Connecting Waterpeople
CETA2020
Consulta el avance del programa y compra ya tu entrada con descuento.

Presa en explotación: normativas y prácticas en esta fase de la vida de la presa

3
217
  • Presa explotación: normativas y prácticas esta fase vida presa

Sobre la Entidad

Grupo INCLAM
Grupo internacional, dentro del Mercado Alternativo Bursátil, que se dedica al sector de la ingeniería del agua y el cambio climático. Gracias a su expansión dispone de delegaciones en Latinoamérica y Caribe, España, África Subsahariana y Asia.
· 217
3

En España tenemos 1230 grandes presas, según datos extraídos del Inventario de Presas Españolas del Ministerio de Transición Ecológica. Estas obras son la pieza clave de la regulación de recursos hídricos que necesitamos para afrontar el régimen hidrológico tan irregular que tiene nuestro país.

Cabe mencionar que la regulación natural de los ríos españoles, si no existieran las presas, sería menor del 10%, mientras que con las 1.230 presas mencionadas se elevaría a un valor próximo al 57%.

Esta infraestructura aporta una seguridad que lleva detrás un trabajo técnico importantísimo y muy riguroso; empezando con unos buenos proyectos, continuando con una construcción que integre las más seguras y modernas técnicas y finalizando con una explotación que garantice el correcto manejo de la infraestructura, la seguridad hidrológica y la adecuada conservación de sus elementos e instalaciones.

En España, la rotura de la presa de Tous ocurrida en el año 1982, marcó un hito decisivo en la gestión de seguridad de las presas

Esta última es la fase más larga de su vida y debe ser cuidada con gran esmero en el desarrollo de sus actividades.

Los trabajos que se requieren en la normativa vigente para esta tercera fase exigen seguir un programa de mantenimiento estricto y continuo, conociendo el comportamiento de la presa a partir de los datos que proporcionan los sensores de auscultación instalados en las mismas.

En España, la rotura de la presa de Tous ocurrida en el año 1982, marcó un hito decisivo en la gestión de seguridad de las presas. Desde este desgraciado episodio, se lanzaron varios programas de seguridad de presas e información hidrológica. Comenzó la implantación de los Sistemas Automáticos de Información Hidrológica (SAIH) en todas las Confederaciones y se dio un impulso importante a la hora de llevar a cabo una conservación y mantenimiento programado, sistemático y supervisado para estas infraestructuras.

La obligatoriedad de implantar las Normas de Explotación se ha establecido en toda la Reglamentación Técnica española de presas. Desde la original “Instrucción para el Proyecto, Construcción y Explotación de Grandes Presas” de 1967 hasta el actualmente vigente “Reglamento Técnico sobre Seguridad de Presas y Embalses” de 12 de marzo de 1996. El primer texto normativo está dirigido a presas de titularidad privada, compañías hidroeléctricas y el segundo a grandes presas de titularidad pública.

Estos textos requieren a los propietarios de las presas redactar y disponer operativos una serie de documentos que se centran en la seguridad de la presa: Documento XYZT, Archivo Técnico, Normas de Explotación, Planes de Emergencia, Revisiones de Seguridad, etc.

En numerosos artículos de los documentos reglamentarios anteriores se menciona la responsabilidad en primer lugar del Director de Obra durante la construcción de la presa y posteriormente, en la fase de explotación, operación, inspección, vigilancia, conservación y seguridad de las presas, la del Director de Explotación. En particular, la de mantener en condiciones de servicio los dispositivos de control, órganos de desagüe, accesos y comunicaciones, que permitan el desarrollo normal y seguro de las actividades de explotación de la presa.

El Director de Explotación cuenta con un equipo técnico de mantenimiento y conservación que realiza los trabajos previstos en las Normas incluyendo el mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo no solo del cuerpo de presa sino de todos los accesos, edificios, taludes, márgenes, instalaciones eléctricas, equipos de emergencia, alumbrado, tomas y equipos auxiliares, con especial vigilancia de los órganos de desagüe y del sistema de auscultación de la presa.

En el Director de Explotación recae la responsabilidad de la seguridad de la infraestructura, el manejo eficiente de sus recursos hídricos y la gestión medioambiental de sus aguas

Las Normas de Explotación de cada presa constituyen el soporte escrito de este programa de operación y mantenimiento, el cual es obligatorio tener redactado y posteriormente aprobado por la Dirección General del Agua del Ministerio responsable. La experiencia de INCLAM en la elaboración de los documentos de seguridad de presas es extensa, redactando un gran número de Normas de Explotación, Planes de Emergencia, Revisiones de Seguridad, Documento XYZT, tanto para Organismos públicos como Empresas privadas que son las propietarias de presas de regulación, hidroeléctricas o vinculadas con procesos industriales.

