El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia pondrá en marcha el tanque de tormentas de Arriandi

129
0
129
  • A esta infraestructura de saneamiento se sumará en mayo o junio el tanque de tormentas de Etxebarri, con un volumen de 70.000 m3

El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia pondrá en servicio en próximas fechas el tanque de tormentas de Arriandi, de 25.000 m3 de capacidad, que se sitúa dentro de la parcela de la EDAR de Arriandi, en Iurreta, aprovechando el espacio disponible en la zona de entrada, y cuyas obras, prevista su conclusión para abril, están prácticamente ya acabadas.

Esta nueva infraestructura de saneamiento "puede entrar en servicio en cualquier momento"

Así lo ha señalado el director gerente del Consorcio de Aguas, Pedro Barreiro, en declaraciones a Europa Press, quien ha añadido que esta nueva infraestructura de saneamiento "puede entrar en servicio en cualquier momento".

En el diseño de la instalación se contempla la compatibilidad con una posible construcción futura de una instalación de secado térmico de fangos. El presupuesto de la obra es de 5,8 millones de euros (IVA excluido).

A esta obra se sumará, en mayo o junio de este año, el tanque de tormentas de Etxebarri, en fase de ejecución muy avanzada y que, con un volumen aproximado de 70.000 m3, se ubica junto al río Nervión, en un meandro del mismo frente al barrio de Bolueta, en unos terrenos cuya titularidad es del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia.

La obra del tanque de Etxebarri se completa con el sistema de regulación de caudal, en base a compuertas, que ya se ha implementado en el pozo del Interceptor situado en la Plaza Ernesto Erkoreka de Bilbao, que posibilita disponer un volumen adicional de almacenamiento de unos 22.000 m3, en la propia conducción en túnel, entre ese punto y el tanque de tormentas, y otros 16.000 m3 entre los tanques y el pozo Urbi en Basauri.

Su funcionamiento permitirá laminar el caudal que circula por el Interceptor Nervión-Ibaizabal, permitiendo una mayor desahogo en el funcionamiento de dicho colector en la zona situada aguas abajo del tanque. El presupuesto asciende a más de 33 millones de euros (IVA excluido) y se estima que la obra quedará concluida en mayo o junio de este año.

Según ha explicado Barreiro, "lo que sería la estructura de obra del propio tanque está prácticamente terminada, pero ahora hay que colocar todos los equipos, terminar lo que sería la urbanización de la zona".

"Hay un edificio anexo al propio tanque de tormentas que se está empezando a construir y nuestra previsión es que pueda estar en principio terminado sobre mayo o junio de este año. El tanque entraría en servicio previsiblemente en esas fechas, porque para que el tanque entre en servicio no necesita que determinadas obras de urbanización de fuera pudieran llegar a estar terminadas", ha indicado.

Su funcionamiento permitirá laminar el caudal que circula por el Interceptor Nervión-Ibaizabal

"Lo que sí necesita el tanque --ha proseguido-- es tener todos los equipos y dispositivos, que es una parte que todavía no esta terminada del todo, para poder ser operativo. Es decir, que puede ser operativo en un momento dado antes de lo que sería la terminación total de las obras".

Otras obras de saneamiento

La entidad de aguas está llevando a cabo otras inversiones en saneamiento, como la mejora de las instalaciones para control y eliminación de olores en EDAR Galindo. Las obras contemplan la ampliación de la ventilación y desodorización de las instalaciones destinadas al tratamiento de fangos mediante la construcción de un biofiltro de altas prestaciones en un nuevo edificio situado junto al antiguo de secado térmico, la colocación de cubiertas sobre los flotadores y la ampliación del edificio de tamizado de fangos.

En la misma línea de actuación, se ejecutarán una serie de mejoras orientadas a minimizar el impacto odorífero de la planta, consistentes en la construcción de un edificio destinado a albergar los contenedores de residuos junto al actual edificio de Olores I y la instalación de sensores de H2S y O2. El presupuesto asciende a más de 5 millones de euros (IVA excluido) y está prevista su conclusión este año.

Por otro lado, el mes de agosto es la fecha prevista para concluir las obras del horno número 3 en la EDAR de Galindo, presupuestada en 31,32 millones, mientras que el proyecto de saneamiento de Gernika, tramo EDAR-Estación de Bombeo La Vega, que supondrá una inversión de 4,458 millones, se estima que esté concluido en el primer semestre de este 2014.

Todas estas obras se enmarcan en el convenio suscrito entre la Diputación Foral de Bizkaia y el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia. Mediante ese acuerdo, el Departamento de Medio Ambiente aporta 381 millones de euros para realizar nuevas infraestructuras en el periodo 2008-2018.

Comentarios