Connecting Waterpeople

"La Ley de Aguas de Andalucía ha sido un revulsivo para la modernización de la gestión del agua"

2
480
  • " Ley Aguas Andalucía ha sido revulsivo modernización gestión agua"
    José Fiscal, Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Andalucía.

Sobre la Entidad

H2orizon
H2Orizon es un salón sobre tecnología y control medioambiental del agua, y sus aplicaciones en ámbitos tales como la agricultura, la industria y el suministro urbano.
· 480
2

Personalidades

H2Orizon es el primer salón sobre tecnología y control medioambiental del agua y tendrá lugar del 19 al 21 de septiembre en el Palacio de Exposiciones y Congresos de FIBES, en Sevilla. que engloba también sus aplicaciones a ámbitos tales como la agricultura, la industria y el suministro urbano. Centrado en la gestión eficiente del agua en el mundo digital. Para saber más acerca de este salón, hablamos con José Fiscal, Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Andalucía.

Pregunta: H2Orizon, el Salón de Innovación y Tecnología del Agua, celebra su primera edición en Andalucía, ¿qué supone esta elección para la región?

Respuesta: Para nosotros es un honor que un evento de estas características elija Andalucía en su primera edición. En las regiones mediterráneas, que somos las que hemos sufrido históricamente la falta de agua, siempre ha existido un amplio consenso acerca de la necesidad de abogar por la innovación  y las nuevas tecnologías para hacer posible una gestión eficiente y moderna del recurso. Son medidas que permiten a los gestores, bien sean administraciones públicas o empresas, impulsar  actuaciones con menores costes económicos, ambientales y sociales.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio siempre ha apostado por el I+d+i vinculada a nuestras políticas hidráulicas. Por ejemplo, puedo destacar la labor desde hace más de 25 años viene impulsando la Junta de Andalucía en esta línea: El CENTA, el Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua, que constituye todo un referente internacional. H2Orizon, por tanto, servirá para poner todo esto de relieve. Estudiar conjuntamente la situación de este recurso, desde una perspectiva europea, estatal y autonómica, buscar soluciones a los problemas que implica la gestión hidráulica, así como conocer las oportunidades que nacen de ella.

"La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio siempre ha apostado por el I+d+i vinculada a nuestras políticas hidráulicas"

P.- Respecto a la gestión del agua en Andalucía, ¿cuáles son sus pilares básicos?     

R.- Desde hace más de una década, Andalucía desarrolla políticas de agua propias, articuladas en base a principios de sostenibilidad, calidad, garantía de abastecimiento y respeto al medio ambiente, con competencias plenas en la gestión del agua y el dominio público hidráulico. Todo ello en un contexto hídrico cuyos rasgos más definitorios son las cíclicas sequías y una notable irregularidad en la distribución interanual del las precipitaciones. Y ahora, además, sufriendo las consecuencias palpables del cambio global.

La Ley de Aguas de Andalucía ha supuesto un revulsivo para la modernización de la gestión del recurso, la mejora del estado de las masas acuáticas y la generación de riqueza para el territorio. Esta norma marca los pilares básicos sobre los que se sustentan nuestras políticas en este ámbito: el agua como recurso generador de derechos, su titularidad pública, el esfuerzo inversor y la necesidad de transparencia y participación.

P.- Recientemente se ha puesto en marcha una regulación sobre del Ciclo del Agua de Uso Urbano que situará a Andalucía a la vanguardia de las regiones españolas y europeas en esta materia. ¿Qué medidas se llevarán a cabo para el cumplimiento de dicho Reglamento?

R.- Andalucía fue la primera comunidad autónoma que dispuso de una norma reguladora de las relaciones entre las entidades suministradoras y los usuarios finales del agua.  El profundo cambio de enfoque que ha supuesto la aplicación de Ley de Aguas de Andalucía de 2010 y la necesidad de reconocer expresamente el agua como un derecho humano, así como de regular los instrumentos que garanticen la prestación de estos servicios a los colectivos en situación de vulnerabilidad, nos hizo ver la idoneidad de modificar y ampliar el reglamento vigente en esta materia.

Nuestro departamento trabaja en estos momentos en un borrador de un nuevo Reglamento del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano. El borrador se ha sometido al pertinente período de consulta pública, ha recibido las aportaciones de los agentes sociales implicados y el sector y continuamos trabajando de forma participativa a través de la realización de una serie de talleres temáticos vinculados a la nueva normativa para asegurarnos de que sea un reglamento emanado del consenso y plenamente garantista.

"El Gobierno andaluz quiere avanzar hacia una economía circular del agua plena"

Desde el Gobierno andaluz estamos convencidos de la necesidad y oportunidad de regular el derecho humano al agua para toda la ciudadanía andaluza en el nuevo Reglamento y, de la mano de esta medida, el establecimiento de un mínimo vital que permita de forma accesible y asequible cubrir las necesidades básicas. Asimismo, es preciso que la regulación de los cortes de suministro por impago prevea las situaciones de vulnerabilidad como excepciones de la norma.

