Connecting Waterpeople
ICEX España Exportación e Inversiones

California publica sus necesidades de infraestructuras de agua a la espera de fondos federales

  • California publica necesidades infraestructuras agua espera fondos federales

Sobre la Entidad

ICEX España Exportación e Inversiones
ICEX España Exportación e Inversiones es una entidad pública empresarial de ámbito nacional que tiene como misión promover la internacionalización de las empresas españolas y la promoción de la inversión extranjera.

La inversión en infraestructuras del agua en California se encuentra en un momento dulce que cobraría más impulso en caso de victoria demócrata en las próximas elecciones. El sistema californiano, heredero de los grandes proyectos de infraestructuras del siglo XX, se enfrenta a importantes desafíos derivados del cambio climático, la presión de la demanda urbana de una economía boyante y la mayor preocupación medioambiental. La sequía de 2012-2016 marcó un punto de inflexión en la planificación. Nuevas regulaciones y fondos dieron el pistoletazo de salida para multitud de programas de inversión y transformaron la estrategia a largo plazo.

La reciente publicación del Water Resilence Portfolio, una “carta a los Reyes Magos” con 142 proyectos de todo tipo para los próximos años, pone de relieve la voluntad política de consolidar el cambio hacia una gestión más sostenible del agua que haga frente a los grandes desafíos. La principal barrera es la presupuestaria y los intereses enfrentados de diferentes colectivos. Las tensiones entre los agricultores, los contribuyentes urbanos y los medioambientalistas todavía generan dudas sobre qué grandes proyectos se materializarán en los próximos años y entorpecen su ejecución en las vías política y judicial. A ello no ayuda la enorme fragmentación institucional, las tensiones entre agencias de agua que sirven a intereses de diferentes colectivos, ni la incertidumbre respecto a los fondos disponibles.


El California Aqueduct a su paso por Kern County.

Las inversiones del New Deal y de la posguerra permitieron el desarrollo de un enorme sector agrícola en California, así como el abastecimiento una creciente población urbana. Se construyeron presas y canales que permitieron irrigar los valles del Sacramento, San Joaquín y el Valle Central y conducir el agua de las montañas del Norte a los desiertos del Sur. Este despliegue ha quedado obsoleto y exige grandes inversiones que aseguren la sostenibilidad del aprovisionamiento.

Los cultivos de cereal fueron paulatinamente sustituidos por almendros, nogales y pistachos; cítricos, frutales y aguacates. Esto incrementó la demanda agrícola de agua y la hizo más rígida. Actualmente la demanda para cultivos es casi cuatro veces la destinada a uso residencial y la agricultura, a pesar de su importancia, apenas contribuye un 2% al PIB Californiano (unos 50.000 millones de dólares). Todo apunta a que deberán reducir su demanda, sin que el incremento de eficiencia tenga un margen de actuación suficiente para hacer frente a los desequilibrios.

En la pasada sequía se encendieron las alarmas por los efectos irreversibles de la sobreexplotación de acuíferos, el hundimiento del terreno y el deterioro medioambiental. Se reguló por fin el agua subterránea para asegurar niveles estables en el largo plazo. Se superaron así siglos de prevalencia del prior in tempore potior in iure. Se cruzó el Rubicón hacia una gestión más coordinada frente al individualismo prevalente. Los intereses de la población urbana y los medioambientales ganaron terreno. En todo caso, el legado permanece en forma de una gestión de abajo a arriba, extremadamente atomizada, reinos de taifas de agencias locales.

Junto a la nueva normativa de 2014, se inició un programa de financiación de proyectos a nivel estatal. La administración federal también aportó fondos. La Sustainable Water Management Act (SGMA) de California, las denominadas Proposition 1 y 68 de financiación de proyectos y los programas federales de la Water Infraestructure Finance and Innovation Act (WIFIA) de la Environmental Protection Agency (EPA) transformaron profundamente el panorama. Muchos de estos proyectos están pasando de la fase de diseño a la de implementación.

Otro factor muy relevante para comprender la situación y prioridades actuales es la gestión del agua del río Colorado, que exige una reducción paulatina del consumo de esta fuente en el sur de California. El crecimiento de la población en Nevada y Arizona y la situación de este sistema en la pasada sequía impulsaron un acuerdo entre varios estados, que se traduce en un menor recurso a esta agua por parte de California, precisamente cuando la metrópolis de San Diego y los agricultores de la zona se expanden a buen ritmo. El asunto no está exento de polémica, con tensiones entre distintas agencias californianas (Metropolitan e Imperial) y genera dudas sobre qué grandes proyectos se materializarán en los próximos años. La autoridad de San Diego acaba de presentar un gran proyecto de transporte (el Regional Conveyance System) en el marco de estas luchas.


Alternativas de nuevos canales para regar San Diego con el agua del Colorado. Regional Conveyance System, San Diego County Water Authority.

Puedes acceder a los otros dos artículos sobre el sector del agua en California y sus oportunidades en nuestro portal ICEX:

La redacción recomienda