33 ofertas para construir la segunda fase del Parque Fluvial de Fuengirola

150
0
150
  • Desembocadora del río Fuengirola (Wikipedia)
  • Esta actuación cuenta con un presupuesto de licitación de 1.565.229,64 euros y se desarrollará en un total de 350 metros longitudinales del propio río.

El Ayuntamiento de Fuengirola (Málaga) ha registrado un total de 33 ofertas de empresas interesadas en hacerse con las obras de construcción de la segunda fase del Parque Fluvial. Se trata de un proyecto que permitirá que el río Fuengirola, a su paso por el término municipal, quede completamente terminado como un lugar de esparcimiento y de ocio público único en la provincia.

De hecho, esta actuación cuenta con un presupuesto de licitación de 1.565.229,64 euros y se desarrollará en un total de 350 metros longitudinales del propio río, si bien, incluyendo los anexos, la superficie afectada alcanza los 74.420 metros cuadrados, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

Así, las empresas solicitantes pudieron presentar sus ofertas hasta el pasado 18 de marzo. Desde entonces se está realizando todo el proceso administrativo requerido, el cual ha registrado un gran volumen de propuestas.

La intención del Consistorio es que las obras de ejecución comiencen cuanto antes, pues el plazo contemplado en el pliego de condiciones es de seis meses, inicialmente, aunque las empresas en sus propuestas han podido rebajar este periodo. Hay que recordar que esta actuación será sufragada través del Plan Qualifica, por lo que alrededor de un tercio del coste será abonado por el propio Ayuntamiento.

En esta segunda fase se va a apostar por una imagen "más natural", pues será más libre, llena de áreas de paseo y de esparcimiento. De hecho, la apuesta del equipo de gobierno era dejar gran parte de los juncos que hay existentes ahora en el lugar para mostrar esa imagen, "si bien la Agencia Andaluza del Agua sólo ha permitido que se queden un cinco por ciento de los mismos".

Asimismo, esta segunda fase de la infraestructura dispondrá de un carril bici que estará enlazado con el de la primera y después discurrirá por las calles situadas alrededor del centro comercial. También el proyecto recoge la creación de un paseo peatonal y varias zonas de descanso.

En el planteamiento se estipula que habrá cinco entradas principales; dos de ellas estarán a la altura del puente de Miramar, mientras que una permitirá el acceso al denominado como Parque Natural y las otras dos estarán en la parte alta del cauce. Tres de ellas incorporarán una especie de compuertas, que la mayoría del tiempo estarán abiertas.

Y la imagen se completa con una pasarela peatonal entre los dos márgenes que permitirá el paso del agua en el caso de grandes avenidas, pues se ha diseñado una estructura de unos 30 ó 40 metros en acero galvanizado que combina completamente con el entorno. El proyecto final es la fusión de otros dos realizados por una empresa de ingeniería y otra de arquitectura, respectivamente.

Por otro lado, hay descritas una seria de mejoras o actuaciones adicionales planteadas, las cuales están valoradas en un montante que casi alcanza los 308.000 euros. En este sentido hay que destacar que se contempla la creación de un estanque artificial de 800 metros cuadrados de lámina de agua, donde podrán anidar las aves de la zona. Es más, se ha previsto que este lago, que estará en el entorno de las calles Virgen del Rosario y San Gabriel, disponga de juncos en el perímetro para facilitar la vida de estos animales.

Además, en calle San Miguel se construirá una rotonda y otra actuación consiste en la colocación de 23 luminarias tipo báculo con luces LED. Asimismo se ha ideado un parque de plantas aromáticas justo al lado del segundo parque canino de Miramar, por lo que se le dará uso a esta franja de terreno que ahora mismo no cuenta con esta utilidad. Esta instalación tiene una superficie aproximada de 2.500 metros cuadrados y será una zona verde singular en el municipio.

Por último el Ayuntamiento ha recordado que la primera fase del Parque Fluvial se inauguró en octubre de 2011 y contó con una inversión de poco más de 1,2 millones de euros. Las obras consistieron en la reconversión de unos 520 metros longitudinales del cauce desde su desembocadura en dirección a Miramar, donde se crearon zonas deportivas, de paseo y esparcimiento.

Por tanto, y una vez que se termine la segunda etapa, la instalación contará con unos 870 metros longitudinales de envergadura, tan solo en el río.

Comentarios