Un proyecto hídrico de más de 250 millones de dólares podría salvar el Mar Muerto de la desecación

139
0
139
  • Mar Muerto.

Los gobiernos de Israel y Jordania y la Autoridad Palestina han firmado este lunes un memorando de entendimiento (MoU) para implementar un proyecto hídrico conjunto destinado a hacer frente a la rápida desecación del mar Muerto, ubicado en la frontera común.

El acuerdo contempla la construcción de una tubería para transportar agua desde el golfo de Aqaba hasta el mar a través de una planta de desalinización en Jordania, que enviará posteriormente salmuera hasta la zona sur del mar.

La salmuera será utilizada para comprobar el impacto del agua que sea trasladada al mar Muerto. Así, el proyecto contempla la construcción de dicha planta de desalinización, así como la entrega de agua potable por parte de Israel a Jordania y los Territorios Ocupados Palestinos. El proyecto se iniciará en el tercer trimestre de 2014.

El acuerdo, que ha sido firmado en la sede del Banco Mundial en Washington DC, contempla unos costes de entre 250 y 400 millones de dólares (entre 182 y 291 millones de euros), según ha informado la cadena de televisión británica BBC. El texto ha sido firmado por el ministro de Energía de Israel, Silvan Shalom; el ministro de Agua jordano, Hazim al Naser; y el director de la Autoridad Hídrica de la AP, Shaddad Attili.

Al Naser ha resaltado que el proyecto es "puramente jordano" y ha manifestado que será construido en territorio jordano y controlado por el Gobierno del país. "Hemos trabajado contrarreloj durante los últimos seis meses para lograr este acuerdo histórico, que facilitará a Jordania agua a precios razonables", ha dicho.

El nivel de agua del mar Muerto está descendiendo alrededor de un metro al año a causa del agotamiento del río Jordán a causa de su uso para riego

Asimismo, ha agregado que los "esfuerzos" de Amán durante las negociaciones han logrado garantizar a la Autoridad Palestina el agua suficiente como para satisfacer su déficit hídrico, especialmente en la zona sur de Cisjordania, según ha informado el diario 'The Jordan Times'.

La Autoridad Palestina ha protestado en reiteradas ocasiones por las restricciones impuestas por Israel a la construcción de infraestructura hídrica, argumentando que empeora la escasez de agua. En base al MoU, Israel liberará más agua del mar de Galilea, su mayor reserva, y venderá agua potable a ambas partes.

Por su parte, la vicepresidenta del Banco Mundial para Oriente Próximo y Norte de África, Inger Andersen, ha expresado su "satisfacción" con el acuerdo. "Estoy satisfecha con este acuerdo, facilitado por el Banco Mundial, que permitirá mejorar la capacidad hídrica (de las tres partes) y facilitará el desarrollo acuífero a través de la desalinización", ha sostenido.

El nivel de agua del mar Muerto está descendiendo alrededor de un metro al año a causa del agotamiento del río Jordán a causa de su uso para riego. Sin embargo, los críticos consideran que el plan firmado podría tener un impacto negativo sobre el frágil ecosistema de la zona.

La ONG medioambientalista Friends of the Earth Middle East ha solicitado la realización de un estudio sobre cómo debería ser tratada la salmuera antes de que el proyecto comience, argumentando que no se tienen datos sobre el impacto de la misma sobre el ecosistema del mar Muerto.

Comentarios