Bruselas admite la queja de WWF contra el dragado del Guadalquivir

65
0
65

(WWF) La Comisión Europea acaba de aceptar a trámite una queja presentada este mes por WWF ante la grave amenaza que supone el dragado de profundización del Guadalquivir para el Parque Nacional de Doñana y otros espacios de la red Natura 2000. La Unidad de Infracciones de la CE también evaluará la mala aplicación de la normativa de evaluación de impacto ambiental.

WWF España ha sido informada hoy por la Comisión Europea de que ha sido admitida a trámite su queja contra el dragado de ensanche y profundización del estuario del río Guadalquivir, que la Autoridad Portuaria de Sevilla pretende llevar a cabo dentro del proyecto «actuaciones de mejora en accesos marítimos al puerto de Sevilla».

Hay que recordar que, en octubre de 2011, el entonces MARM envió una carta a la Autoridad Portuaria en la que desautorizaba el proyecto y exigía el cumplimiento del dictamen de la Comisión Científica del Guadalquivir, tras lo cual debería volver a pasar una declaración de impacto ambiental para determinar su viabilidad. Sin embargo, este mes los medios comunicaron la noticia de que la Autoridad Portuaria pretende su inminente ejecución por contar con financiación europea – Fondos FEDER.

WWF considera que la obra no puede llevarse a cabo, ya que vulnera claramente varias directivas europeas. La posible concesión de financiación europea no cambia esta situación, por lo que WWF España decidió presentar la queja ante la Comisión Europea y su Unidad de Infracciones.

Desde que se propuso inicialmente el proyecto, WWF España viene alertando de los graves riesgos que un dragado de profundización conllevaría para el Parque Nacional de Doñana, el Parque Natural de Doñana, el Brazo del Este o el propio estuario, todos protegidos por la normativa española y por la Directiva Hábitats e incluidos en la Red Natura 2000. Estos peligros han sido confirmados posteriormente por el Dictamen de la Comisión Científica para el Estudio de las Afecciones del Dragado del Río Guadalquivir, que declara la no viabilidad ambiental de la citada actuación. Además, el Informe elaborado por la Misión Internacional conjunta del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO, la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Secretaría del Convenio Ramsar, que tuvo lugar en enero de 2011, también rechazan el dragado del Guadalquivir.

Asimismo, WWF ha denunciado en Bruselas la posible vulneración de la Directiva de evaluación de impacto ambiental, ya que el proyecto carece de resolución de autorización, donde consten contenido y condiciones del citado dragado para evitar el daño ambiental en Doñana, espacio protegido de valor internacional.

“Es un proyecto inaceptable hoy en día y Doñana, y todo el estuario de Guadalquivir, están amenazados por la obstinación de la Autoridad Portuaria de Sevilla”, ha manifestado Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España. Y añade: “Los científicos, los organismos internacionales, la Junta de Andalucía y el propio M inisterio han dejado claro que el dragado no se puede hacer y ahora la Unión Europea investiga las irregularidades que rodean a este proyecto”.

Comentarios