El embalse de A Baxe redujo cerca del 40% el caudal del río Umia en Caldas, evitando inundaciones

85
0

Sobre la Entidad

Xunta de Galicia
La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
  • A las 9:45 h del día 6 de enero de 2014 se registró el máximo caudal de entrada al embalse, con 267,88 m3/s.
  • El efecto del embalse permitió que el caudal máximo de salida disminuyera hasta un máximo de 168,39 m3/s.
  • Además, el embalse permitió reducir las puntas de caudal en otras cuatro ocasiones esta Navidad.

La existencia del embalse de A Baxe, en Caldas, evitó daños mayores en este municipio pontevedrés, al reducir notablemente los caudales del río Umia durante los episodios de adversos meteorológicos que generaron importantes lluvias en esta zona en Navidad, especialmente el día 6 de enero.

Así, durante esta Navidad se produjeron una serie de fenómenos meteorológicos adversos en Galicia, registrándose valores notablemente altos de precipitación en la mayor parte de las estaciones meteorológicas instaladas en la comunidad. En el cauce del río Umia, tanto para la estación meteorológica de Meteogalicia situada en Xesteiras (Cuntis), como para la de Caldas de Reis las precipitaciones registradas fueron muy abundantes durante el período comprendido entre el 20 de diciembre de 2013 y el 7 de enero de 2014 siendo, en algunos casos, la precipitación acumulada en 24 h superior a los 100 mm.

Por consecuencia de estas lluvias, fue significativo el aumento de los caudales de los ríos. En el río Umia el caudal de entrada máximo registrado en la presa de Caldas de Reis en este período fue de 267,88 m3/s, durante el día 6 de enero de 2014.

Según el análisis realizado por Augas de Galicia, el embalse redujo en un 37% el caudal del río el día 6 de enero, disminuyendo los efectos de la crecida del río ante posibles daños en el casco urbano y en sus aledaños, cumpliendo así con una de las funciones para la que fue construido.

El caudal entrante máximo en el embalse se produjo sobre las 9.45 h del día 6 de enero de 2014, con un valor máximo 267,88 m3/s. Esta cantidad o incluso algo mayor sería la que llegaría a Caldas de Reis de no haber ejercido el embalse su labor de laminación. De hecho, los caudales máximos salientes del embalse se produjeron entre las 11:30 horas y las 15:00 horas del día 6 consiguiendo un valor máximo de 168,39 m3/s. Por tanto, una merma del 37,14 % del valor máximo.

Esta importante labor de regulación se consiguió gracias a que el embalse retuvo 2,72 Hm3 en este episodio de lluvia, con un efecto que no sólo rebaja los caudales punta, sino que suaviza los cambios de caudal, aspecto de suma importancia para evitar problemas aguas abajo del embalse. Parte del beneficio se debió a la bajada de la ocupación del embalse en las horas previas al episodio de lluvia, de modo que el día 6 a primera hora su nivel era del 50%, preparado para recibir las aportaciones extraordinarias previstas para ese día.

A día de hoy, el embalse está en situación de normalidad, con un nivel de ocupación del 53% de modo que esté preparado ante eventuales nuevas situaciones de lluvias.

Comentarios