Connecting Waterpeople
ICEX España Exportación e Inversiones

India afronta grandes retos para suplir la creciente demanda de agua y su escasez

  • India afronta grandes retos suplir creciente demanda agua y escasez

Sobre la Entidad

ICEX España Exportación e Inversiones
ICEX España Exportación e Inversiones es una entidad pública empresarial de ámbito nacional que tiene como misión promover la internacionalización de las empresas españolas y la promoción de la inversión extranjera.

India acoge a 1.391 millones de personas, el 17,7 % de la población mundial, sin embargo, tan sólo posee el 4 % del agua potable del planeta y se estima que el 70 % del agua superficial del país no es apta para el consumo humano. La disponibilidad de agua se caracteriza por ser desigual en el espacio y el tiempo, con amplias diferencias geográficas y un uso ineficiente de la misma, especialmente en agricultura. Para 2030, se espera que la demanda de agua duplique a la oferta.

Este estudio de mercado aborda las infraestructuras de tratamiento del agua en India como solución desde el lado de la oferta. Dentro de este sector, se distinguen dos subsectores: plantas de tratamiento de aguas residuales y plantas desalinizadoras.

En cuanto a plantas de tratamiento de aguas residuales, distinguimos si su uso está dirigido a aguas domésticas o industriales. En el primero de los casos encontramos las Estaciones de Depuración de Aguas Residuales (EDAR), mientras que para los usuarios industriales el Gobierno indio promueve, y subvenciona en su mayoría, un tipo de plantas de tratamiento de aguas residuales industriales comunes (CETP), que actúan como cooperativas de industrias de pequeño tamaño para el tratamiento de aguas.

Las aguas residuales domésticas de las ciudades son la mayor fuente de contaminación del agua en la India. Se estima que en las áreas urbanas de los estados y uniones territoriales (UT) de la India se genera un total de 72.368 millones de litros diarios (MMld) de agua residual. De este total, existe capacidad de tratamiento para el 44 % pero tan sólo se trata el 27,9 %, lo que implica que la gran mayoría de aguas residuales se vierten sin tratar.

Por su parte, la desalinización ha experimentado un aumento de popularidad entre estados y empresas de la India. Si bien este mercado está dominado por el sector industrial, por ser considerada la mejor opción para futuros corredores industriales como usuarios intensivos de agua, diversos gobiernos regionales costeros han comenzado a invertir en este tipo de plantas al considerarlas altamente viables gracias a los progresivos avances tecnológicos que abaratan sus costes.

En India, la regulación del agua esta descentralizada, recayendo la promoción y gestión de proyectos en los estados, mientras que el Gobierno central se limita a marcarles directrices generales que han de seguir en sus políticas. Así, la legislación es heterogénea y altamente cambiante, si bien existen esfuerzos para refundir políticas nacionales comunes.

Dentro de la estrategia del Gobierno indio existen una serie de ambiciosos planes para solucionar la situación de sus recursos hídricos. La Jal Jeevan Mission (JJM), su proyecto insignia, pretende proveer de suministro de agua potable al entorno rural para 2024. Además de este, se han impulsado otros proyectos de infraestructura similar, como Namami Gange o el National Infrastructure Pipeline (NIP), con novedosos sistemas de financiación.

La adjudicación de la mayoría de los proyectos del sector se realiza a través de procesos de licitación, pero no existe una legislación armonizada sobre licitaciones ni compras públicas. La mejor forma de acceder a ellas es a través de acuerdos con socios locales que sean adjudicatarios de algún proyecto, mediante la firma de un acuerdo de cooperación bajo la forma de joint venture.

A través de la iniciativa Make in India, destinada a impulsar la industria autóctona, el Gobierno aprobó en junio de 2020 la limitación de participación de empresas extranjeras en las licitaciones nacionales de menos de 200 crores INR1 (22,6 MEUR), lo que supondrá un obstáculo para aquellas empresas españolas que no estén implantadas en la India, principalmente para las manufactureras.

Por otro lado, la forma más segura y efectiva de obtener contratos en el sector es mediante proyectos financiados por organismos multilaterales, aunque la creciente competencia en precio de las empresas indias limita el acceso a las extranjeras. Por último, en cuanto a componentes y equipamiento de bajo valor añadido, la competencia china dificulta la exportación española.

En conclusión, si bien el sector del tratamiento del agua en la India presenta un crecimiento pronosticado enorme debido a la creciente urbanización y consecuente demanda de agua, la identificación y posterior participación en las oportunidades de negocio por parte de empresas extranjeras es todo un reto al menos en el corto plazo, debido a la creciente competencia que supone India tanto en precio como tecnológicamente. Por ello, se aconseja abordar el mercado con cautela y en nichos diferenciadores de alto valor añadido.

El estudio de mercado 'El sector del tratamiento del agua en India' puedes descargarlo completo en nuestro portal ICEX

Y crea tus alertas sobre licitaciones con el Servicio Oportunidades de Negocio de ICEX.

La redacción recomienda