El Frente de Salvación Nacional egipcio rechaza el llamamiento a la reconciliación formulado por el presidente Mursi

48
0
48
  • Mursi.

(EP) La coalición opositora egipcia Frente de Salvación Nacional (FSN) ha rechazado este martes el llamamiento a la reconciliación formulado el lunes por el presidente, Mohamed Mursi, y ha expresado su deseo de que el amplio espectro de opositores adopte "una postura colectiva" contra la solicitud del mandatario.

El presidente del Partido Socialista Egipcio y alto cargo del FSN, Ahmed Bahaa el Din Shaaban, ha recalcado que el llamamiento de Mursi "llega muy tarde" y ha valorado que fue formulado "como un intento de contener el descontento contra él de cara a la celebración de nuevas manifestaciones masivas a final de mes".

En este sentido, el portavoz del Partido Socialdemócrata Egipcio, Shehab Waguih, ha indicado que las palabras de Mursi "son una maniobra" para evitar las críticas a los fracasos del Gobierno en materia de seguridad y economía.

A las críticas se ha unido el Movimiento Juvenil 6 de Abril, que ha descrito la iniciativa de Mursi como "un intento de reducir la ira de la juventud ante su fracaso a la hora de dirigir el país", según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.

Mursi formuló el llamamiento a la reconciliación nacional para formar un frente unido ante la construcción por parte de Etiopía de una presa que podría afectar a la cuota hídrica egipcia sobre el Nilo, según ha denunciado El Cairo.

En sus declaraciones, el presidente subrayó que "todas las opciones están sobre la mesa" en la posible respuesta de El Cairo a Addis Abeba. "Hemos dicho muchas veces que los egipcios llevan un mensaje de paz con su revolución. No queremos la guerra, pero no aceptamos amenazas a nuestra seguridad", dijo.

En este sentido, reiteró en múltiples ocasiones que El Cairo "no tolerará" ninguna amenaza contra su cuota tradicional de agua del río e indicó que "Egipto defenderá cada gota de agua del Nilo con sangre si es necesario".

En respuesta, Addis Abeba ha expresado este martes su rechazo a la "guerra psicológica" lanzada por las autoridades egipcias y ha subrayado que seguirá adelante con sus trabajos. Asimismo, ha agregado que las declaraciones de Mursi "son una fanfarronería que no va a distraer la atención de Addis Abeba".

Comentarios