Connecting Waterpeople
CETA2020
Consulta el avance del programa y compra ya tu entrada con descuento.
Contenido premium

"INCLAM tiene que seguir siendo un referente a nivel tecnológico, de ingeniería y consultoría"

En mayo de 2018, el Consejo de Administración del Grupo INCLAM nombra a Alfonso Andrés Urrutia director general. El nombramiento supone la asunción del liderazgo de un grupo de ingeniería para continuar del legado labrado por uno de los ingenieros españoles más relevantes de las últimas décadas en el campo de la hidráulica, su padre.

Alfonso Andrés toma el timón de un grupo en constante crecimiento desde su creación, que ha sabido afrontar como pocos la crisis económica, diversificando los mercados en los que desarrolla su actividad, atreviéndose con nuevas geografías y llevando a cabo una apuesta tecnológica poco común en el campo de la ingeniería española.

Tras más de un año como director general, Andrés mira al futuro con orgullo para seguir trabajando en consolidar al Grupo INCLAM como referente internacional en el ámbito de la ingeniería y la consultoría. Hablamos con él en un espacio de referencia para iAgua, la sede madrileña de la Fundación Botín.

Lee ya online iAgua Magazine 25

Los efectos del cambio climático y el previsible crecimiento demográfico han propiciado que Europa sea un excelente laboratorio sobre gobernabilidad y tecnologías del agua. En este número de iAgua Magazine analizamos la gestión del recurso hídrico en este continente.

Pregunta: Sr. Andrés, su carrera profesional ha estado ligada a Grupo INCLAM desde sus inicios. ¿Cuál ha sido la evolución de la compañía desde su incorporación hasta su llegada a la dirección general?

Respuesta: Efectivamente, mi carrera siempre ha estado ligada al Grupo INCLAM, y esto me ha permitido pasar por distintas posiciones muy enriquecedoras: desde técnico de producción de proyectos a director de una división productiva y jefe de un mercado. Ya antes de mi incorporación al Grupo, este ya tenía actividad nacional e internacional, aunque primaban todavía los trabajos en el área nacional. En estos más de 12 años, la palabra que creo que más podría describir al Grupo es la de “crecimiento”, ya que de ser una empresa cuya facturación no superaba los 10 millones de euros y un par de mercados internacionales, hemos llegado a facturar 77 millones de euros y tener presencia estable y continuada en más de 13 países en cuatro continentes.

En estos años, el Grupo no solo ha crecido en facturación, sino que hemos crecido en diversificación de mercados y productos, haciendo una apuesta importante por el fomento de la ingeniería española y la tecnología en todos los ámbitos en los que nos hemos movido, llegando incluso a desarrollar sistemas de software basados en inteligencia artificial e implantarlos en un país tan exigente tecnológicamente como es Alemania.

Durante mi experiencia en el Grupo, en los distintos cargos que he asumido, podemos identificar algunos puntos importantes en nuestra historia, que todo el que ha tenido relación con el Grupo y ha seguido su evolución seguro conocerá, como son la implantación de los Sistemas de Ayuda a la Decisión frente a Inundaciones en la cuenca del Ebro, y el desarrollo de metodologías y proyectos en el ámbito de los estudios frente a inundaciones, llegando incluso a desarrollar un modelo bidimensional de simulación específico para el cálculo de avenidas.

Otros hitos son nuestra salida al Mercado Alternativo Bursátil en 2015, el desarrollo de proyectos de construcción, instalación y mantenimiento de sistemas de abastecimiento de comunidades indígenas en la Amazonia peruana o la contratación de grandes proyectos de consultoría en Filipinas, así como la constante innovación e investigación en sistemas de software orientados a la gestión del agua haciendo uso de tecnologías de última generación.

  • "En 2030 ha de seguir vigente la visión de INCLAM de ser el referente cuando se quiere resolver un problema de gestión de agua"

P.- ¿Qué objetivos se marcó como director general del Grupo?

R.- Cuando uno tiene el honor de representar a un grupo como el Grupo INCLAM, y se plantea los objetivos que ha de cumplir como director general, surgen dos principales líneas de objetivos a los que se han de atender y compaginar: objetivos de negocio y objetivos personales, indicando que estos objetivos personales no son hacia mi persona, sino hacia todos los que hacen posible el Grupo INCLAM, desde clientes y trabajadores de la empresa, hasta los beneficiarios de los proyectos, tanto directos como indirectos.

