiente

El debate toma fuerza ante el cambio social hacia una sociedad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Dentro de este cambio, el agua embotellada es uno de los hábitos que los consumidores quieren cambiar debido al enorme consumo de plástico que genera, además del impacto económico. Pero el consumidor no tiene información suficiente para poder tomar una decisión coherente sobre su consumo de agua. Y ante este debate social, las empresas del sector están ofreciendo respuestas para ayudar al consumidor a decidir sobre su qué agua consumir.

En primer lugar, el agua de grifo no supone riesgos para la salud humana y se trata de un agua de calidad debido al gran control analítico que las autoridades sanitarias exigen. Además, en muchos casos tiene una composición mineral muy similar a la mayoría de marcas comerciales (según marca comercial y región). En segundo lugar, el agua del grifo es sostenible, ya que la tenemos directamente en nuestras casas sin esfuerzo y no tiene asociado el problema del plástico en su distribución; y en tercer lugar, el agua del grifo es ahorro: suponiendo un consumo medio de 2 litros por persona y día, una familia de 4 persona consume casi 3000 litros al año. Suponiendo un coste estándar de 0.30€ el litro de agua embotellada supone un coste de 875€ al año frente a 3€ que cuesta ese volumen de agua si se trata de agua del grifo.

P. - ¿Qué falsos mitos le gustaría desmentir respecto al agua del grifo/agua embotellada?

R. - Necesitaría una categoría propia de falsos mitos y leyendas negras para decirte todos los que he oído, ya que en el trabajo los “sufro” diariamente, pero los más importantes y comunes son:

  • El agua del grifo NO ES POTABLE.
  • El agua del grifo sale de las DEPURADORAS.
  • El cloro es NOCIVO, y DOSIFICAIS LO QUE QUERÉIS.
  • Un chico vino a mi casa y me enseñó toda la porquería que lleva el agua, la hizo alquitrán y eso es un veneno.
  • El agua embotellada es de mejor calidad.

P. - ¿Por qué crees que el consumo de agua embotellada aún es elevado entre la sociedad española?

R. - En primer lugar, por razones históricas y la falta de confianza que existe en el agua del grifo debido a la desinformación; en segundo lugar, el gran trabajo de marketing que las empresas embotelladoras han realizado durante muchos años; y en tercer lugar, y creo que es un aspecto muy importante, la percepción del consumidor.

El agua del grifo es ahorro

El agua es un bien que tiene muchos usos: ambiental, económico, social, etc. pero es un bien de consumo. La mayoría de poblaciones tienen acceso a un agua con un contenido en sales elevado, lo que agudiza la sensación de sabor. Por tanto, el agua les produce un sabor, que el consumidor relaciona como algo negativo debido a los dos primeros factores que he comentado.

P. - ¿Cree que el precio que se paga por el agua en España está ajustado a su valor real? ¿Sabría decir cuánto paga por el servicio de agua en su ciudad?

R. - No, el precio del agua es muy inferior al precio que se tendría que pagar para tener una recuperación de costes del servicio. El gasto en agua de las familias es el 1% de su renta, frente al 3% o 5% que supone el gasto en energía y telefonía respectivamente.  Por ello, es imposible que se recuperen todos los costes asociados al tratamiento, distribución, almacenamiento, mantenimiento, etc.

En mi caso concreto, del precio total del recibo bimensual, un 37% se trataría del precio del agua y el resto son impuestos, muchos relacionados con el agua (por ejemplo, el canon de saneamiento) y otros no, como puede ser el caso de la recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos.

P. - Una de las acciones con más impacto mediático en los últimos tiempos es la obligatoriedad de servir agua del grifo en los restaurantes de varias regiones españolas. ¿Cómo valora esta medida y como cree que podría influir en el consumos de agua del grifo en los hogares?

R. - Esta medida es crucial, los restaurantes son grandes expositores y es necesario que ellos ofrezcan el agua del grifo como un agua más dentro de las bebidas que ofertan. Esta medida aumentaría el nivel de confianza en el agua del grifo. Aunque por sí misma muchas veces no es suficiente sino va acompañada de medidas educativas, pero es un gran paso y aprovecho para felicitar a las administraciones y restaurantes que lo ofrecen.

El precio del agua es muy inferior al precio que se tendría que pagar para tener una recuperación de costes del servicio

Además, me parece que en el S. XXI, tenemos derecho como consumidores a pedir agua del grifo y ellos a ofrecerla. Es decir, si yo estoy convencido sobre la calidad y seguridad del agua del grifo y tengo claros mis hábitos de consumo, ¿por qué no puedo consumirla cuando estoy fuera de mi casa y me obligan a cambiar mis hábitos? Incluso en muchos sitios he tenido la experiencia personal que, aparte de negarse, te miran como si pidieses cianuro.

P. - ¿Cree que los controles que pasa el agua del grifo son suficientes para garantizar su calidad?

R. - Por supuesto que sí, los controles que las autoridades sanitarias obligan, más los propios controles internos de las empresas, son suficientes. Diariamente el agua del grifo se analiza desde que se capta hasta que llega al consumidor en todos los puntos del proceso (cada fase del tratamiento de potabilización, durante el transporte en la red de distribución) mediante sensores telemáticos y análisis diarios en laboratorio. Además, la propia legislación es muy restrictiva con los límites que garantizan que el agua pueda ser llamada potable.

P. - ¿Qué medidas serían más efectivas para aumentar el consumo de agua del grifo entre la población (desde las administraciones, las empresas…)?

R. - La mejor medida es la educación y formación, adaptada para todos los públicos. Pero no con el fin de obligar a cambiar sus hábitos de consumo, sino de informar y dotar al consumidor del conocimiento necesario para que él mismo, actuando de manera consciente y plenamente informado, decida tener una actitud responsable de consumo en base a sus preferencias.

La propia legislación es muy restrictiva con los límites que garantizan que el agua pueda ser llamada potable

Muy ligado a esto está el mejorar la transparencia de las empresas. Diariamente veo que los consumidores tienen una imagen negativa y distante de las empresas. Por ello, aparte de la educación, es necesario mejorar esa comunicación empresa-consumidor. La educación y la participación en jornadas, ferias, eventos sociales, explicar el servicio que se ofrece, etc. ayudan al acercamiento.

Las medidas legislativas pueden ayudar y deben ir en consecuencia, pero son las dos medidas anteriores las que producirán el cambio social a medio – largo plazo.

P. - ¿Qué papel juega la comunicación a la hora de trasmitir el mensaje sobre el agua del grifo a los consumidores?

R. - La comunicación es un elemento muy importante. Hoy en día, en la sociedad de la información y del conocimiento, es necesario explicar y dar a conocer todo el trabajo que hay que realizar para que al abrir el grifo el agua sea potable. Es la herramienta del cambio, el vehículo para llegar al consumidor y dotarle de conocimiento, de confianza y acercarse desde la empresa a él. Invertir en comunicación y educación es cada vez más importante.

La redacción recomienda

06/11/2018 · Vídeos · 154 2

EARS: Intelligent Water Distribution Management

15/10/2018 · Eventos · 112 3

Efidate: Eficiencia para sistemas de agua

10/10/2018 · Eventos · 123 3

Nexus Integra: Gemelo Digital y Plataforma IoT Industrial

04/10/2018 · Eventos · 88 3

Diálogo iAgua: Jaime Barba, CEO de GO:Aigua, charla con Alejandro Maceira