Connecting Waterpeople
Contenido premium

Alfonso Corbalán: “La transformación digital no es una opción, es un deber”

Alfonso Corbalán acepta en 2014 la responsabilidad de dirigir Hidroconta, una empresa familiar dedicada a la medición de agua con un recorrido de casi tres décadas en el regadío. Su indiscutible liderazgo y apuesta por la transformación digital han llevado a la compañía a posicionarse como referente en español en la smart metering del agua urbana y a ampliar su presencia a los cinco continentes.

Entrevistamos a Corbalán en las renovadas oficinas de Hidroconta, donde hemos podido comprobar que contagia pasión por lo que hace y mira al futuro con optimismo: “Tenemos por delante unos años apasionantes, en los que vamos a vivir una eclosión de la digitalización”. Para ello, se ha rodeado de talento joven con mucha experiencia: “Es probablemente de lo que más orgulloso me siento”.

Publicado en iAgua Magazine 31 - Noviembre 2020
iAgua Magazine 31

iAgua Magazine es la revista de los protagonistas del agua y, en este sentido, nos gustaría conocer su trayectoria hasta llegar a la dirección general de Hidroconta.

Desarrollé gran parte de mi carrera profesional en una multinacional suiza de la alimentación. Allí estuve once años trabajando con responsabilidades en marketing. Fue un gran aprendizaje, es un sitio donde forman muy bien a los profesionales.

Hidroconta es una empresa de capital 100% español fundada por mi familia. Llegó un momento en el que me propusieron incorporarme al proyecto y poder liderar la transformación hacia la Hidroconta que tenemos en la actualidad.

Hidroconta es una marca reconocida tras 37 años de actividad. ¿Cuáles han sido los principales hitos en estas casi cuatro décadas?

Ha habido muchos hitos importantes, pero si tuviera que destacar alguno, hablaría de tres que nos han cambiado la trayectoria de la compañía.

El primero es la apuesta por la innovación, por la tecnología y por la digitalización. Este primer punto es fundamental, es lo que nos está permitiendo acceder a otros mercados.

Venimos de trabajar en agricultura y, gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías, hemos entrado en el mercado del agua urbana

El segundo hito es la internacionalización. Hidroconta hace seis años no exportaba, y hoy más del 70% de nuestras ventas van a mercados extranjeros.

Por último, el tercer hito es la diversificación. Gracias a esta apuesta por la tecnología y por la innovación, y a esta internacionalización, hemos abierto el ámbito de actuación. Venimos principalmente de trabajar en agricultura y en regadío y, gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías, hemos entrado en el mercado del agua urbana.

¿Cuáles son las principales cifras de la compañía a día de hoy?

Más que entrar en cifras, me gustaría hablar del importante crecimiento que estamos teniendo, que nos sitúa y nos permite competir en el panorama español. Hemos pasado de quince trabajadores a setenta en el plazo de cinco o seis años. En este sentido, también hay que destacar que el 15% de lo que facturamos lo estamos reinvirtiendo en tecnología.

Somos una empresa pequeña que hace cosas grandes. No tenemos la dimensión que tienen algunos de nuestros competidores, pero sí estamos haciendo una apuesta importante en cuanto a tecnología.

En el tiempo en que vivimos toca hacer la pregunta obligada: ¿Cómo han vivido y están viviendo la pandemia provocada por el coronavirus?

Con la típica preocupación que nos lleva a vivir esta situación. Sin embargo, nosotros nos dedicamos al sector del agua y se sigue consumiendo agua, sigue habiendo riego en la agricultura, sigue bebiéndose agua en las ciudades y sigue habiendo consumo industrial.

Puede que tal vez se hayan ralentizado algunas de las inversiones previstas en este sentido, pero creemos que esta pandemia, tal vez no a corto plazo, pero sí a medio plazo, va a ayudar a que se siga, o que incluso se incremente, la velocidad con la que algunas empresas están haciendo su apuesta por la digitalización del agua. La gente entiende que esto va a producir un cambio y que las inversiones se van a acelerar para abordar la digitalización del agua y, en concreto, la parte que más nos toca a nosotros, la smart metering.

Desde su posición ¿cómo esperan que evolucione la inversión para mejorar la gestión de los recursos hídricos?

Creo que la inversión se puede haber ralentizado un poco, pero en Hidroconta estamos teniendo más consultas y más proyectos. Realmente la gente está concienciada en que no tiene sentido no digitalizarse; es decir, la transformación digital no es una opción, es un deber.

Desde las entidades gestoras de agua, la agricultura y otros ámbitos, cada vez se está pidiendo una mayor digitalización y, en este sentido, los proveedores de servicio tenemos que ir por delante. En Hidroconta lo estamos haciendo, sin ninguna duda.