Dentro de los objetivos personales, teniendo en cuenta la trayectoria del Grupo, es más un reto en el que he de conseguir al menos igualar el trato personal y humano que se ha dado durante más de 30 años a clientes y a nuestro equipo.

A nivel de objetivos de negocio, me centro en el crecimiento del Grupo y la consolidación de las actividades productivas y los mercados en los que trabajamos. En este punto, somos conscientes de que tenemos que buscar una cartera bien balanceada en todos los mercados y en todas las divisiones productivas, que nos permita hacer de nuestra gran diversificación una fortaleza, que no es más que aplicar los mecanismos que han funcionado bien en el Grupo y que nos permitieron superar con crecimiento positivo la época de crisis que sufrió España y el sector hace poco más de una década.

"Hemos llegado a facturar 77 millones de euros y tener presencia estable y continuada en más de 13 países en cuatro continentes"

El crecimiento en líneas productivas pasa por la potenciación y exportación de las actividades que desarrollamos en algún mercado hacia el resto de mercados donde dicha actividad no está tan presente, y la creación de nuevas líneas de negocio. Líneas en las que el Grupo ha venido invirtiendo en los últimos años y que han de tomar mucha más relevancia dentro de la cuenta de resultados en los años 2020 – 2025, como son las de productos tecnológicos o el desarrollo de proyectos de asociación público-privada en el sector del agua.

P.- En 2016, la compañía sale al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), y unos meses después ya son nominados por la Comisión Europea como mejor pyme española cotizada. ¿Cuál está siendo la experiencia hasta el momento?

R.- La experiencia MAB en todo su conjunto ha sido muy positiva, no solo por la nominación, que supone un reconocimiento al esfuerzo y trabajo, sino también por el proceso en sí mismo, desde nuestra incorporación hasta hoy en día. El camino ha sido y sigue siendo enriquecedor.

Desde que el Grupo INCLAM se planteó la posibilidad de buscar una alternativa de financiación que permitiese el desarrollo de sus planes de crecimiento, el MAB destacó como una buena opción para cumplir con los objetivos que nos marcamos durante el 2015.

La incorporación al MAB conllevó preparar y presentar una cantidad ingente de información del Grupo. Este ejercicio de transparencia fue un trabajo de muchos que sirvió para “ordenar la casa” y mejorar todos los procesos y mecanismos necesarios que redundaron en una mejor gestión y una mayor profesionalización. Sin duda, todo este trabajo merece la pena y te permite crecer de manera más ordenada, como hemos podido hacer nosotros.

Desde el Grupo INCLAM conocemos bien el potencial del MAB, que en España llegará al 100% cuando podamos equipararnos a los mercados small caps como el de Inglaterra y Francia, de forma que así se fomente el crecimiento de las PYMES, que son las empresas que atesoran el principal impulso del crecimiento de las economías mundiales.

P.- ¿Cuál es la posición del Grupo INCLAM en el mercado de la consultoría e ingeniería en el sector del agua?

R.- Creo que la posición del Grupo INCLAM en el sector del agua es muy privilegiada, ya que desde hace más de 30 años hemos tratado de ser los más solventes del sector. Hemos tratado de llevar nuestra visión, de ser el grupo referente cuando se quiere resolver un problema de gestión de agua, por delante en todo momento, y creo que lo hemos conseguido en numerosas ocasiones y con un gran número de clientes.

El sector del agua hoy en día es un sector donde un gran número de empresas quieren estar, ya que debido a las expectativas que nos ponen encima de la mesa las proyecciones de los modelos de cambio climático, todo el mundo considera que el del agua será de los sectores más demandados en un futuro cercano. Como todos los lectores de iAgua conocen, el sector del agua no es un sector al que se pueda llegar y, en un año, tener la capacidad para desarrollar ingeniería y consultoría de calidad, sino que necesita de una buena trayectoria en el sector para poder afrontar con garantía estos trabajos.

Gracias a los años de experiencia del Grupo, a la capacidad de los profesionales que lo conformamos y, por supuesto, a nuestros clientes, hemos podido atesorar toda esta experiencia, y hemos desarrollado numerosos trabajos de ingeniería y consultoría en los 5 continentes. Por ello, hoy en día pocas cosas nos sorprenden en el sector del agua, aunque alguna que otra vez nos volvemos a encontrar con sorpresas.

"Se está avanzando mucho en la reducción de la vulnerabilidad ante inundaciones, aunque falta mejorar la comunicación al ciudadano"

P.- INCLAM ha apoyado a diferentes Administraciones Públicas en el cumplimiento de diferentes directivas europeas. Comenzando por la más relevante, la Directiva Marco del Agua (DMA), ¿cuál es su visión sobre la utilidad y el proceso de implementación de esta normativa?

