Se realizan sondeos en la rambla de Lébor para estudiar la viabilidad de una presa contra avenidas

49
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Segura
La Confederación Hidrográfica del Segura es un organismo de cuenca intercomunitaria, creado mediante de Real Decreto el 5 de marzo de 1926 para gestionar las aguas de su demarcación hidrográfica.
  • La posible construcción de esta infraestructura se enmarca en el Plan General de Defensa de Avenidas del Alto Guadalentín.

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, está realizando sondeos geológicos en el cauce de la rambla de Lébor, en el municipio de Totana, para estudiar la viabilidad de una presa de laminación de avenidas.

El presidente de la CHS, Miguel Ángel Ródenas, junto a técnicos del organismo de cuenca y autoridades municipales, realizó una visita a la zona para supervisar la evolución de los trabajos, que finalizarán el próximo mes.

El tramo de la rambla en el que se están realizando las catas cuenta con una longitud de unos 500 metros y se ubica cerca del canal del trasvase Tajo-Segura, al oeste del núcleo urbano. El proceso tiene como objetivo caracterizar el suelo en el entorno de la cerrada de la futura presa y determinar la ubicación más favorable.

El análisis geológico abarca estudios sísmicos de refracción y ensayos ‘Down hole’ 

El análisis geológico abarca estudios sísmicos de refracción y ensayos ‘Down hole’ (método directo de medición de propagación de ondas de corte en el suelo, de gran precisión), reconocimientos geológicos y cartografía geólica de detalle, además de sondeos mecánicos.

Plan General de Defensa de Avenidas del Alto Guadalentín

Los estudios geológicos para la posible construcción de una presa en la rambla de Lébor se enmarcan en el borrador del Plan General de Defensa frente a Inundaciones del Alto Guadalentín que está elaborando la CHS tras la riada de San Wenceslao, el 28 de septiembre de 2012, cuando se registró uno de los episodios de lluvias torrenciales más grave de cuantos se tiene registro histórico. Durante este suceso las obras hidráulicas de defensa resultaron vitales para frenar el impacto de las aguas, en especial las presas de Puentes y Valdeinfierno en Lorca y la derivación de El Paretón (Totana), si bien se puso en evidencia la necesidad de incrementar la capacidad de regulación.

Como parte de ese futuro plan, el organismo de cuenca también ha licitado los estudios de viabilidad de las presas de las ramblas de Béjar y La Torrecilla, en Lorca, con un presupuesto total de 130.000 euros. Además, el organismo de cuenca también tiene en marcha los estudios de los proyectos de otras cuatro obras de regulación en la cuenca del Guadalentín. Se trata de las presas de Nogalte (cuyo estudio geotécnico ya está licitado), Estrecho, Puntarrón y Las Moreras (Mazarrón).

Además, la CHS ha iniciado los trabajos del deslinde de la rambla de Biznaga, un cauce fundamental para la evacuación de pluviales en el campo de Lorca y evitar la retención de agua que se produjo tras las lluvias del año pasado causando importantes daños catastróficos.

Comentarios