Así mismo, tenemos la Dirección de Explotación de presas de clientes privados, como la de Gaiá perteneciente a REPSOL situada en las cuencas internas de Cataluña, llevando a cabo las actividades de explotación de la presa que se recogen en sus Normas de Explotación. Éstas incluyen la gestión del Plan de Emergencia de la presa, donde se declaran los diferentes escenarios, según la gravedad de la situación analizada ante cualquiera de los efectos previstos en este documento, que pueda afectar a la seguridad de la presa.

En el Director de Explotación recae la responsabilidad de la seguridad de la infraestructura, el manejo eficiente de sus recursos hídricos y la gestión medioambiental de sus aguas. Es el responsable de gestionar tanto los aportes de agua de entrada a la presa como los caudales que se vierten aguas abajo de las mismas. Los desembalses a realizar en situaciones de avenida y los realizados por trabajos de mantenimiento periódico tienen que ser controlados para evitar los daños por inundaciones y también proteger tanto la fauna piscícola del embalse como la fauna que vive aguas abajo. En el caso de la presa de Gaiá si los recursos hidrológicos son suficientes, se realiza una medida medioambiental innovadora: la suelta anual de un caudal generador, que favorece la vida piscícola y de las especies y bosques de ribera en el tramo aguas abajo del río. Este episodio consiste en la suelta de un caudal importante durante un periodo prolongado de tiempo, alrededor de 24 h.

El Grupo INCLAM siempre ha optado por la digitalización de toda la información vinculada con los trabajos de explotación, mantenimiento y seguridad de las presas. Por eso disponemos de aplicaciones para gestionar los archivos técnicos de las presas, siendo esta herramienta una de las pioneras en este aspecto. Trabajamos con una plataforma propia de software libre para gestionar todas las operaciones de mantenimiento que se deben ejecutar sobre los diferentes elementos de la presa: órganos de desagüe, auscultación, equipos eléctricos, etc.

En 2006 llevamos a cabo, para la Dirección General del Agua, la actualización exhaustiva de toda los datos técnicos y administrativos que contendría el nuevo Inventario de Presas y Embalses Españolas elaborado por INCLAM, que renovaría la antigua publicación de 1991. Ya entonces desarrollamos la aplicación informática de consulta, que supuso el embrión del actual visor del que dispone el Ministerio de Transición Ecológica en su página web.

Disponemos de aplicaciones para gestionar los archivos técnicos de las presas, siendo esta herramienta una de las pioneras en este aspecto

Desde aquí se proporciona la información precisa de la ubicación y principales características de las presas, así como estadísticas relacionadas con la distribución de las mismas en función de su tipología, de su altura, del número de presas, etc.

Hoy en día la explotación de presas tiene mecanismos, como el SUAT, que permiten conocer con antelación las situaciones de emergencia como avenidas y precipitaciones extremas. INCLAM es pionera en la aplicación de Sistemas de Alerta Temprana, que integran las Normas de Explotación de las presas para la correcta gestión de avenidas, con la definición de las reglas de vertido en función de la estación del año en la que nos encontramos. No en vano, llevamos casi dos décadas trabajando como desarrollador clave en el SAD del SAIH del Ebro para la definición de maniobras de explotación de los embalses y minimizar los efectos de las avenidas.

Herramientas como son los modelos de predicción meteorológica, que cobran ahora mayor relevancia si cabe, debido a las situaciones extremas derivadas del cambio climático, facilitan la gestión del embalse, minimizando daños aguas abajo y maximizando el almacenamiento de agua hasta con 72 h de antelación. Un tiempo que se ha demostrado muy valioso para poder avisar a la población situada aguas abajo de la infraestructura hidráulica.

Y no olvidemos la automatización de las lecturas de los sensores de auscultación instalados en el cuerpo de presa, estribos o taludes, que permiten al Director de Explotación tener información del comportamiento de la presa y, en caso necesario, aplicar soluciones para gestionar posibles eventos de riesgo.

La explotación, operación y mantenimiento de las presas engloba unas tareas multidisciplinares complejas, que recopiladas en las Normas de Explotación deben desembocar en la completa funcionalidad de estas infraestructuras para el conjunto de la sociedad.

La redacción recomienda

22/12/2019 · Gestión del Agua · 119 2

Diálogo iAgua Magazine con Alfonso Andrés, director general de Grupo Inclam

14/11/2019 · Digitalización · 81 1

"Toda esta tecnología va a generar cambios dentro de la compañía y en los procesos de la compañía"

13/11/2019 · Abastecimiento · 175 1

Diseño y Construcción del 2º depósito de agua, de acero vitrificado, más grande de Honduras