India deniega permisos a los médicos de las zonas golpeadas por la ola de calor

6
0
6

Temas

Las autoridades indias han denegado a los médicos permiso para abandonar sus puestos en medio de una ola de calor que ya se ha cobrado la vida de más de 1.100 personas esta semana.

Según han confirmado las autoridades, la cifra de fallecidos en las zonas más afectadas, los estados de Andhra Pradesh y Telangana, es ya más del doble de los fallecidos por la ola de calor del año pasado.

La mayoría de las defunciones se han producido debido a la insolación y la deshidratación y han afectado principalmente a trabajadores de mediana edad y a personas mayores, según han informado fuentes oficiales. El número de fallecidos sólo en el estado de Andhra Pradesh asciende a 852.

"Es cierto que a veces sufro de jaquecas y fiebre. Pero (si me quedo en casa) ¿cómo voy a ganar dinero?"

Mayo y junio son los meses más calurosos en India, donde las temperaturas suelen superar los 40 grados. Sin embargo, los meteorólogos han asegurado que se han incrementado en los últimos 15 años el número de días en que las temperaturas han llegado a los 45 grados.

Debido a la gravedad de la situación, las autoridades han denegado a los médicos los permisos y han advertido a la gente del peligro de salir a la calle en las horas centrales del día. Sin embargo, para muchos ciudadanos indios permanecer en casa no es una opción.

"Las lluvias del monzón aliviarán la sequía de las regiones del este y del sur"

"Es cierto que a veces sufro de jaquecas y fiebre. Pero (si me quedo en casa) ¿cómo voy a ganar dinero?", ha afirmado Akhlag, chatarrero de 28 años natural de Nueva Delhi, donde las temperaturas alcanzaron los 45 grados el martes.

Han pasado ya seis días desde que comenzara la ola de calor, que ha afectado principalmente a las regiones del sur. Esto supone el doble de tiempo que duró la ola de calor del año pasado, según ha afirmado Y. K. Reddy, meteorólogo de Hyderabad, una de las regiones más afectadas.

Muchos expertos han identificado la causa de la ola de calor en el frente de aire seco procedente de Irán y Afganistán. Sin embargo, los meteorólogos prevén que las temperaturas disminuyan a finales de esta semana, cuando las lluvias del monzón aliviarán la sequía de las regiones del este y del sur.

Comentarios