Ya se ha llegado a un consenso sobre la cifra de este mínimo vital, que tras distintas consultas, reuniones y debates se fijará en cien litros por persona y día. Siempre hemos sido conscientes de que debemos garantizar que todos los ciudadanos tengan aseguradas la mismas condiciones en la prestación de estos servicios, independientemente del tamaño o lugar de la población en la que se encuentren. También hemos trabajado para regular los recursos disponibles para los diferentes sectores económicos, siempre en equilibrio con el mantenimiento de nuestros ecosistemas y la protección de nuestro patrimonio natural.

De esta forma situaremos a Andalucía como referente de la regulación del sector en toda España. A nivel autonómico, por ejemplo, sólo Aragón, Castilla la Mancha y Cataluña tienen una regulación similar, aunque en mi opinión menos profunda y detallada.

P.- Conseguir que la ciudadanía participe en la gestión del agua es uno de los principales objetivos de la nueva política impulsada por la Directiva Marco de Agua europea. ¿Qué medidas impulsan desde la Consejería en este sentido?

R.- La participación pública es uno de los pilares fundamentales de la gobernanza. Se ha de considerar como un deber, ya que aumenta la calidad de la toma de decisiones, y una oportunidad, ya que permite una gestión hídrica más eficiente y sostenible que integra los aspectos ambientales y sociales.

Como en las otras comunidades autónomas, conviven en Andalucía diferentes administraciones en la gestión del agua  y un variado número de usuarios, por lo que debemos ser un ejemplo de coordinación, colaboración y lealtad institucional con el objeto de prestar el mejor servicio a los ciudadanos.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, donde actualmente residen las competencias autonómicas en materia de agua, realiza la gestión directa de tres Demarcaciones Hidrográficas: Cuencas Mediterráneas Andaluzas, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras. Todas ellas muy diversas entre si en aspectos geográficos, territoriales, ambientales, económicos e hidrológicos.

"La participación pública es uno de los pilares fundamentales de la gobernanza"

La planificación hidrográfica vigente, con un horizonte temporal hasta 2021, permite avanzar con los proyectos para mejorar los recursos hídricos disponibles, racionalizar su consumo y ajustarlos a las futuras demandas. Los documentos de planificación han sido elaborados tras un proceso de consulta y participación pública en el que se han recibido un total de 505 alegaciones de entidades públicas y privadas, regantes y organizaciones sociales, empresariales y sindicales. El 78% de estas aportaciones ha sido incorporado a estos planes. Con esto podemos comprobar el nivel altísimo de implicación del Gobierno andaluz en garantizar mecanismos de participación.

Como ya he expuesto, la gestión del agua afecta a intereses sociales y económicos muy diversos: abastecimiento de poblaciones, saneamiento y depuración, regadío, actividades económicas, industriales, etc. Y a su vez, el suministro del agua depende en gran medida de la preservación del buen estado de los ecosistemas acuáticos. La complejidad que se deriva de esta dimensión múltiple del agua ha traído como consecuencia que la gestión tradicional se haya tenido forzosamente que adaptar y abrirse a todos estos agentes implicados para ser más eficiente, dinámica, transparente y generadora de consenso.

Abrir la gestión, informar al conjunto de los usuarios, canalizar sus aportaciones, alegaciones y propuestas, supone un reto especial para los que gestionamos esas cuencas, puesto que existe una gran diversidad y hetereogeneidad de problemas concentrados en un pequeño territorio con una riqueza natural de especial relevancia.

P.- Desde la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ¿cuáles son las expectativas del salón H2Orizon?

R.- La gestión de todos los aspectos a los que me he referido nos exige a las administraciones públicas, a los empresarios y a los usuarios, disponer de información y datos para la toma de decisiones y la asignación de recursos. De ahí la importancia de la celebración de foros específicos como H2Orizon, que nos permiten poner en común diferentes visiones, recabar conocimientos, ser transparentes y, con todo ello, alcanzar mayores niveles de gobernanza ambiental y prosperidad socioeconómica.

Sobre todo en una comunidad autónoma como Andalucía, en la que se viene trabajando en los últimos años en un cambio de modelo. El Gobierno andaluz quiere avanzar hacia una economía circular del agua plena. Para ello, es evidente que será necesario impulsar nueva normativa, y ya estamos en ello como he explicado.  Serán necesarias nuevas tecnologías, nuevos modelos y servicios empresariales, así como un cambio integral en los patrones de comportamiento tanto de los productores como de los consumidores.  Por eso, nos interesa especialmente conocer los avances en desarrollo de tecnologías de regeneración, reutilización, etc.