Polémica con el tanque de tormentas en la localidad sevillana de Las Góndolas

77
0
77

El delegado del distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, junto al consejero delegado de la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa), Jesús Maza, ha celebrado este jueves un encuentro con los vecinos del residencial Las Góndolas, a cuenta de los dos tanques de tormenta inicialmente proyectados en este entorno de Sevilla Este.

La reunión surge después de que la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya estimado parcialmente el recurso promovido por este colectivo de vecinos contra el plan especial de "Infraestructuras para la mejora de la funcionalidad y seguridad de la cuenca urbana del arroyo del Tamarguillo mediante la construcción de dos tanques de tormenta", elaborado por Emasesa para instalar depósitos de aguas pluviales en esta zona de Sevilla Este. El Alto Tribunal andaluz, en concreto, anula uno de los artículos de este plan especial y, a tal efecto, prohíbe la construcción sobre rasante de un edificio de control, un castillete de salida de emergencia y otras edificaciones emergentes.

Previamente, el pleno del Ayuntamiento había aprobado dos mociones muy parecidas para que las obras de estos tanques de tormenta no comenzasen sin "garantías" sobre la ausencia de riesgos para las viviendas del entorno de la calle Gruta de las Maravillas y para que fuesen estudiadas otras ubicaciones alternativas.

Jesús Maza, en ese sentido, ha insistido en esta reunión en que sigue la búsqueda de "posibles alternativas de ubicación" ajenas al entorno del residencial Las Góndolas. "Los vecinos pueden estar tranquilos, no vamos a actuar a espaldas de ellos ni vamos a imponerles nada, prueba de ello es que la obra está paralizada y no se ha hecho nada. Estamos buscando y estudiando alternativas posibles de ubicación en otras zonas de la ciudad". Estas alternativas pasarían por llevar a cabo las obras del tanque de tormentas en una zona con mucha menos incidencia en la población.

"Siempre hemos dicho que ante la más mínima duda de que el tanque de tormentas pudiera causar el más mínimo daño a los vecinos y sus inmuebles, nunca lo llevaríamos a cabo y así se lo hemos hecho saber a los vecinos en las diversas reuniones mantenidas", insiste Maza, quien recuerda que el TSJA sólo prohíbe "la construcción sobre rasante de una construcción en una zona verde, porque el resto es perfectamente legal".

Maza ha recordado, de cualquier modo, que el proyecto en cuestión fue promovido por el anterior Gobierno local, al que acusa de "no haber consensuado nada con los vecinos".

Comentarios