Préstamo de 23 millones de dólares a Honduras para rehabilitar el complejo hidroeléctrico Cañaveral-Río Lindo

  • Su rehabilitación permitirá recuperar y conservar la generación de energía eléctrica renovable durante al menos 30 años
74
0

Sobre la Entidad

BID
BID
Organización financiera internacional con el propósito de financiar proyectos viables de desarrollo económico, social e institucional y promover la integración comercial regional en el área de América Latina y el Caribe.
74

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aprobó un préstamo para Honduras por US$23 millones destinados a la rehabilitación de la infraestructura de generación de las centrales hidroeléctricas Cañaveral – Río Lindo; a la rehabilitación de los activos de transmisión que conectan las centrales al Sistema Interconectado Nacional; y a mejorar la eficiencia operativa y comercial de la gestión de generación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Con el objetivo de recuperar y conservar la capacidad de generación de energía eléctrica de origen renovable y contribuir a la seguridad en el suministro energético del país, este proyecto que será ejecutado por la ENEE, se espera que genere los siguientes beneficios: (i) extensión de vida del complejo en por lo menos, 30 años; (ii) garantía del suministro de casi 10 por ciento de la demanda de energía eléctrica del país, a menor costo; (iii) mejora en eficiencia de la generación e incremento en potencia instalada de 20,8 MW; (iv) reducción de emisiones de CO2; y (v) mejor capacidad de manejo empresarial de la generación eléctrica.

El complejo hidroeléctrico Cañaveral – Río Lindoestá localizado en la región de Cortés, 130 km al noreste de Tegucigalpa. Su construcción se inició en 1960 y en 1964 entraron en operación las dos unidades de 14,5 MW cada una, de la central Cañaveral, la primera hidroeléctrica construida en el país. En 1971 entraron las dos primeras unidades de 20 MW de la central Río Lindo y en 1978 las unidades tres y cuatro también de 20MW para una capacidad total instalada de 109 MW. El complejo contribuye con el 35 por ciento de la energía hidroeléctrica estatal y el 9,6 por ciento de la oferta eléctrica nacional.

“El BID reconoce el esfuerzo del país en el proceso de reformas encaminadas a mejorar la sostenibilidad financiera, la seguridad y la eficiencia del sector. El complejo hidroeléctrico es vital para la generación de energía y la operación del SIN y su sincronización con el Sistema de Interconexión Eléctrica para América Central, produciendo con el menor costo de generación de electricidad del país”, comentó Carlos Jacome, jefe del equipo del proyecto del BID.

El Banco y JICA financiarán el proyecto bajo el acuerdo marco para el Cofinanciamiento de Proyectos de Energía Renovable y Eficiencia Energética (CORE) establecido entre el Banco y JICA en 2012 y modificado en 2014. El costo del proyecto se estima en US$167,2 millones. JICA financiará US$135,4 millones para la repotenciación y rehabilitación de las unidades de generación. El BID financiará US$23 millones en rehabilitación de las subestaciones eléctricas y el fortalecimiento de la empresa de generación de la ENEE. US$8,8 millones serán contrapartida local.

El préstamo del BID por US$13,8 millones provenientes de su capital ordinario es a 30 años, con un periodo de gracia de 6 años y una tasa de interés basada en LIBOR. El proyecto cuenta adicionalmente con un financiamiento del Fondo de Operaciones Especiales por US$9,2 millones, con un plazo y un periodo de gracia de 40 años y una tasa de interés de 0,25 por ciento.

Comentarios