La Comunitat Valenciana crea un registro de balsas de riego para conocer su estado estructural a efectos de seguridad

151
0
151

La Conselleria valenciana de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua creará un registro de balsas de riego para conocer su estado estructural a efectos de seguridad. El objetivo es que se inscriban las balsas para riego ubicadas fuera del dominio público hidráulico en el ámbito territorial de la Comunidad. El decreto de creación ha sido publicado hoy en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana.

En la Comunidad Valenciana existen unas 3.500 balsas para el riego con una capacidad total de unos 80 Hm3. Las balsas para riego constituyen un pilar fundamental en el desarrollo de la agricultura de regadío moderna porque permiten el almacenamiento y distribución de las reservas.

La Conselleria de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, consciente del número tan importante de balsas existente, pretende garantizar el perfecto estado de las mismas para que se realicen las correspondientes revisiones técnicas, evitando el riesgo de rotura, su posible afección en urbanizaciones e infraestructuras construidas con posterioridad y evitar pérdidas de agua.

La creación del Registro de Balsas de Riego de la Comunitat Valenciana, permitirá a la Conselleria tener un conocimiento exacto, de las balsas cuya ejecución se ha realizado por la Dirección General del Agua, y de las balsas cuya competencia es ahora de la Administración Autonómica, pero cuyos expedientes han sido tramitados por el Ministerio, y de las balsas que superen los 5 metros de altura o los 100.000 m3 de capacidad de embalse, de titularidad pública o privada, existentes o en construcción o que se proyecten construir.

Además, también se creará una Comisión Técnica de Seguridad, a quien corresponderá informar las normas de seguridad para la construcción de Balsas y los Planes de seguridad y la elaboración de las Normas de Seguridad para la construcción de Balsas.

Balsas y depósitos de riego existentes

El mayor número de balsas se concentran en la provincia de Alicante, fundamentalmente en la comarca meridional (2004) y en el Vinalopó-L´Alacantí (504) siendo el máximo en el término municipal de Orihuela (678 ). La tipología de las balsas y depósitos para riego es muy diversa: metálicos, de hormigón, de materiales sueltos con pantalla asfáltica,…. pero el número más importante son las de materiales sueltos impermeabilizadas con geomembranas.

La mayor parte de las balsas de poca capacidad fueron construidas por iniciativa privada para su utilización individual a partir de los años 60 presentando un gran desarrollo en las dos décadas siguientes, decayendo paulatinamente su ritmo de construcción. Las balsas de mayor capacidad han sido construidas a partir de la década de los 80 con la participación de las Administraciones Públicas (Administraciones Agrarias y Confederaciones Hidrográficas) bien con subvenciones, bien como inversiones directas. 

Comentarios