300 muertos y 6 millones de afectados por las inundaciones en India

83
0
  • 300 muertos y 6 millones afectados inundaciones India
    India
83

Al menos 300 personas han muerto en las regiones del este y centro de India y más de 6 millones se han visto afectadas por las inundaciones que han destrozado aldeas, pastos y carreteras y dañado los sistemas de electricidad y telecomunicaciones.

El monzón ha provocado el desbordamiento de diversos ríos, incluido el Ganges y sus afluentes, y ha obligado a muchas personas de los estados de Madhya Pradesh, Bihar, Urrar Pradesh, Rajastán y Uttarajand a buscar cobijo en campos de refugio.

Alrededor de 120 personas han muerto en el estado de Bihar y las autoridades han alertado sobre su situación. "Las aguas han engullido las zonas bajas, las casas y campos de cultivo", ha asegurado Zafar Rakib, un magistrado de distrito de Katihar, uno de los 24 distritos de Bihar que se han visto afectados.

"Hemos trasladado a la gente a terrenos más altos y están siendo aprovisionados con arroz cocinado, agua potable y mantas", ha añadido Rakib.

Al menos 300 personas han muerto en las regiones del este y centro de India y más de 6 millones se han visto afectadas por las inundaciones

En la vecina Uttar Pradesh han muerto 43 personas y más de un millón se han visto afectadas. Las escuelas se han cerrado en las ciudades de Varanasi y Allahbad por donde pasan el río Ganges y el Yamuna y donde las aguas siguen aumentando de nivel.

En la ciudad de Varanasi, considerada sagrada y a donde miles de hindúes peregrinan, se han tenido que cancelar las incineraciones tradicionales en la vega del Ganges y múltiples familias se han visto obligadas a cremar los cuerpos en los tejados de las casas cercanas.

Por otro lado, la televisión ha mostrado a los residentes de las aldeas caminando con el agua hasta el pecho transportando su ganado, las casas colapsando y la gente a bordo de barcos de madera intentando huir. "Estamos todos preocupados por lo que tenemos que hacer. Hemos estado viviendo así los últimos cuatro días. Ni siquiera tenemos comida para comer", ha asegurado un ciudadano de Uttar Pradesh.

En otro estado afectado, el de Madhya Paradesh, han muerto al menos 70 personas, 40.000 viviendas han sido parcial o completamente destruidas y unas 20.000 personas han sido evacuadas. Las autoridades han asegurado que la gente podrá volver cuando los niveles de agua desciendan, pero el Departamento Meteorológico ha previsto lluvias los próximos dos días.

Modi ofrece apoyo adicional

Las lluvias a causa del monzón son habituales en India desde junio hasta septiembre y son vitales para la agricultura, la cual supone un 18 por ciento del PIB del país y emplea a casi la mitad de su población.

Hoy en día, las inundaciones están consideradas un problema crónico y son valoradas de manera diferente respecto a otras emergencias

A pesar de los beneficios, el exceso de lluvias en la región central provoca deslizamientos de tierra e inundaciones que afectan a los cultivos, destruyen las casas y exponen a la población a enfermedades como la diarrea.

Las Fuerzas Nacionales de Respuesta a Desastres (FNRD) se han desplegado en cinco estados, rescatando a más de 33.000 personas que se han visto atrapadas en aldeas remotas e incomunicadas. Las FNRD también han provisto de asistencia médica a alrededor de 9.000 supervivientes.

La magnitud del desastre ha llevado al primer ministro indio, Narendra Modi, a ofrecer ayuda adicional por parte del Gobierno federal. "Rezo por la seguridad y bienestar de aquellos en las áreas afectadas por las inundaciones", ha asegurado dicho en un comunicado. "El Gobierno apoya por completo las operaciones de rescate y ayuda", ha afirmado.

Las ONG que trabajan en Bihar y Uttar Pradesh han asegurado que es de extrema importancia estar mejor preparados para minimizar las muertes, los desalojos y la devastación que ocurre año tras año.

"Hoy en día, las inundaciones están consideradas un problema crónico y son valoradas de manera diferente respecto a otras emergencias, por ello, no atraen la atención de los medios ni los donantes", ha asegurado el director de Save the Children en India, Thomas Chandy.

"Ante esta situación, es de suma importancia que nos desarrollemos mejor y de manera más efectiva para encontrar soluciones a largo plazo que sirvan para preparar a las personas y los niños de cara a las inundaciones", ha añadido.

Comentarios