R.- La DMA nació con la vocación de garantizar la protección de las aguas y promover un uso sostenible que garantizase la disponibilidad del recurso a largo plazo, incorporando además la participación pública activa en el proceso de planificación. La presión por el uso del agua hace que en España exista una brecha importante entre la satisfacción de demandas y el cumplimiento de los objetivos ambientales. No obstante, los beneficios de la DMA en materia de protección de aguas son incuestionables. Como ejemplo, la demarcación del Ebro, que en la actualidad presenta más del 70% de las masas de agua en buen estado a pesar de sus condiciones de aridez.

Por otro lado, no podemos obviar que este objetivo ambicioso de protección ha podido albergar la esperanza de recuperar un equilibrio en algunos cursos de agua donde objetivos ambientales y objetivos socioeconómicos difícilmente van a converger. Es por este motivo que los objetivos ambientales en determinadas masas de agua debieran ser objeto de revisión. Por ejemplo, en tramos muy antropizados.

Transcurridos 18 años desde la adopción de la Directiva, con sus luces y sus sombras, se puede afirmar que su implantación en España se ha materializado en los 25 planes hidrológicos que cubren todo el territorio nacional. Conceptos como masas de agua, objetivos ambientales, presiones, programa de medidas, exenciones etc., ya forman parte del lenguaje cotidiano de la planificación. Además, el cambio cultural que ha incorporado la DMA en los patrones del manejo del agua está totalmente alineado con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible (Naciones Unidas, 2015).

"La transformación digital está cambiando la forma que tenemos de entender el mundo, y el sector del agua no es ajeno a esta situación"

Actualmente, la DMA está precisamente siendo objeto de un proceso de revisión, “Fitness check-DMA”, que culminará el 22 de diciembre de este año (2019). Algunos de los temas que se cuestionan son la fecha límite de 2027 para alcanzar los objetivos ambientales, el rol de los planes hidrológicos como herramientas de gestión, así como la duración del ciclo de gestión (6 años). Igualmente, se están sometiendo a revisión sus dos directivas “hijas”, la Directiva de Aguas Subterráneas y la Directiva de Normas de Calidad Ambiental, así como la Directiva de Inundaciones. En paralelo se está haciendo también una valoración de la Directiva 91/271 sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas.

Creo que también es interesante remarcar el impacto de la Directiva Europea de Inundaciones y el Real Decreto 903/2010. En gestión de riesgo por inundación llevamos trabajando desde el año 1988 con organismos de cuencas, protección civil y ordenación de territorio. Con la Dirección General del Agua desde el año 2006, e ininterrumpidamente trabajando sobre la Directiva de inundaciones. Vemos que gracias a esta nueva legislación y la normativa generada con ella se ha conseguido armar el sistema de gestión del riesgo desde todos los flancos, y se ha avanzado muchos en la coordinación de las administraciones y en las medidas de prevención.

Diálogo iAgua Magazine con Alfonso Andrés, director general de Grupo Inclam

P.- El gran tema de actualidad es el cambio climático y sus efectos en la gestión de los recursos hídricos, una de las grandes líneas de actividad del Grupo INCLAM. ¿Hemos avanzado en Europa en la prevención y control de los fenómenos meteorológicos extremos como, por ejemplo, las inundaciones?

R.- Sí. Solo el hecho de disponer de la información de los mapas de peligrosidad y riesgo por inundación ya fue un gran paso logrado gracias a los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación. En el caso particular de INCLAM, es una satisfacción para nosotros ver que en el momento de una emergencia se está trabajando con nuestras láminas. Ser útil es una gran recompensa.

Se está avanzando mucho en la reducción de la vulnerabilidad, aunque falta mejorar la comunicación hasta el ciudadano. En este aspecto, está resultando esencial la modificación del RDPH y su implicación en la ordenación del territorio.

"En gestión de riesgo por inundación llevamos trabajando desde 1988 con organismos de cuencas, protección civil y ordenación de territorio"

En cuanto a los sistemas de alerta temprana, INCLAM lleva casi dos décadas trabajando como desarrollador clave en el SAD del SAIH del Ebro para la explotación en emergencia de los embalses, para minimizar los efectos de las avenidas y mejorar la información. En esta vía queda mucho por hacer todavía.