En este sentido, ¿qué papel creéis que van a tener y qué papel esperáis que tengan las inversiones del Fondo Europeo de Reconstrucción en relación con el agua?

Una cosa es lo que creemos y otra cosa es lo que esperamos. España, en el ámbito del agua, es un sector realmente muy conocido fuera de sus fronteras. Cuando vas con Marca España en agua a mercados extranjeros, la gente reconoce la labor que aquí se ha realizado. En Murcia, donde nosotros estamos, conocemos muy bien el valor del agua.

No tenemos la dimensión que tienen algunos de nuestros competidores, pero estamos haciendo una apuesta importante en cuanto a tecnología

El agua es una infraestructura crítica, y por tanto, debe recibir las inversiones que requiere. Probablemente, en estos últimos años el sector ha estado infradotado, y realmente no se ha destinado toda la inversión que se requiere para mantener y modernizar estas infraestructuras. Esperamos que dentro de este Fondo Europeo de Reconstrucción se siga impulsando, pero también es muy importante que desde el sector sigamos innovando y sigamos aportando tecnología. Esperamos que una parte importante de este fondo llegue al sector y se puedan acometer las inversiones necesarias.

Uno de los principales mensajes de Hidroconta es su apuesta por la I+D+i. ¿Nos puede concretar en qué consiste?

Nosotros somos fabricantes de contadores. Es nuestro negocio principal de hace muchos años, vendemos muchos de ellos cada año, y hoy en día gran parte de ellos siguen siendo analógicos, es decir, no comunican. Pero estamos convencidos de que, en un futuro cercano, no sabemos si será dentro de tres, cinco o diez años, todos nuestros contadores saldrán con comunicación equipada e incluida dentro del equipo. Esto es lo que realmente creemos que a nivel de innovación va a cambiar radicalmente el sector. Las empresas que no han apostado por digitalizar su producto, como en nuestro caso son los contadores, probablemente dentro de cinco años lo van a tener mal.

Hidroconta hace seis años que ya empezó un proyecto importante de telelectura y telecontrol aplicando su propia tecnología. Hoy podemos decir orgullosos que vamos a hacer proyectos muy relevantes que nos permiten tener una presencia internacional, habiendo innovado y cambiado nuestro portfolio a proyectos inteligentes, a smart metering, y que nos permiten diversificar, entrar en otros sectores. Por todo ello, sin duda, es fundamental el papel que la innovación ha jugado, aplicado en nuestro caso a la digitalización.

  • "Esta pandemia va a ayudar a que se siga o incremente la velocidad con la que las empresas están haciendo su apuesta por la digitalización"
  • "Desde las entidades cada vez se está pidiendo una mayor digitalización, y los proveedores de servicio tenemos que ir por delante"

Para llevar a cabo una política de I+D+i intensiva es necesario pujar por el talento. ¿Qué nos puede decir del equipo humano que dirige?

Es probablemente de lo que más orgulloso me siento. Como decía anteriormente, hemos crecido y hemos incorporado mucho talento en los últimos años. Por suerte, he podido incorporar a la gente que más nos ha interesado y más nos ha convencido. Buscamos gente que tuviera pasión, ilusión por lo que hace, y que conjugara eso con talento y con conocimiento del sector. Al fin, encontramos mucha gente joven con mucha experiencia y sobre todo con pasión, con ilusión, y que le gusta lo que hacemos.

La digitalización es uno de los grandes campos por avanzar en la gestión del agua, como pudimos comprobar hace unas semanas en Smart Water Summit. Desde su punto de vista, ¿cuáles son los retos más relevantes en este sentido?

Durante el Smart Water Summit se abordaron muchos de ellos: la smart metering, la ciberseguridad, las comunicaciones…

En Hidroconta, cuando planteamos un proyecto de telelectura, lo primero que preguntamos es: "¿Para qué quiere usted hacer una telelectura?”, y lo segundo es “y una vez que ha hecho la telelectura, ¿qué va a hacer con esos datos?”.

Hemos visto que en un proyecto con apenas mil contadores te puedes encontrar con más de un millón de datos al mes. Las empresas no estamos acostumbradas a manejar ese volumen de información, y ahí es fundamental saber apoyarte en herramientas que te ayuden a procesar, a entender y a meditar esos datos.

Los retos van desde la recogida de la información, con todos los sensores que están en campo, hasta el envío de dicha información con las comunicaciones adecuadas. Estamos viviendo una batalla apasionante sobre cuál va a ser la tecnología que se va a imponer a la hora del Internet de las Cosas, con tecnologías como Narrowband, LoRaWAN, Sigfox, etc.

