Las organizaciones ecologistas desconfían de la correcta aplicación del nuevo Plan Hidrológico del Guadiana

72
0
72

(WWF) Las organizaciones ecologistas WWF, SEO/BirdLife y Ecologistas en Acción han solicitado a la Confederación Hidrográfica del Guadiana que cumpla los requisitos que exige la Directiva Marco del Agua (DMA) de alcanzar el buen estado ecológico de las masas de agua. Por ello, en sus alegaciones al Plan han destacado que no se justifican las excepciones al cumplimiento de la normativa europea. También han denunciado que no se identifican los objetivos de conservación de ríos y humedales de la Red Natura 2000 y los Espacios Naturales Protegidos, como Las Tablas de Daimiel, lo que imposibilita establecer medidas y los aportes de agua necesarios que garanticen su buen estado de conservación.

Asimismo, las organizaciones han destacado la falta de interés de las comunidades autónomas en cumplir con sus competencias de conservación de humedales y Red Natura 2000, y en apoyar que el Plan facilite la necesaria reestructuración agraria que disminuya la contaminación y el consumo de agua del regadío, y que se enfoque hacia un desarrollo rural sostenible que compagine el uso de los recursos hídricos con la consecución del buen estado ecológico.

En relación con los acuíferos de La Mancha, las organizaciones ecologistas se felicitan por la propuesta de declaración de sobreexplotación de los acuíferos del Alto Guadiana y las asignaciones al regadío que propone el Plan para la consecución del buen estado cuanto antes. Sin embargo ven con preocupación la actitud al respecto de Castilla-La Mancha, que exige mantener la dotación para regadíos en 200 hm3 anuales en vez de bajar a los 130 Hm3 anuales de media que el Plan propone como extracciones máximas. Esta propuesta es claramente imprudente, pues impide afrontar los periodos de sequía sin que se produzcan fuertes descensos de nivel y no permite que se recuperen los acuíferos sobreexplotados. 

El Plan, además, pospone el alcanzar el buen estado de los acuíferos hasta 2027, máximo plazo contemplado por la normativa europea. Las ONG defienden que la única justificación para ese aplazamiento es la falta de voluntad de cumplir con el régimen de extracciones necesario, y que tras el reciente ascenso de los niveles de agua, el Gobierno de España va a tener muy difícil justificar el aplazamiento. La actual situación de recuperación de niveles de agua debida a las lluvias de 2010-2011, es una coyuntura única que ofrece la posibilidad de conseguir cuanto antes una situación de equilibrio entre las extracciones y la recarga anual, aplicando la disminución de las extracciones que establece el Plan.

Tras haber formalizado sus alegaciones por escrito, las organizaciones pedirán ahora una reunión a la Confederación Hidrográfica del Guadiana en la que obtener aclaraciones sobre su postura en relación con la conservación de la biodiversidad ligada al agua y los humedales, que son su competencia en cuanto a garantizar un adecuado régimen de caudales de agua para los espacios protegidos por la DMA. 

Comentarios