Por último, es importante resaltar el papel de los servicios de emergencia en España: Protección Civil, UME, sanitarios, etc. Lo acabamos de ver varias veces durante este otoño y en sucesos muy graves. Queda mejorar, por supuesto. Siempre hace falta más conocimiento y medios, pero la Comisión Europea nos destaca en este punto y las DANA nos han dejado imágenes duras, pero de las que podemos agradecer el trabajo de estos equipos.

P.- La tecnología juega un papel fundamental en este progreso. ¿Cuál es la oferta del Grupo INCLAM en este sentido?

R.- La tecnología siempre ha formado parte del ADN del Grupo INCLAM. Desde nuestros inicios, los primeros trabajos de INCLAM ya estaban relacionados con la informática y el empleo de modelos de simulación para resolver problemas del sector del agua. Lo que ahora mismo no se puede concebir, en el año 86 en España no era para nada común, y a lo mejor el secreto del éxito del Grupo estuvo en el inicio. En este sentido, y para poder luchar contra las inundaciones, INCLAM desarrolló un sistema para la cuenca del Ebro que permitía conocer qué efectos podrían tener los eventos de inundaciones en la cuenca y cómo se podían tratar de reducir estos daños. Este sistema se implantó en 2001, comenzó a operar durante una inundación y, a partir de ese momento, se ha convertido en uno de los principales sistemas de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Por supuesto, el Grupo INCLAM siempre ha estado preocupado por mantenerlo actualizado y vigente.

En los últimos años, con el avance de las tecnologías de la información, INCLAM planteó evolucionar este sistema a un sistema denominado SUAT, conformando así un servicio SaaS (Software as a Service), que permite determinar los niveles de alerta por inundación a los que se enfrenta la población de una determinada cuenca o municipio. Este sistema, además de contar con todas las fuentes de predicción meteorológica que hoy día están disponibles, permite una gran flexibilidad en su implantación y aprovecha significativamente tanto la economía de escala como la rapidez de despliegue en nuevos territorios que proporcionan los servicios en la nube.

Finalmente, es importante indicar que, sin abandonar los métodos numéricos y el software de simulación, en la actualidad INCLAM sigue aportando innovación al sector del agua mediante la utilización de nuevas técnicas tecnológicas como los servicios en la nube, el internet de las cosas y la inteligencia artificial.

"Toda esta tecnología va a generar cambios dentro de la compañía y en los procesos de la compañía"

P.- En el caso concreto de España, en los últimos meses se han producido inundaciones que, además de poner en relieve la importancia de la voluntad política para afrontar los efectos del cambio climático, han puesto a prueba todos los modelos y cálculos realizados hasta entonces. ¿Cuál es vuestra experiencia al respecto?

R.- Efectivamente, en los últimos meses se han producido inundaciones que han generado grandes daños. Probablemente sea el segundo daño peor en los últimos 50 años. A nivel de inundaciones, es cierto que, aunque es necesario aumentar la inversión, existe voluntad política para afrontar esta problemática y se están desarrollando, como no podía ser de otra forma, los compromisos contraídos con Europa en esta materia.

Estas inundaciones, además de ser una llamada de atención a la realidad sobre la existencia de los efectos del cambio climático, nos han permitido comprobar la adecuación de las modelizaciones y cálculos realizados en los estudios que venimos desarrollando desde hace años. Es importante indicar que aunque los modelos siempre se calibran para poder confiar en los resultados que generan, esta calibración se complica para los caudales más grandes, ya que normalmente se cuenta con poca información de estos eventos.

De hecho, eventos como las DANA de este otoño o en San Wenceslao en el 2012, nos han permitido comprobar que los modelos y cálculos que desde el Grupo INCLAM se han hecho en estos territorios han representado la realidad de la forma más fiel en la que un modelo puede hacerlo.

Estos resultados que representan tan bien la realidad, para el Grupo INCLAM son la constatación de que la tecnología empleada (GUAD 2D), desarrollada por el Grupo, tanto como el equipo de trabajo que lo ha llevado a cabo, son un conjunto inmejorable, y recordemos que cuando hablamos de modelización, lo más importante en todo el proceso de cálculo de un modelo de simulación siempre es el técnico que modeliza el problema.

Un punto importante es haber trabajado a todas las escalas, desde la nacional hasta la municipal, y desde muchas perspectivas: emergencia, de gestión de riesgo integral, de ordenación territorial, ambiental o desde el punto de vista de las infraestructuras. Este hecho nos hace tener una capacidad de ofrecer una respuesta integrada.