Otro reto consiste en cómo vamos a asegurar esa información y, una vez que tenemos esa información, cómo vamos a procesarla para usarla en la toma correcta de decisiones.

Estos son los puntos clave en la parte que nos afecta a la digitalización del agua.

Los ciudadanos están demandando servicios más digitalizados, especialmente durante los últimos meses. ¿Cómo contribuye Hidroconta a cumplir esta demanda?

Este es un ejemplo simple: hemos desarrollado una app, una aplicación móvil con la que puedo ver la lectura del contador de mi casa habitual, la de mi segunda residencia, o donde sea que esté el contador. Yo esto se lo he enseñado a amigos míos y me han dicho: "¿Me lo puedes poner en mi casa?"

Estamos en España, un país avanzado, donde tenemos un alto grado de tecnología, y parece mentira que no tengamos una app así.

En España, según los datos de AEAS, solo un 15% de los usuarios dispone de telelectura en sus contadores. Fuera de España estos niveles son ínfimos. Por tanto, esto es el futuro, poder tener esto a mano y ver tu consumo.

Esperamos que una parte importante del Fondo Europeo de Reconstrucción llegue al sector y se puedan acometer las inversiones necesarias

Con la telelectura nos estamos encontrando un montón de segundos usos con respecto al agua. Me gustó el ejemplo que puso Francisco Gutiérrez, Concejal de Roquetas de Mar, en Smart Water Summit: es la única forma que tenemos de tener un padrón en tiempo real, de saber cuánta gente hay en la ciudad. En una ciudad de segunda residencia, como es Roquetas, donde llega el fin de semana o el verano y no sabemos cuánta gente hay, la única manera de saberlo es a través del consumo de agua potable.

Además, tenemos otros usos, como el control del problema de la ocupación o para temas relacionados con la dependencia. Tenemos un familiar mayor que vive solo, y mediante una variación de su consumo podemos ver que algo está pasando. Y esta es una información que tenemos cada día, o cada hora.

Durante la pandemia, hemos visto ejemplos con aplicaciones reales de empresas como Idrica o Suez, que han desarrollado herramientas para monitorizar los niveles de la COVID a partir del análisis de las aguas de la ciudad.

Tener información del consumo de agua nos da una cantidad de variables que no responde únicamente a una cuestión de facturar.

El agua es transformadora de los servicios urbanos y realmente nos puede dar una envergadura muy importante. Hay un universo que es saber el consumo y facturar, eso lo primero. Pero además de esto, tenemos una cantidad de aplicaciones asociadas como identificar fugas, roturas y fraudes. Puedes saber qué está pasando en tu red y solo se consigue con telecontrol.

Y todo esto se puede aplicar al agua potable. En España, entre el 70% y el 80% del agua va a destinada a la agricultura, con un uso menor de telelectura o telecontrol, por lo tanto, las posibilidades que hay son salvajes.

Siempre me gusta decir que tenemos por delante unos años apasionantes, en los que vamos a vivir una eclosión de la digitalización, y el que no se adapte estos años, no sé cómo lo va a afrontar. Hidroconta en este mismo año está creciendo un 10%, en tiempos de coronavirus, complicados. Pero lo que estamos viviendo, con un crecimiento igual no tan elevado como otros años, pero cubriendo otros sectores, está más que bien.

¿Cuál cree que va a ser el papel de Hidroconta en la digitalización del sector?

Somos una empresa con un gran recorrido por delante, pero estamos intentando hacer proyectos muy interesantes. Qué voy a decir yo, los que al final hablan son nuestros clientes. Estamos desarrollando proyectos con Global Omnium e Idrica, ACCIONA o Suez, que son empresas muy importantes.

Creo que hemos llegado en el momento adecuado, al sitio adecuado y con la tecnología adecuada. En España, en el metering de aguas, hay muchas empresas que operan aquí y a las que tengo mucho respeto, pero no hay ni una con capital 100% nacional que esté trabajando en el metering en España. Somos la apuesta española. Me gustaría creer que, con nuestra tecnología, desarrollada en su totalidad aquí, somos capaces de dar respuesta a algunos de los retos que nos plantea el sector.

Voy a poner un ejemplo al hilo de la internacionalización: estamos suministrando contadores en Hanoi, la capital de Vietnam. Solo Hanoi tiene diez millones de habitantes. Cuando vieron nuestra tecnología alucinaron, nos preguntaban “¿Se puede hacer todo esto?” En una ciudad con diez millones de usuarios, que la tecnología que se esté utilizando, sea española, nos hace pensar que realmente esto ha cambiado, que nosotros hemos sabido anticipar este cambio y eso nos está dando oportunidades que probablemente no tendríamos si el sector no se hubiera digitalizado.

