Connecting Waterpeople
Contenido premium

La digitalización en el mundo del agua: objetivos y soluciones

Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

La digitalización del sector del agua es una realidad. La gestión del recurso en cualquier ámbito o entorno, agrícola, urbano e industrial, debe adaptarse a los cambios y hábitos de consumo. La modernización y la incorporación de la tecnología para la gestión, tanto en el control como en la medición son fundamentales para proteger y mantener el recurso.

Como es bien conocido, la escasez de agua es un problema mundial. Factores ambientales como el cambio climático, con largos periodos de sequías y fenómenos atmosféricos extremos, y el aumento de la población mundial, agravan el problema. Por otro lado, las técnicas de riego, los hábitos industriales y el consumo en el hogar provocan una demanda excesiva, normalmente muy por encima de la capacidad de regeneración de la misma. Por todo ello, en muchas zonas del planeta la disponibilidad del recurso no está siempre garantizada.

El objetivo es claro y los problemas están bien identificados. Al centrarnos en la parte que nos compete objeto de este artículo, la gestión del consumo, es fundamental conseguir un manejo más eficiente mejorando la administración. Los diferentes sistemas o redes de abastecimiento de agua ofrecen la oportunidad de la modernización, es importante invertir en el control, así como en la mejora de las infraestructuras para reducir de manera drástica las pérdidas a la vez que fomentar el ahorro y el consumo responsable. Este es el objetivo de Hidroconta, alcanzar la máxima rentabilidad del recurso optimizando el consumo del agua buscando la máxima sostenibilidad.

Los avances en la tecnología y en las comunicaciones son fundamentales para conseguir los objetivos planteados dando paso a un nuevo escenario con nuevas posibilidades y con sistemas fiables y adaptados a los requerimientos de gestión. Quedan atrás los primeros años en los que los sistemas, ahora obsoletos, no cumplían con las expectativas y en los que las primeras experiencias no fueron las deseadas. Solventados los problemas iniciales, ya no hay excusas para no incorporar la tecnología a la administración de este recurso.

En la gestión inteligente del agua la palabra clave es telegestión, la tecnología e innovación que ayuda a modernizar la gestión y constituye una solución flexible y adaptable para una administración más eficiente tanto de las infraestructuras como del control del recurso final. Sin la incorporación de estos avances tecnológicos, difícilmente se podrán lograr los objetivos marcados.

Publicado en iAgua Magazine 35 - Julio 2021
iAgua Magazine 35

La telegestión, en definitiva, es el conjunto de dispositivos electrónicos, estaciones remotas o RTU y dataloggers, comunicados a través de las diferentes tecnologías e infraestructuras de telecomunicaciones que permiten el control a distancia de instalaciones, en este caso hidráulicas, a través de la conexión de equipos como contadores, válvulas, captadores, sensores o contactos digitales. La telegestión comprende la telemetría y el telecontrol que, aunque pueden ser sistemas parecidos, no lo son. La diferencia radica en que la telemetría o telelectura es cuando solo existe una recepción de datos desde la red con la interpretación de estos y la traducción en información para su análisis, además de avisos de anomalías en las instalaciones y la aplicación de reglas de experto. El telecontrol sería el complemento, cuando es posible el envío de información hacía la instalación con la posibilidad de ejecutar consignas, órdenes y parámetros de funcionamiento.

Hidroconta ha desarrollado una amplia gama de soluciones capaces de realizar la lectura remota de equipos como son, las remotas Deméter, el módulo de telemetría Iris, además de contadores de agua con tecnología de comunicaciones integrada.

  • En la gestión inteligente del agua la palabra clave es telegestión, la tecnología e innovación que ayuda a modernizar la gestión

En la telegestión se utilizan diferentes tipos de consolas de trabajo, software de gestión, plataforma web, así como aplicaciones móviles; toda la información recibida en un servidor luego es procesada. En estos programas es donde se interpreta de forma administrativa o gráfica la información para el análisis y posterior acción de medidas de actuación, se realizarán de forma manual, programada o autómata, al relacionar los distintos dispositivos interconectados según la relación causa y efecto que previamente se haya establecido. La comunicación dependerá de cada sistema: será constante o periódica según las necesidades de cada instalación. Desde Hidroconta ofrecemos a nuestros clientes herramientas adaptadas a las diferentes necesidades de gestión, creando así plataformas web para la gestión integral de la red y apps de usuario final.

