Balance de la reparación de las carreteras dañadas por las precipitaciones de 2013 en Navarra: 18 millones de euros y 207 obras

53
0

Sobre la Entidad

Gobierno de Navarra
El Gobierno de Navarra es la institución de carácter ejecutivo en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Foral de Navarra (España).

La reciente conclusión de las obras de reparación de la carretera NA-120, en el término de Abárzuza, ha puesto punto y final al conjunto de actuaciones que ha tenido que realizar el Departamento de Fomento para subsanar los daños en infraestructuras y firmes que ocasionaron en la red vial de Navarra las extraordinarias precipitaciones de lluvia y nieve registradas en el primer semestre de 2013. En total, se han ejecutado 207 trabajos de reparación, con un presupuesto de 17.770.025 euros.

El Ejecutivo foral ha conocido el informe sobre el plan de intervenciones desarrollado por el Servicio de Conservación, que ha sido presentado por el consejero Luis Zarraluqui.

Excepcional es el adjetivo que define tanto las condiciones meteorológicas que se dieron en esos meses como los daños que sufrieron algunas carreteras. Basta recordar, por ejemplo, que en los meses de enero y febrero las precipitaciones contabilizadas en estaciones como Santesteban, Erro o Azpirotz cuadruplicaron o triplicaron la media histórica. En cuanto a las consecuencias, destacan el deslizamiento de la ladera en la carretera N-121-A en Belate, que obligó a desviar total o parcialmente el tráfico por el antiguo puerto durante tres meses, o el hundimiento de varios metros de calzada en Vergalijo, que dejó sin comunicación directa a las localidades de Miranda de Arga y Falces.

En total, se han ejecutado 207 trabajos de reparación, con un presupuesto de 17.770.025 euros

Según los archivos de Fomento, habría que remontarse a 2004 para encontrar otro episodio de graves daños, aunque lejos de las cifras del pasado año. En aquella ocasión las fuertes tormentas registradas en la zona sur durante el mes de septiembre, obligaron a obras de reparación por importe de 5,7 millones. También en 2007, un primer trimestre muy lluvioso ocasionó daños por importe de 4,8 millones de euros.

La zona noreste, la más afectada

De las 207 intervenciones realizadas, 151 correspondieron a la reparación de afecciones y daños puntuales originados en la estructura de la vía (señales, drenajes, escolleras, calzada, etc.). El importe destinado a ello ascendió a 8.450.525 euros.

Además, otras 56 reparaciones tuvieron como objeto solucionar el grave deterioro ocasionado por las filtraciones de agua en el firme (roderas, grietas, baches, socavones, etc.), cuyo coste ha ascendido a 9.319.778 euros. En total, hubo que asfaltar 198 km., utilizando para ello 109.700 toneladas de aglomerado asfáltico.

Los daños afectaron a todo tipo de carreteras repartidas por la geografía de la Comunidad Foral, aunque destaca por su mayor número la zona noreste. Así, por ejemplo, 43 de las obras correspondieron al centro de conservación de Aoiz y 36 al de Pamplona, mientras que en las carreteras dependientes de los centros de Estella, Irurtzun y Tafalla se han realizado 33 actuaciones en cada una de ellas. En Tudela, sólo se han efectuado 4 intervenciones.

En lo que se refiere a los presupuestos, el mayor desembolso se ha efectuado en las carreteras del distrito de Estella (3,4 millones), seguidos del de Tafalla (2,8 millones de euros) y de Aoiz (2,7 millones).

Por tipo de vía, se observa que la red local ha sido la más perjudicada, con necesidad de obras en 97 puntos, seguida a gran distancia por la red de interés de la Comunidad Foral (38 actuaciones), la red de interés general y altas prestaciones (11 reparaciones) y las autovías (5 casos).

Las principales actuaciones por su cuantía económica, han sido las siguientes: estabilización del talud en el p.k. 27,940 de la N-121-A (Pamplona-Behobia), en las cercanías del puerto de Belate, con 1,4 millones de euros de presupuesto; reparaciones de la NA-7040 y NA-7041, en Guirguillano, con 677.687 euros; actuación en el p.k. 6 de la NA-120 (Estella-Beasáin), en Abárzuza, con 551.713 euros; estabilización de escollera en la Ronda de Pamplona (PA-30) a la altura de Arre (543.345 euros) e intervención en la NA-6100, en Vergalijo, (355.654 euros).

Tres tipos de actuaciones

Desde que se iniciaran las precipitaciones, los efectivos del Servicio de Conservación del Departamento de Fomento, además de gestionar y coordinar las labores de atención inicial de las incidencias y emergencias con el fin de reabrir la vía lo antes posible, pusieron en marcha un plan de identificación, registro y actuación sobre los distintos puntos.

El plan incluía tres tipos de acciones:

  • Intervención inmediata. Consistente en limpiezas generalizadas y reposición localizada de elementos básicos de seguridad: señales, barreras, pavimentos, iluminación, etc.
  • Reparación. Limpiezas en detalle de los sistemas de drenaje, reparación y sostenimiento de taludes, reconstrucción de estructuras, etc.
  • Consolidación. Ejecución de obra nueva, incluyendo la modificación de trazado y la rehabilitación de firme.

Excepcional es el adjetivo que define tanto las condiciones meteorológicas que se dieron en esos meses como los daños que sufrieron algunas carreteras

Todos los daños identificados provocaron cortes totales o parciales de las vías afectadas, pero, dada su diversa naturaleza y grado de afección las soluciones adoptadas han sido muy variadas. En general ha sido preciso limpiar en detalle todos los sistemas de drenaje longitudinal y transversal, la reparación de taludes de terraplenes y el sostenimiento de taludes en desmonte: escolleras, muros, mallas, etc., así como la reconstrucción de otras estructuras y obras de fábrica.

Algunas de las actuaciones han requerido proyectos de gran complejidad técnica, con estudios geológicos y geotécnicos del terreno, sondeos, etc., y con un gran coste económico. Finalmente, otras afecciones, además, han requerido modificaciones de trazado de longitudes considerables, con las consiguientes ocupaciones de terrenos, etc.

Igualmente, con objeto de que los trabajos de reparación se ejecutaran con la mayor rapidez y eficacia, desde el punto de vista administrativo las obras se han abordado de diferente forma. De las 151 reparaciones de daños puntuales, seis se han ejecutado mediante un procedimiento de emergencia, tres se han contratado mediante licitación por procedimiento abierto y con publicidad, y, el resto (142) se han ejecutado a través de los contratos de conservación integral.

En lo que se refiere a las 56 actuaciones de reparación de firme y pavimentos, tras la realización de los correspondientes proyectos de rehabilitación, en el mes de agosto se procedió a licitar las obras mediante procedimiento abierto y a la oferta más ventajosa, siendo adjudicados a principios de noviembre.

Comentarios