La Asociación Río Aragón y la Iniciativa Ciudadana Yesa + No piden "cerrar el grifo" a las obras del recrecimiento de Yesa

38
0
38
  • Embalse de Yesa (Wikipedia).

La Asociación Río Aragón y la Iniciativa Ciudadana Yesa + No han emplazado a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) a "actuar con sabiduría, anulando el proyecto del recrecimiento del pantano de Yesa". Además, ha criticado que "no da soluciones a los propietarios de las urbanizaciones desalojadas" por deslizamientos de una ladera del embalse.

En un comunicado, ambas iniciativas han asegurado que "lo que ocurre en las urbanizaciones de Yesa, pese a su gravedad, tan sólo es la punta del iceberg de los gravísimos problemas que conlleva el recrecimiento de Yesa".

Tras obras por valor de 25 millones de euros, la ladera se sigue moviendo 

"La CHE, como órgano de cuenca promotor y ejecutor del proyecto del recrecimiento de Yesa, es el máximo responsable de la vulneración de uno de los derechos fundamentales, como es el derecho a la vivienda", han criticado, para añadir que "los propios vecinos denuncian la soledad en que se encuentran y la profunda desconfianza que les merece un organismo que les ha engañado de forma sistemática y les ha ocultado la gravedad de lo ocurrido una y otra vez".

La Asociación Río Aragón y la Iniciativa Ciudadana Yesa + No ha insistido en que "tras 25 millones de euros, la ladera se sigue moviendo y la CHE continúa en su huida hacia adelante, haciendo caso omiso a la inseguridad e inestabilidad de la ladera derecha de Yesa y actuando con auténtica negligencia e irresponsabilidad".

"Prueba de ello es que ni tan siquiera puedan situar a ciencia cierta la amplitud y profundidad del deslizamiento o que la propia CHE, en palabras de geólogos que asesoran a los vecinos, tenga dos informes geológicos opuestos y compitiendo: uno diciendo que hay una falla inversa y otro que hay un pliegue con cierre sinclinal", han añadido.

En este sentido, las dos plataformas han criticado que "siguen sin querer saber el modelo geológico sobre el que trabajan, lo que provoca problemas y peligro de forma continuada". "En esta ocasión se despachan diciendo que la culpa es de un paleodeslizamiento que no conocían y no supieron prever, cuando varios técnicos llevaban años apuntando esta posibilidad a través de informes que se hicieron públicos", han precisado.

A su juicio, "todo proceso tiene un punto de no retorno, la CHE aún está a tiempo de retractarse en su posición enrocada e irracional y buscar la mejor solución para evitar males mayores, pero el tiempo se acaba".

Por ello, las dos asociaciones han considerado que "el grifo debe de cerrarse, no dando ni un euro más a una obra innecesaria, injustificada, megalómana y peligrosa que atenta contra la seguridad de las personas que viven aguas abajo del embalse". "Que la naturaleza siempre termina ajustando cuentas es algo que nunca debemos olvidar y más tras constatar los virulentos episodios que estamos viviendo en los últimos tiempos", han concluido.

Comentarios