P.- Además del agua, otro de los vectores fundamentales en el cambio climático es la energía. El sector del agua ha elevado su apuesta por la eficiencia como respuesta a los retos que plantea la gestión del agua en los próximos años. El desarrollo e implementación de la plataforma WatEner, ¿se han realizado en este sentido?

R.- Efectivamente, hoy en día la energía está en boca de todos los que hablan de cambio climático, ya sea como uno de los principales sectores que generan las emisiones de CO2, o bien como uno de los sectores que más puede aportar a los procesos de mitigación del cambio climático por el mismo efecto. En este sentido, además, el agua es uno de los recursos que más se ven afectados por los efectos del cambio climático, y la gestión correcta del agua puede ayudar en este punto.

WatEner, aun no siendo su único objetivo, permite mejorar el consumo de energía en la gestión del agua en las redes de abastecimiento, reduciendo significativamente la cantidad de energía necesaria para cumplir con el abastecimiento de una ciudad. Curiosamente, en la primera implantación de WatEner, en una ciudad alemana que se llama Karlsruhe, uno de los principales puntos positivos para implantarlo fue que podríamos ser capaces de reducir la huella de carbono de la operación diaria de un sistema de abastecimiento de 400.000 personas. Hoy en día no podemos pensar únicamente en la toma de decisiones contando el mejor rendimiento económico, como así nos lo ha demostrado Karlruhe. Aun así, si buscamos eficiencia, casi con total seguridad podremos aunar estos dos objetivos.

P.- Como estamos advirtiendo durante los últimos años, la transformación digital está cambiando la forma en cómo gestionamos los recursos hídricos generando nuevos modelos de negocio. ¿Cuáles son la visión y experiencia del Grupo INCLAM?

R.- La transformación digital está cambiando la forma que tenemos de entender el mundo y, por supuesto, el sector del agua no es ajeno a esta situación. Esta transformación digital nos permite hacer mucho más de lo que hace solo 5 años podríamos siquiera imaginar. Muchos de estos nuevos modelos de negocio son específicos del mundo del agua, como son los sistemas que permiten resolver problemas que antes resultaban prácticamente imposibles de abarcar, sin embargo, otros modelos de negocio son nuevos para el sector de los recursos hídricos, pero no para el resto de sectores, y el mundo de agua lo está absorbiendo con bastante celeridad.

Nosotros siempre hemos apostado por la modernización del sector del agua y hemos tratado de dotar al sector con tecnologías que, o bien eran de nueva creación, o bien eran la primera vez que se empleaban en el mundo del agua. Por poner un ejemplo, el primer LIDAR que se hizo en España para el sector del agua lo hicimos y promovimos nosotros hace ya casi 20 años. Lo empleamos en un estudio de inundación que fue absolutamente novedoso en su momento. Hoy nadie pone en duda la necesidad de cartografía LIDAR en el desarrollo de estudios de inundación. De igual forma, como pasó con el LIDAR, pasará con el uso del big data, la inteligencia artificial, el blockchain, el uso de la ciberseguridad o el empleo de nuevos materiales o nuevas formas de construcción en el mundo del agua.

Es por esta forma de pensar que tenemos en el Grupo, que aquel que conozca la tecnología, la promueva o la desarrolle, tendrá un punto a su favor a la hora de decantar a un cliente por una u otra empresa.

P.- Para concluir la entrevista, y hablando de futuro, ¿cuáles son los retos del Grupo INCLAM para la próxima década que entra? ¿Cuál le gustaría que fuera la posición del Grupo en 2030?

R.- Retos tenemos muchos, y objetivos todavía más, pero por resumir como gran reto para el Grupo INCLAM, queremos que nuestra tecnología sea la tecnología principal en la gestión del agua a nivel mundial y, por otro lado, tenemos el reto de desarrollar proyectos de asociación pública-privada en países emergentes.

En 2030, INCLAM tiene que seguir siendo un referente a nivel tecnológico, de ingeniería, consultoría y construcción del sector del agua. Como decía antes, en 2030 ha de seguir vigente la visión de INCLAM de ser el referente cuando se quiere resolver un problema de gestión de agua.

Cierto es que si hace 10 años, cuando estaba como jefe de proyecto, me dicen que la posición del Grupo iba a ser la que es hoy en día, no me lo habría creído, por lo que la posición dentro de 10 años del Grupo INCLAM será seguro una posición absolutamente envidiable.

Publicado en iAgua Magazine 25 - Diciembre 2019
iAgua Magazine 25