Destinarán 700.000 euros a evitar el deterioro del arroyo de La Yedra a su paso por Canena, Ibros y Baeza

86
0
86
  • El arroyo de La Yedra vierte al cercano embalse de Giribaile.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) iniciará la próxima semana las obras de emergencia para la restitución hidrológica del arroyo de La Yedra para evitar que continúe el deterioro de sus márgenes y nuevas inundaciones en Canena (Jaén). Estos primeros trabajos forman parte del proyecto de restauración de este cauce a su paso por este término municipal así como por Ibros y Baeza, que supondrá una inversión superior a los 700.000 de euros.

Así lo ha indicado este martes a los periodistas el subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, tras reunirse, junto al ingeniero jefe del organismo de cuenca en la provincia, José Martín, con el alcalde de Canena, José Carlos Serrano, y otros miembros de la Corporación municipal, a los que han trasladado los detalles de la actuación.

Las obras de emergencia se centrarán en la zona del balneario de Canena.

Las obras de emergencia se centrarán en la zona del balneario de Canena, donde se invertirán en un principio más de 30.000 euros. Consistirán en la reperfilación del cauce del arroyo de la Yedra, con la homogenización del fondo y el acondicionamiento de los taludes. También se estabilizará el suelo con la construcción de diques que disminuyan la pendiente del cauce y la velocidad del agua, a fin de que la erosión de las aguas sea menor. Finalmente, se protegerá el exterior de los meandros con mantos de escollera para evitar el impacto del agua en casos de avenidas.

Además, mientras se ejecuta esta intervención sigue su curso la tramitación del proyecto para asegurar los terrenos del cauce de buena parte del arroyo de la Yedra tanto en esta localidad como en los términos de Baeza e Ibros. La actuación va a tener un presupuesto superior a los 700.000 euros, de los que más de 400.000 se emplearán en las obras del municipio canenero. Se prevé que el proyecto se licite antes de cuatro meses, pudiendo iniciarse las obras en los primeros meses del próximo año.

El arroyo de La Yedra, de aguas torrenciales que vierte al cercano embalse de Giribaile, ha generado en los tres últimos años sucesivas oleadas de riadas de importantes caudales y gran velocidad de las aguas, a consecuencia de las fuertes pendientes del cauce que discurre sobre tierras muy erosionables, hasta el punto de que la caja del río se ha profundizado hasta cinco metros en algunos lugares. Además, en momentos de lluvias intensas han producido grandes deslizamientos de las márgenes.

El subdelegado ha destacado la buena disposición de la Confederación para solucionar los riesgos del arroyo en los momentos de riada, que, en el caso de Canena, está amenazando la seguridad de algunas viviendas. También el alcalde de ese municipio se ha referido a los problemas que en los últimos años está originando el arroyo en la seguridad y en el patrimonio de los vecinos, por lo que ha agradecido la labor de Lillo y de la CHG para llevar a cabo este proyecto, de manera especial en unos momentos de austeridad económica.

Comentarios