Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Arup
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Kamstrup
Cajamar Innova
Global Omnium
Minsait
Saint Gobain PAM
Barmatec
FLOVAC
Aganova
IRTA
CAF
Agencia Vasca del Agua
Hach
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
EPG Salinas
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Rädlinger primus line GmbH
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
ANFAGUA
Siemens
Amiblu
AMPHOS 21
Autodesk Water
AGS Water Solutions
LABFERRER
ESAMUR
TFS Grupo Amper
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Molecor
TRANSWATER
J. Huesa Water Technology
FENACORE
Ingeteam
Hidroconta
ICEX España Exportación e Inversiones
SDG Group
KISTERS
TEDAGUA
NTT DATA
Fundación Botín
EMALSA
GS Inima Environment
Schneider Electric
Hidroglobal
Smagua
MonoM by Grupo Álava
ISMedioambiente
Catalan Water Partnership
Grupo Mejoras
LACROIX
IAPsolutions
MOLEAER
Idrica
Sivortex Sistemes Integrals
TecnoConverting
Fundación CONAMA
Baseform
Xylem Water Solutions España
AECID
ADECAGUA
AGENDA 21500
DATAKORUM
Asociación de Ciencias Ambientales
SCRATS
Terranova
Aqualia
Red Control
Gestagua
s::can Iberia Sistemas de Medición
Likitech
Almar Water Solutions
Fundación Biodiversidad
Lama Sistemas de Filtrado
ADASA
Filtralite
Vodafone Business
HRS Heat Exchangers
ONGAWA
ACCIONA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Vector Energy
Esri
RENOLIT ALKORPLAN
Prefabricados Delta
Consorcio de Aguas de Asturias
Sacyr Agua
Confederación Hidrográfica del Segura

Se encuentra usted aquí

Un satélite de la NASA podrá medir la humedad del suelo

Sobre la Entidad

DiCYT
Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca.
  • Recreación artística del satélite SMAP de la NASA.
  • Científicos del CIALE de la Universidad de Salamanca analizan los resultados de su red de estaciones meteorológicas para poner a punto el satélite SMAP

Justo dentro un año, el 31 de octubre de 2014, la NASA tiene previsto lanzar un nuevo satélite dedicado a investigación medioambiental y llamado Soil Moisture Active Passive (SMAP). Su principal misión será medir la humedad del suelo en todo el planeta. Sin embargo, antes de su lanzamiento, los científicos necesitan calibrar sus instrumentos y sistemas de medición. En esa labor está implicada la Universidad de Salamanca, que proporciona información real sobre la humedad del suelo en la actualidad.

Su principal misión será medir la humedad del suelo en todo el planeta.

El equipo de José Martínez, científico del Centro Hispanoluso de Investigaciones Agrarias (CIALE) de la institución académica salmantina, ya tiene experiencia en este tipo de trabajo, porque ha realizado una labor similar para el satélite SMOS (Soil Moisture and Ocean Salinity) de la Agencia Espacial Europea (ESA). El objetivo de esta misión es estudiar la salinidad del mar y la humedad del suelo, mientras que el nuevo satélite americano se centra exclusivamente en el segundo aspecto.

Desde hace años, el Grupo de Investigación en Recursos Hídricos de la Universidad de Salamanca (HIDRUS) que lidera José Martínez tiene una red de estaciones de medición desplegada en varios puntos de la comarca de La Guareña, en Zamora, para recoger datos como la temperatura y la humedad. Con esta información, en la actualidad contrastan los resultados con los que ofrece el satélite europeo SMOS, que está en órbita desde 2009. De esta forma, ayudan a calibrarlo y a corregir sus resultados teniendo en cuenta circunstancias que pueden influir en los registros, por ejemplo, la vegetación de la superficie o el tipo de suelo.

Ahora, “la NASA también ha elegido esta zona piloto para el nuevo satélite, que se va a lanzar el año que viene”, señala el científico en declaraciones a DiCYT. A falta de tener los datos que en un futuro irá registrando el satélite en su recorrido por la superficie de la Tierra, “un simulador introduce datos y nosotros los comparamos con los que tenemos”. Una vez que el SMAP esté en órbita “vamos a comprobar si lo que mide el satélite se corresponde con la realidad”.

El satélite irá equipado con un radar, que sirve para realizar lo que los expertos denominan una medición activa, y también un radiómetro, que lleva a cabo la medición pasiva. Las señales que reciben los instrumentos que viajarán en el SMAP son distintas si se encuentran con una superficie de terreno húmeda o seca.

Aplicaciones

Una vez que el satélite SMAP esté en órbita, tendrá diversas aplicaciones, ya que la humedad del suelo tiene muchas consecuencias. Una de las principales está enfocada a la actividad agrícola, puesto que los datos permitirán tomar decisiones para mejorar el rendimiento de los cultivos. Un buen ejemplo de la utilidad de estos proyectos es que gracias a su participación en la misión SMOS, científicos españoles ya han conseguido elaborar mapas de humedad de la península ibérica a muy alta resolución.

Científicos españoles ya han conseguido elaborar mapas de humedad de la península ibérica a muy alta resolución.

En algunas zonas del mundo esta información puede incluso servir para anticipar futuras condiciones climáticas adversas como sequías que acaban en hambrunas. Por otra parte, también podría servir para prevenir situaciones como inundaciones o deslizamientos de tierra, ya que los indicios previos sobre la humedad pueden dar las pistas suficientes para que los científicos prevean estos eventos.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda