Aqualia
Connecting Waterpeople

"Los datos del análisis de aguas residuales son complementarios a los datos epidemiológicos"

1
374
  • " datos análisis aguas residuales son complementarios datos epidemiológicos"
  • En ausencia de una vacuna o un tratamiento eficiente para combatir la COVID-19, se necesitan con urgencia estrategias de vigilancia epidemiológica que ayuden a detectar la presencia del virus en las poblaciones. En este sentido, el análisis de las aguas residuales se ha convertido en una herramienta de confianza para la preparación frente a futuros brotes.
Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

Sobre la Entidad

IATA
Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos, perteneciente al CSIC.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Minsait
Global Omnium
· 374
1

El primer caso valenciano de COVID-19 se detectó el 24 de febrero de 2020. Sin embargo, el material genético del coronavirus SARS-CoV-2 ya circulaba a través de las aguas residuales no depuradas del área metropolitana de Valencia antes de esa fecha, según un estudio llevado a cabo por la Universitat de València, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas de la Comunidad Valenciana. Sobre las implicaciones de este mismo estudio hablamos con Walter Randazzo, investigador posdoctoral de la Universidad de Valencia, y Gloria Sánchez, científica titular del CSIC, ambos trabajadores en el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA).

Pregunta: El estudio detectó material genético del SARS-CoV-2 en aguas residuales no depuradas del área metropolitana de Valencia. ¿Qué les motivó a pensar que el coronavirus podía estar presente en las aguas residuales?

Respuesta: A medida que la pandemia se extendía, empezaron a publicarse trabajos donde se describía la presencia de material genético de SARS-CoV-2 en heces de pacientes COVID-19. Esto nos hizo pensar, junto muchos otros grupos con amplia experiencia en el análisis de virus en aguas, la posibilidad de detectar material genético de SARS-CoV-2 en aguas residuales. A principios de marzo, de la mano de la Empresa de Saneamiento de Murcia (ESAMUR) y las investigadoras del CEBAS-CSIC, Ana Allende y Pilar Truchado, empezamos a analizar muestras de Murcia, y posteriormente extendimos los análisis al área metropolitana de Valencia en colaboración con los investigadores Pilar Domingo y Rafa Sanjuan del I2SysBio. A nivel internacional, un grupo holandés publicó los primeros datos de SARS-CoV-2 en aguas residuales, y los datos de Murcia confirmaron la presencia de material genético del SARS-CoV-2 en aguas residuales en poblaciones días antes de los primeros casos declarados.

P.- ¿Podría detallarnos en qué consistió y cuál fue el ámbito del estudio?

R.- En el estudio se tomaron muestras de las depuradoras Pinedo 1, Pinedo 2 y Quart-Benàger durante el mes de abril, tanto de entrada como efluentes de EDAR. Además, se analizaron muestras retrospectivas del mes de febrero. Las muestras se procesaron en el Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos, utilizando el procedimiento de concentración validado para un coronavirus porcino y recientemente publicado en la revista Water Research. Una vez obtenido el concentrado de agua, se realizó la extracción de ácidos nucleicos y la posterior detección y cuantificación se logró mediante la técnica de RT-qPCR.

"Este tipo de análisis es muy útil para la detección temprana del virus en una población concreta que puede ayudar a la toma de decisiones"

P.- ¿Cuáles son los principales resultados que se extraen del mismo?

R.- Los resultados obtenidos indican la presencia de trazas de material genético del SARS-CoV-2 en una muestra de aguas residuales no depuradas del 24 de febrero, y concentraciones entre 100.000 y 1.000.000 copias genómicas/l durante el mes de marzo y principios de abril. Todas las muestras de efluentes analizadas estaban libres de SARS-CoV-2.

P.- ¿Qué indicios les han hecho pensar que el virus circulaba con anterioridad al primer caso detectado en Valencia?

R.- Aunque todavía no tenemos datos sobre la correlación entre concentración de virus en aguas no tratadas y número de individuos infectados, el potencial de estas investigaciones radica en que permite estudiar los virus excretados por cientos o miles de individuos, dependiendo de la EDAR, en una única muestra. Teniendo en cuenta que el primer caso declarado en Valencia fue el 25 de febrero y que el material genético del virus ya se detectó en una muestra del día anterior, todo indica que el virus ya circulaba con anterioridad, como posteriormente se ha visto con el primer fallecimiento por COVID-19 el 13 de febrero en un hospital de Valencia.

P.- Tras el tratamiento de las aguas en las tres estaciones depuradoras, los resultados fueron negativos. ¿Qué tipo de tratamiento se aplicó a las aguas residuales para la eliminación de los restos del virus?

R.- Las tres estaciones depuradoras tienen características técnicas distintas. Hay muchos factores como los tiempos de retención hídrica, los procesos de decantación y las digestiones anaerobias y aerobias que han permitido que, en los efluentes secundarios y terciarios la presencia de SARS-CoV-2 no se haya detectado.

P.- A la vista de los resultados, ¿considera que un análisis regular de las aguas residuales podría haber ayudado a evitar la propagación del virus en la Comunidad Valenciana?

R.- Este tipo de análisis es una herramienta muy útil para la detección temprana del virus en una población concreta que puede ayudar a la toma de decisiones. Los datos retrospectivos obtenidos son muy útiles para evaluar el potencial de estos análisis, poner a punto las metodologías y generar datos predictivos de la evolución de los casos. Es difícil saber cómo hubiera evolucionado la propagación del virus si hubiéramos tenido estos datos, ya que hubiera dependido del uso de la esta información. Es cierto que los datos generados de vigilancia epidemiológica a partir del análisis de aguas residuales son útiles y complementarios a los datos epidemiológicos generados por las autoridades sanitarias. Ahora está en nuestra mano aprovechar el conocimiento adquirido durante estas semanas, no solo por parte de nuestro grupo, sino de muchos otros distribuidos por la geografía nacional. Es necesario articular una red nacional coordinada, donde fluya la información generada desde los laboratorios hasta las autoridades competentes para que puedan tener la información a tiempo real, y que este esfuerzo se traduzca en una herramienta útil para la toma de decisiones en futuros rebrotes.

P.- En este sentido, ¿podrían ser las aguas residuales un vector de transmisión de los coronavirus?

R.- No, hasta la fecha la mayoría de estudios apuntan a que los virus excretados en heces no son infecciosos, y además, los coronavirus, por su envuelta lipídica, son poco estables en el medioambiente.

P.- ¿Cree que el análisis de las aguas residuales puede ser una estrategia útil para la vigilancia epidemiológica de la COVID-19 de cara a futuros brotes? ¿Podría ser extensible a otros patógenos?

R.- Sí, es un sistema de alerta temprana muy útil que puede complementar otro tipo de test que se están utilizando a nivel individual, y que puede ser clave para futuros rebrotes.

"Está en nuestra mano aprovechar el conocimiento adquirido durante estas semanas, no solo por parte de nuestro grupo, sino de muchos otros"

Cualquier virus que se excreta en las heces acaba alcanzando las aguas residuales, y su detección indica su presencia en una determinada población. Esta aproximación se ha utilizado para el control de muchos virus entéricos, y la OMS la ha utilizado como la herramienta de monitorización en la erradicación de la polio.

P.- Respecto a esto último, ¿considera que las instalaciones de tratamiento de aguas residuales en España deberían tomar medidas adicionales para dicha vigilancia?

R.- La vigilancia epidemiológica de virus a través de aguas requiere de métodos moleculares, que no siempre es posible implementar en las instalaciones de aguas residuales. El trabajo conjunto entre las plantas depuradoras, las empresas que las gestionan, las autoridades competentes y laboratorios con experiencia en este tipo de análisis es crucial para llevar a cabo este tipo de estudios y utilizar la información generada de una manera rápida y eficiente.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

02/06/2020 · Tratamiento del Agua · 133 2

SARS-CoV-2 en las aguas residuales de la Comunidad Valenciana