Retretes en Rajastán: La mejora del saneamiento dignifica a las personas

31
0

Sobre la Entidad

Banco Mundial
El Banco Mundial es uno de los organismos especializados de las Naciones Unidas, que se define como una fuente de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo.

Campaña que apela a la dignidad de las personas mejora el saneamiento en Rajastán

Cada día en una aldea rural en Rajastán (India), Kesar lleva una olla a los campos que están alrededor de su casa. Esta madre de siete hijos, de 50 años, a veces camina varios kilómetros antes de encontrar un lugar suficientemente privado para ir al baño sin ser vista.

“No hay otra opción”, dice Kesar. “Tengo que ir”.

A nivel mundial, 2.500 millones de personas carecen de acceso a servicios de saneamiento mejorados; de ellas, 1000 millones practican la defecación al aire libre. Para las mujeres como Kesar, la defecación al aire libre no solo afecta a la salud, sino que también compromete su dignidad y pone en riesgo su seguridad. Además, sin el saneamiento adecuado en las escuelas, a menudo las niñas renuncian a la educación.

2500 millones de personas carecen de acceso a servicios de saneamiento mejorados

En Rajastán, la mayoría de las familias rurales ha defecado al aire libre por generaciones. Abordar el saneamiento en el estado es considerado un desafío especialmente abrumador, no solo debido a la arraigada norma cultural de la defecación al aire libre, sino que también debido a la aridez de los terrenos en la región. Sin embargo, un cambio positivo está cobrando fuerza.

Los datos del censo de 2011 mostraron que en el 70% de Bikaner, uno de los 33 distritos de Rajastán, se practicaba la defecación al aire libre. Sin embargo, a pesar del tamaño y del alcance del desafío, Arti Dogra, collectora de este distrito (un cargo designado por el gobierno estatal), sabía que había que enfrentar el tema. 

Arti y sus colegas comenzaron a buscar soluciones para el problema de la defecación al aire libre. Ella se contactó con el Grupo Banco Mundial a través delPrograma de Agua y Saneamiento (WSP, por sus siglas en inglés) y las Prácticas Mundiales de Agua, los cuales proporcionaron asistencia técnica para la realización de una campaña de saneamiento dirigida e impulsada por la comunidad, que se centró en la defensa del orgullo y la dignidad de las mujeres, las familias y las aldeas.

La iniciativa, llamada Banko Bikano y que significa “Bikaner valiente y hermoso”, se realiza en el marco del emblemático programa saneamiento rural del gobierno central. Esta campaña comenzó a ofrecer a los líderes comunitarios las habilidades y la capacitación necesarias para ayudar a otros a cambiar sus conductas relativas al saneamiento. Un facilitador entrenado, perteneciente a la comunidad, explicó a su pares los impactos de la defecación al aire libre en la salud, la dignidad, el orgullo y el futuro y cómo las heces entran en contacto con el agua y los alimentos que las personas consumen. Durante el inicio de la capacitación inicial, defensores de la campaña emergieron en todo el distrito. A medida que se difundió la información, comunidades enteras comenzaron a comprometerse a eliminar la defecación al aire libre. Para ayudar con estos esfuerzos, las comunidades también apoyaron la construcción de retretes para los más pobres, algo que se vio reforzado porque la campaña se centraba en el orgullo y la dignidad de la comunidad, no solo de los individuos.

Además, la iniciativa incluyó un importante componente de seguimiento para garantizar que los éxitos fueran sostenidos y que los nuevos retretes se estuvieran usando. El distrito de Bikaner fue pionero en el uso de una aplicación móvil para verificar que las comunidades hubieran eliminado la práctica de defecación al aire libre. Esta aplicación, que incluye fotografías y coordenadas GPS, proporcionó información confiable al analizar los datos en tiempo real. Se estableció un equipo para la verificación independiente, integrado por periodistas, estudiantes y profesionales que trabajan en organizaciones no gubernamentales.

Los resultados fueron casi inmediatos.

A pocas semanas del lanzamiento de la campaña, la primera aldea ya había eliminado la práctica de la defecación al aire libre. Los aldeanos construyeron más de 500 retretes mejorados en un lapso de 10 días. Se determinó que la construcción de los excusados fuera manejada por los propios usuarios de modo que pudieran diseñarlos según sus necesidades y presupuestos en vez de tener que aceptar un modelo único.

“La construcción de los retretes ha marcado una gran diferencia. Hay menos enfermedades. La salud de las personas ha mejorado y tenemos menos problemas sanitarios”, cuenta Archana, una trabajadora sanitaria. Ella explica que se había acostumbrado a tratar a alrededor de 50 pacientes al mes debido a enfermedades transmitidas por las heces, la mayoría de ellos niños. Sin embargo, después de que se eliminó la práctica de la defecación al aire libre, ella notó que solo tenía uno o dos casos mensuales.

El mayor apoyo para la campaña Banko Bikano vino de las mujeres y niñas, que asistieron  en gran cantidad a cada reunión y cumplieron una función de líderes en la construcción de los retretes en sus propias casas. 

Entregar apoyo a los países en sus esfuerzos por proporcionar igualdad y dignidad, especialmente para las mujeres y niñas, es una tarea central de las Prácticas Mundiales de Agua del Grupo Banco Mundial. También es el lema del Día Mundial del Retrete de este año, que se celebra el 19 de noviembre. 

Comentarios

La redacción recomienda

10/11/2017

Los impactos de la sequía son de gran alcance y duraderos

28/09/2017

¿Caminarías cinco horas para conseguir agua?