Hidroconta ha desarrollado una amplia gama de soluciones capaces de realizar la lectura remota de equipos

Los fabricantes de esta tecnología suelen disponer de APIs, o interfaces de programación de aplicaciones. Son el conjunto de definiciones y protocolos que se utiliza para desarrollar e integrar el software de las aplicaciones. La API permite que sus productos y servicios se comuniquen con otros sin necesidad de saber cómo están implementados. Esto simplifica el desarrollo de las aplicaciones y permite ahorrar tiempo y dinero. Significa que, gracias a estas reglas, los dispositivos y software de gestión de diferentes desarrolladores pueden comunicar entre ellos posibilitándose la integración entre estos.

 

Hidroconta desarrolla, fabrica y distribuye equipos para el control de redes hidráulicas de riego y abastecimiento. Realiza proyectos hidráulicos para mejorar el rendimiento de tus instalaciones contando con las mejores tecnologías para la digitalización de las redes y cuenta con un equipo especializado que se adapta a las necesidades de cada instalación.

Una vez definida la telegestión y todo el sistema que la compone, es importante entrar a comentar sobre los diferentes tipos de comunicaciones que se utilizan para establecer la conexión entre los equipos o dispositivos de campo y los programas de gestión. Las tecnologías de baja potencia de área amplia (LPWAN) son en la actualidad las soluciones más modernas y con más futuro, y se están imponiendo sobre las ya conocidas tecnologías GSM, GPRS y LTE, para el uso en estos sistemas. Las ventajas de este tipo de comunicaciones es que van dirigidas a ofrecer cobertura global, optimizar la transferencia de datos, disponer de hardware de bajo coste, y lo más reseñable, reducir el consumo energético de los sensores y dispositivos. Estas son las comunicaciones IoT o internet de las cosas, y destacan entre los principales operadores y fabricantes de tecnología LPWAN los sistemas Sigfox, NB-IoT (Narrowband) y LoRaWAN.

Todas las ventajas que nos ofrece la digitalización del sector del agua van dirigidas a proteger y mantener el recurso

Para aquellos que aún tienen dudas y se preguntan el porqué es una buena inversión el incorporar este tipo de tecnología, habría que comentar sobre todas las ventajas que la misma nos ofrece y que dependiendo del ámbito, agrícola, urbano e industrial, las posibilidades de gestión nos permiten obtener el máximo partido del uso en las instalaciones. Como se comentaba con anterioridad, el objetivo de este proceso de transformación es recibir la información que se está generando en una instalación para así poder analizarla más adelante o para poder actuar en consecuencia, consiguiendo:

  • Obtener información según los tiempos establecidos.
  • Medición y análisis de los datos para la posterior toma de decisiones.
  • Disponer de notificaciones y avisos de procesos o incidencias en la instalación.
  • Tener una mayor eficacia operacional de las instalaciones.
  • Conseguir una mayor productividad y en consecuencia una mejor rentabilidad.

Esto se logra actuando a nivel operacional con el sistema a través del software o plataforma de trabajo consiguiendo:

  • Un mejor mantenimiento y estado de las instalaciones, al poder controlar la red permanentemente por disponer de información de las incidencias y la posibilidad de anticiparse y actuar sobre el deterioro de las mismas. El tratamiento de los datos permite a los gestores de la red construir modelos más precisos y eficientes además de ofrecer la posibilidad de poder realizar estudios de comportamiento del consumidor.
  • Mayor eficiencia y optimización del recurso, al poder reducir los volúmenes de agua bombeados, al optimizar los rendimientos de las redes y la reducción de fugas, así como del agua no facturada.
  • Ahorro en la gestión de explotación, reduciendo los costes de desplazamiento y de actuación y mejorando los tiempos de interrupción del servicio. Se aumenta la eficacia en la intervención de averías optimizando los recursos materiales y humanos.
  • Proporcionar información de consumo al usuario a través de aplicaciones de fácil consulta pudiendo controlar permanentemente el uso del agua y facilitando el poder realizar un consumo más eficiente y responsable.
  • Ahorrar energía de forma directa, una instalación más eficiente permitirá disminuir los consumos de los equipos, e indirectamente, por la gestión óptima de los recursos al evitarse los desplazamientos o al mejorar el mantenimiento de las instalaciones y equipos.

Cómo conclusión final y resumiendo, destacar que todas las ventajas que nos ofrece la digitalización del sector del agua van dirigidas a proteger y mantener el recurso, a conseguir una importante reducción de costes tanto a nivel de gestora como de usuario y a mejorar los servicios prestados a los consumidores.

Entrevista a Alfonso Corbalán, CEO de Hidroconta