Aqualia
Connecting Waterpeople
AGENDA 21500
Prefabricados Delta
EPG Salinas
LACROIX
Agencia Vasca del Agua
Saint Gobain PAM
Hach
STF
ACCIONA
biv Innova
Terranova
Rädlinger primus line GmbH
Aqualia
Bentley Systems
Regaber
Filtralite
Barmatec
Innovyze, an Autodesk company
DuPont Water Solutions
Kamstrup
J. Huesa Water Technology
Redexia network
Ulbios
Baseform
Molecor
NOVAGRIC
CALAF GRUP
Grupo Mejoras
Control Techniques
Schneider Electric
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Kurita - Fracta
Fundación Botín
Confederación Hidrográfica del Segura
s::can Iberia Sistemas de Medición
AZUD
Elmasa Tecnología del Agua
DAM-Aguas
Elliot Cloud
Aganova
Global Omnium
Fundación Biodiversidad
UNOPS
Fundación We Are Water
Catalan Water Partnership
BACCARA
UPM Water
Asociación de Ciencias Ambientales
Ingeteam
Aigües Segarra Garrigues
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Likitech
Hidroconta
EMALSA
SCRATS
Almar Water Solutions
IAPsolutions
ISMedioambiente
ADECAGUA
HANNA instruments
AECID
Xylem Water Solutions España
Smagua
Lama Sistemas de Filtrado
Grundfos
ICEX España Exportación e Inversiones
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
GS Inima Environment
Isle Utilities
VisualNAcert
Fundación CONAMA
Consorcio de Aguas de Asturias
FLOVAC
ESAMUR
Cajamar Innova
Idrica
TEDAGUA
Cibernos
Saleplas
IIAMA
Red Control
BELGICAST by TALIS
Gestagua
ITC Dosing Pumps
Insituform
CAF
Minsait
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Miya Water
ABB
NaanDanJain Ibérica
TecnoConverting
Sacyr Agua
Vector Motor Control
Blue Gold
FENACORE

El problema del acceso al agua potable: revisión de las tecnologías de desinfección

  • problema acceso al agua potable: revisión tecnologías desinfección

Sobre la Entidad

Instituto IMDEA Agua
IMDEA Agua es una organización sin ánimo de lucro, constituida como Fundación del sector público, que tiene como fin la realización de investigaciones relevantes en todos los aspectos relacionados con el agua.

La falta de acceso a agua potable es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la sociedad en el siglo XXI. A pesar del esfuerzo global que se ha realizado, actualmente al menos 2 mil millones de personas utilizan una fuente de agua con contaminación de origen fecal, que es la causa directa de más de medio millón de muertes al año, produciéndose la mayoría en países en desarrollo afectando principalmente a niños menores de cinco años.

Para abordar la necesidad de acceso a una fuente segura de agua, desde el siglo XIX se han desarrollado y explotado diversas tecnologías. Sin embargo, las tecnologías convencionales para proporcionar agua potable (cloración, ozonización, lámparas UV, etc.), aunque son efectivas, presentan limitaciones que impiden su aplicación a nivel global. A menudo son tecnologías altamente demandantes de energía, requieren la adición de químicos y mano de obra altamente cualificada, además se basan en grandes sistemas que requieren de una considerable inyección de capital, infraestructura y conocimientos técnicos, lo que limita su aplicación para la prevención de enfermedades de origen hídrico en las regiones más vulnerables. Estas limitaciones han llevado a la investigación y rápido desarrollo de tecnologías alternativas para proporcionar agua destinada al consumo humano a bajo coste, bajo consumo energético y bajo impacto ambiental. Uno de estos métodos alternativos es la desinfección solar, que ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud como uno de los métodos más apropiados para producir agua potable en los países en desarrollo.

Las tecnologías que integren energía solar podrían abordar la falta de acceso a agua potable y electricidad

Por otro lado, si se considera el alto consumo de energía requerido para tratar el agua en las plantas convencionales de tratamiento de agua potable y la crisis energética mundial provocada por la creciente demanda energética, el agotamiento de reservas de combustible fósil y la emisión de grandes cantidades de gases de efecto invernadero, una tecnología sostenible para la producción de agua potable no se puede lograr sin tener en cuenta la energía requerida en el proceso de tratamiento. En este sentido, la energía solar es la fuente de energía renovable más abundante, y a la vez, es más abundante en las regiones que presentan mayor necesidad de acceso a agua potable y electricidad. Por lo tanto, si se optimizan adecuadamente, las tecnologías que integren energía solar podrían abordar la falta de acceso a agua potable y electricidad.

Este trabajo, que ha sido publicado en la revista Chemosphere, ha sido desarrollado por la Dra. Natalia Pichel, investigadora del Instituto IMDEA Agua, y por dos investigadores pertenecientes al grupo IDEA de la Universidad de Jaén. En este artículo, se resume el conocimiento actual sobre los principales problemas y desafíos relacionados con la falta de acceso al agua potable, y se proporciona una revisión detallada de las tecnologías convencionales de tratamiento de agua potable. Además, se destacan las líneas de investigación emergentes en el campo del tratamiento del agua destinada a consumo humano, haciendo especial hincapié en los métodos de tratamiento solar.

Puedes acceder al artículo publicado en Chemosphere aquí.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

26/05/2022 · Tratamiento del Agua · 104 2

"La electroquímica nos puede informar de cuál es la calidad de nuestras aguas a tiempo real"