Connecting Waterpeople
Contenido premium

¿Cómo será la gestión del agua del futuro?

Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

Lograr una nueva gestión del agua sostenible, cercana a los ciudadanos y basada en la seguridad hídrica es uno de los grandes objetivos de las empresas gestoras a nivel mundial. Para lograrlo, las utilities más innovadoras están transformando sus procesos e infraestructuras. En este camino, superar las distintas fricciones garantiza obtener excelentes resultados.

En un mundo en el que unos 2.000 millones de personas viven en países con estrés hídrico, es necesario promover una nueva gestión del agua. La presión creciente sobre los recursos, debido al incremento de la población mundial y el cambio climático, nos acerca a un escenario en el que la escasez de agua podría alcanzar el 40% en el año 2030.

Frente a esta situación, las empresas gestoras, las instituciones públicas y los ciudadanos están demandando cambios en la gestión del agua. Para que cada gota cuente, es imprescindible apostar por la transformación digital.

Publicado en iAgua Magazine 36 - Octubre 2021
iAgua Magazine 36

En un primer momento, algunas gestoras eran reticentes a adoptar un enfoque smart water. Sin embargo, los resultados logrados por las utilities más innovadoras, junto a los nuevos retos derivados de la situación sanitaria y el cambio climático, están impulsando la incorporación de tecnologías en la gestión de los procesos y las infraestructuras.

Durante este último año, los gestores han experimentado cómo la digitalización les ha permitido seguir ofreciendo a los ciudadanos un servicio de agua seguro y confiable en situaciones de emergencia. Al mismo tiempo, han visto cómo es la única forma de gestionar los recursos hídricos de forma eficiente y competitiva. En definitiva, la crisis sanitaria ha acelerado la transformación, al igual que ha sucedido en otros sectores.

En este camino, uno de los principales retos para las utilities está siendo la implementación e integración de distintas soluciones digitales, en un entorno muy complejo. Para tener éxito, estas deben tener en cuenta el control financiero, la gestión y el mantenimiento de los activos e infraestructuras, así como la monitorización y el control de todos los procesos relacionados.

Hasta ahora, la mayoría han ido incorporando distintas soluciones y tecnologías, pasando a trabajar con herramientas que manejan datos de forma independiente (SCADAs, GIS, ERP, CMMS, LIMS BI, AMI/AMR, modelos hidráulicos, etc.). En este contexto, resulta complicado ejecutar, organizar e interconectar los datos, así como obtener información de valor sobre la que basar decisiones inteligentes. De hecho, hoy en día, las organizaciones analizan de media alrededor del diez por ciento de los datos que recogen (Foro CIO, 2015), por lo que el potencial que estamos perdiendo como sector es enorme.

  • Gracias a la integración y conexión de las distintas fuentes de datos, GoAigua facilita la gestión holística de los procesos

La solución tecnológica GoAigua tiene como objetivo dar respuesta a este problema en las áreas de agua potable, residuales y riego. Gracias a la integración y conexión de las distintas fuentes de datos, facilita la gestión holística de los procesos para obtener distintos beneficios, como mejorar la toma de decisiones. Además, la plataforma ofrece una visión detallada de cada proceso de operación y mantenimiento, tanto del pasado como del presente, realizando asimismo predicciones basadas en algoritmos avanzados. De esta forma, ayuda a extraer el valor de los datos, con el fin de optimizar los procesos, predecir eventos y recomendar las mejores prácticas.

GoAigua ayuda a extraer el valor de los datos con el fin de optimizar los procesos, predecir eventos y recomendar las mejores prácticas

El modelo de datos holístico y el conjunto de algoritmos avanzados sobre el que se basa GoAigua han sido diseñados por expertos en agua y la gestión de datos. La plataforma nació en el año 2006 con el inicio de la digitalización de Global Omnium, cuando esta gestora española centenaria comenzó un proceso pionero, basado en la extracción y el análisis de los datos provenientes de la sensorización en campo. Esto desembocó en el desarrollo de GoAigua, una plataforma que se ha ido perfeccionando a lo largo de los últimos años hasta convertirse en una solución de vanguardia para la gestión del ciclo integral del agua. Hoy en día, GoAigua es ofrecida al mercado por Idrica, una compañía internacional especializada en servicios y soluciones para las empresas gestoras del ciclo integral del agua.

Una de las conclusiones de este proceso fue que la implementación de tecnología es quizás menos importante para el éxito de la digitalización que el cambio cultural en la organización. El liderazgo dentro de la empresa, por parte de los ejecutivos o de distintos embajadores, es fundamental para vencer la casi inevitable resistencia al cambio. Estas personas clave en la organización son, en definitiva, quienes ven más allá de cualquier tipo de fricción u obstáculo a superar, para centrarse en los beneficios que trae la digitalización.

Una de las principales ventajas es la conversión de flujos de datos sin precedentes en información accionable a través de potentes motores analíticos. Así, las organizaciones pasan a estar centradas en los datos, incrementando su transparencia hacia los clientes y usuarios, así como su interoperabilidad. En la actualidad, las gestoras que toman decisiones críticas de manera proactiva son aquellas que utilizan la información de forma inteligente.

Además, las tecnologías IoT y las innovaciones relacionadas con los contadores de agua, permiten a las utilities avanzar hacia un enfoque centrado en el cliente. Este pasa de ser un consumidor pasivo a un agente que es capaz de optimizar su consumo de agua, gracias a la información granular y los servicios de valor añadido (alarmas por fugas, avisos por cambios en el consumo en hogares con personas en situaciones de riesgo, etc.). De esta forma, se avanza en el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU, relativo al acceso universal al agua potable y saneamiento para el 2030, y que exige que los recursos hídricos se suministren de manera sostenible, conectando con los clientes y respondiendo a sus necesidades.

Las tecnologías IoT y las innovaciones relacionadas con los contadores de agua, permiten a las utilities avanzar hacia un enfoque centrado en el cliente

El ahorro, tanto a nivel operativo como de inversión, es otro de los grandes beneficios. Al automatizar procesos previamente manuales, la digitalización genera mayores eficiencias a un menor coste en las organizaciones. Además, la aplicación de soluciones permite aprovechar al máximo las estructuras tecnológicas existentes. Estos cambios son, en realidad, sostenibles en el tiempo, ya que el ahorro que generan puede convertirse en la base de nuevas inversiones en digitalización.

  • La implementación de tecnología es quizás menos importante para el éxito de la digitalización que el cambio cultural en la organización

Durante los últimos años, todos estos beneficios han quedado patentes en los resultados obtenidos por los clientes de Idrica. Por citar algunos ejemplos, la empresa pública del agua de Ecuador (EPA) ha logrado incrementar su facturación en un 350% gracias a la integración de todo su ciclo comercial en la plataforma GoAigua, la inclusión de clientes previamente no facturados, las mejoras en la gestión de deuda y la detección de fraudes. Además, las quejas de los consumidores se redujeron en un 80% tras la implementación de los nuevos servicios y la Oficina Virtual.

La tecnología GoAigua está detrás de la Plataforma de Datos del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), cuya implementación ha introducido la inteligencia artificial y herramientas avanzadas de analítica, como el modelado hidráulico, para optimizar la gestión de los recursos mediante la digitalización.

Otra de las utilities que ha optimizado su gestión es Global Omnium. Desde el año 2009, el Gemelo Digital de GoAigua le permite monitorizar las redes, anticiparse a eventos e implementar los modos de operación más eficientes. La herramienta es una réplica virtual de la red, que se alimenta con 20.000 datos horarios al día, recibidos en tiempo real y en diferido, para reproducir el comportamiento del sistema y simular su respuesta bajo cualquier condición. Gracias a todo el proceso de digitalización llevado a cabo en la compañía, se ha reducido el volumen de ANR en más de un 30% y el OPEX de mantenimiento en un 20%. Además, se ha disminuido en un 15% el consumo de energía en el tratamiento de agua y se están ahorrando más de 4Hm3 de agua cada año.

Otra de las utilities que ha optimizado su gestión es Global Omnium. Desde el año 2009, el Gemelo Digital de GoAigua le permite monitorizar las redes, anticiparse a eventos e implementar los modos de operación más eficientes. La herramienta es una réplica virtual de la red, que se alimenta con 20.000 datos horarios al día, recibidos en tiempo real y en diferido, para reproducir el comportamiento del sistema y simular su respuesta bajo cualquier condición. Gracias a todo el proceso de digitalización llevado a cabo en la compañía, se ha reducido el volumen de ANR en más de un 30% y el OPEX de mantenimiento en un 20%. Además, se ha disminuido en un 15% el consumo de energía en el tratamiento de agua y se están ahorrando más de 4Hm3 de agua cada año.

Por citar un último ejemplo, la ciudad española de Gandía es un paradigma de cómo la innovación puede transformar el servicio de agua que recibe la población. Desde hace unos años, Idrica, Vodafone y el ayuntamiento lideran un proyecto que incluye el despliegue de 40,000 contadores de telelectura. La red de Vodafone NB-IoT recoge y transmite la información, mientras que la plataforma GoAigua convierte el dato en servicios útiles para el ciudadano. Algunos de los resultados, que han convertido a Gandía en una de las primeras ciudades smart water a nivel internacional, son la detección mensual de 60 fugas de gran magnitud y 150 de pequeña magnitud, así como el ahorro de 112 Tn de CO2 y 0,5 hm3 de agua al año.

Gandía, primera smart water city europea

Gracias a la difusión de los resultados de la digitalización, cada vez más empresas se están sumando al cambio, que se ha acelerado durante este año.

En gran parte debido a la pandemia, se ha avanzado hacia una gestión en remoto y basada en equipos especializados, capaces de responder más ágilmente ante incidencias. En las ETAP y las EDAR, los gestores están apostando por superar la gestión en silos de los procesos, para alcanzar un control centralizado y autónomo en el primer caso, y una toma de decisiones automática y anticipada en el segundo.

Gracias a la difusión de los resultados de la digitalización, más empresas se están sumando al cambio, que se ha acelerado en 2021

Además, movidos por la eficiencia del uso del recurso hídrico, se están explorando nuevas metodologías en la detección de fugas más allá de la sectorización, basadas en el data analysis, la sensórica y las comunicaciones. En el sector agrario, el riego inteligente y la telelectura están entrando con fuerza. Estas y otras tendencias que ya estamos viendo en el sector del agua, como la implementación del 5G, seguirán afianzándose durante los próximos años hasta transformar la gestión tal y como la conocemos hoy.

Idrica, como empresa líder global en la transformación digital del agua, es un partner de referencia que acompaña a las utilities en este proceso a través de soluciones digitales y servicios especializados. En la actualidad, más de cuatrocientas empresas en todo el mundo se han convertido con éxito en organizaciones basadas en los datos.

El futuro depende de nuestra capacidad de resiliencia. Y esta, de la transformación digital.