Esperamos que una parte importante del Fondo Europeo de Reconstrucción llegue al sector y se puedan acometer las inversiones necesarias

Realmente esto se ha evolucionado mucho, y haber apostado por tecnologías, por la innovación, por contadores con comunicación, por módulos de comunicación, por data loggers, por telecontrol, por telelectura, nos está permitiendo abordar proyectos de envergadura de manera integral, a los que probablemente antes no éramos capaces de llegar.

Otra de las grandes áreas de trabajo de Hidroconta es la agricultura. ¿Cómo ve la evolución de en la gestión del agua en los últimos años?

Nosotros estamos en Murcia, y esto ha marcado nuestro devenir. Aquí la agricultura es muy importante. Créeme si te digo que se ha invertido mucho en tecnología, ya no solo en agua, sino aplicada a toda la agricultura.

Hace poco leí un artículo que hacía referencia a que en una lechuga hay tanta tecnología como en un iPhone. Se ha transformado lo que antes consistía en la siembra, la recogida de lo que daba la tierra y la venta en un mercado, a vender el producto en una bolsa envasada para que te aguante casi un mes. La Región de Murcia es productora del 35% de las frutas y verduras que se consumen en toda España. Es un sector que mueve cerca de 3.000 millones de euros, que es muchísimo dinero y es muy importante para una economía como la de la Región. Y siempre ha invertido mucho en tecnología también. A pesar de ello, se debe seguir invirtiendo y controlando más los recursos que utiliza, como el agua.

Esta gestión está siendo referencia internacional en muchos países. Otra de las apuestas de Hidroconta, que se traduce de las entrevistas como esta, y en las participaciones en eventos y otros contenidos, es la internacionalización. ¿En qué países está presente y cuáles son las áreas geográficas preferentes para crecer?

Estamos presentes de manera activa en alrededor de veinticinco países. De hecho, tenemos presencia en todos los continentes excepto Australia. Estados Unidos, América Latina, Europa… En África tenemos una filial en nuestro país de referencia, Marruecos. Oriente Medio es muy relevante para nosotros: Egipto, Arabia y países limítrofes. Además, estamos empezando a abrir mercado en el sureste asiático y vamos a más.

Estamos convencidos de que en un futuro, todos nuestros contadores saldrán con comunicación equipada e incluida dentro del equipo

Gracias a tener un negocio tan diversificado y no tener ningún tipo de limitación geográfica, trabajamos en países que de repente caen y otros que crecen con más fuerza. Por ejemplo, este año hacemos una apuesta muy importante con Estados Unidos, hemos llegado a un acuerdo con una empresa del sector allí. Parece mentira, pero en un país donde hay tanta tecnología y está tan avanzado, en lo relacionado con el agua piensas que tienen una tecnología puntera pero no es así. Llevamos muchos años internacionalizando, y tenemos que estar muy orgullosos de lo que aquí en España hacemos.

Como bien introducía al inicio de la entrevista, usted tiene experiencia en el ámbito de la comunicación. ¿Qué relevancia tiene para Hidroconta en su estrategia?

He desarrollado mi carrera profesional en el área de Marketing y la realidad es que hay que hacer y comunicar, hacer y comunicar. Y, a veces, nos olvidamos de comunicar. Hacemos, hacemos y no comunicamos.

Es fundamental contar lo que estamos haciendo y encontrar la mejor forma de hacerlo, así como el contenido adecuado para saber comunicarlo. Nosotros en ese sentido estamos agradecidos de que haya medios como iAgua, que ayudan a empresas como la nuestra a tener un altavoz y poder difundir los proyectos. En nuestro caso, no nos gusta contar lo buenos que somos o la tecnología que tenemos: contamos los proyectos en los que participamos y los casos reales de éxito, donde podamos explicar qué tecnología hemos aplicado, con qué comunicación la hemos realizado, de qué manera la hemos abordado y, finalmente, demostrar los resultados, que realmente es lo que de verdad nos apasiona y nos gusta.

Hemos conocido de primera mano las perspectivas de crecimiento de la compañía para los próximos años. Para concluir, ¿cuál espera que sea la posición de la compañía en un futuro a medio plazo?

Vienen años apasionantes y espero y deseo que Hidroconta sea la apuesta española por la smart metering. No sé cómo estará dentro de veinte o treinta años, pero sí me gustaría que la gente que esté aquí tenga la misma pasión y la misma ilusión por este sector y por esta empresa. Con pasión, con ganas y con ilusión las cosas salen y salen bien.

Alfonso Corbalán: "La apuesta por la digitalización no es una opción, es un deber"