Un análisis de la gestión de lodos fecales en 12 ciudades de todo el mundo

358
0

Sobre la Entidad

Banco Mundial
El Banco Mundial es uno de los organismos especializados de las Naciones Unidas, que se define como una fuente de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo.
  • Letrina en zona conurbada de Santa Cruz (Bolivia)
  • Este estudio del Banco Mundial en 12 ciudades busca evaluar la magnitud de esta problemática y las principales limitaciones que deben ser superadas para mejorar la gestión de lodos fecales.

A nivel mundial, la gran mayoría de habitantes urbanos, especialmente las personas en situación de pobreza, dependen de sistemas de saneamiento sin alcantarillado que generan una mezcla de desechos sólidos y líquidos comúnmente conocidos como “lodos fecales”. en ciudades pobres y en rápida expansión, la gestión de lodos fecales (GLF) representa un desafío creciente, lo que genera riesgos negativos en la salud pública y el medio ambiente. sin una gestión adecuada, los lodos fecales suelen acumularse en pozos mal diseñados, son descargados en alcantarillas pluviales y en mar abierto, o son vertidos en canales, descampados y en vertederos insalubres. Este estudio busca evaluar la magnitud de esta problemática y las principales limitaciones que deben ser superadas para mejorar la gestión de lodos fecales.

Acciones

Ciudades del estudio

Se llevó a cabo un estudio preliminar de 12 ciudades (ver tabla 1) a manera de primer paso para el análisis de la gestión de lodos fecales en una serie de ciudades que representan regiones, tamaños, tipos y niveles diversos de prestación de servicios.

Cadena de prestación de servicios

La Figura 1 define los pasos interconectados necesarios para la prestación de saneamiento urbano. Los sistemas de alcantarillado combinan las funciones de vaciado y transporte dentro de la red de alcantarillados, en tanto los sistemas in situ son vaciados con una combinación de succión mecánica o excavación manual, y los lodos son transportados por carretera para su tratamiento. 

Esta cadena de servicios fue utilizada como marco para analizar de qué manera los desechos fecales fluían a lo largo del sistema. se elaboraron una matriz y un diagrama del flujo de la materia fecal para resumir los resultados y resaltar los cuellos de botella en la gestión de desechos fecales a nivel ciudad. Incluso cuando los limitados datos primarios estuvieron disponibles, el uso de los mejores estimados (basados en los datos disponibles, las opiniones de expertos y una revisión minuciosa con el personal de campo) fue suficiente para brindar una visión general completa, dada la magnitud de los problemas que demostró este análisis.

La Figura 2 muestra la situación en Daca, Bangladesh. El ancho de las flechas y los porcentajes mostrados representan la proporción de la población y la ruta que toman sus desechos fecales. Aunque casi todos los desechos son contenidos efectivamente a nivel doméstico, la gestión insegura de las instalaciones in situ, combinadas con un insuficiente alcantarillado y tratamiento de aguas residuales, sugieren que los desechos fecales se distribuyen por todo el espacio urbano.

Cuadro de mandos para la evaluación de la prestación del servicio

La segunda herramienta de análisis utilizada fue el cuadro de mandos de la evaluación sobre la Prestación de servicios (Figura 3). Esta herramienta analiza el entorno propicio, el nivel y gestión de los presupuestos y otros datos necesarios para desarrollar servicios adecuados de gestión de lodos fecales, y los factores que contribuyen a la sostenibilidad del servicio.

El cuadro de mandos se aplicó a cada paso de la cadena de servicios de saneamiento, lo que dio como resultado una matriz bidimensional donde los cuellos de botella y los vacíos pueden ser identificados y clasificados en cualquier punto de la cadena según los problemas se presenten en el entorno propicio, en el desarrollo del servicio o en los servicios de apoyo. 

Hallazgos clave

Los lodos fecales son deficientemente gestionados

Las cifras del Programa Conjunto de Monitoreo (JMP) muestran que el 64% de la población de las ciudades del estudio dependen de saneamiento in situ y por lo tanto de los vicios de la gestión de lodos fecales. Un promedio ponderado de la población derivado de las matrices de flujos de los desechos fecales para cada ciudad muestra que los desechos fecales de apenas 22% de los hogares con sistemas in situ son gestionados de manera segura. Ocurre solo en los dos pueblos más pequeños (Palu, Indonesia y Dumaguete, Filipinas) —donde no hay alcantarillado— que más del 50% de los lodos fecales son gestionados adecuadamente. La gestión de lodos fecales es invisible a los hacedores de políticas el estudio evidenció que existe poca gestión sistemática de lodos fecales. La mayoría de los servicios existentes tienden a ser informales y a estar fuera del control del sector público. La mayoría de ciudades tiene puntajes bajos para las políticas, planeamiento y presupuesto en torno a todos los elementos de la cadena de servicios, lo que indica la baja prioridad que se le da a este aspecto del saneamiento urbano en la mayoría de ciudades. Las posibles razones para esto incluyen:

  • La gestión de lodos fecales es considerada como “temporal” o solución provisional y principalmente para asentamientos ilegales o informales. Por ejemplo, pese a que algunas autoridades de la ciudad brindan servicios limitados con una pequeña flota de camiones succionadores, en la mayoría de ciudades ese vacío es ocupado por un sector privado no regulado. en el sur Asiático y particularmente en África, predomina el vaciado manual y antihigiénico, en tanto en América Latina y el este Asiático, la norma es el vaciado mecánico utilizando camiones succionadores. Aunque las políticas siguen enfocadas sobre todo en la provisión de alcantarillado de largo plazo, el estudio mostró que la gestión de lodos fecales suele ser la solución de largo plazo, y que el sector privado podría darse cuenta de esto más rápidamente que los hacedores de políticas públicas. Los servicios de gestión de lodos fecales han sido provistos por compañías durante más de 20 años en, por ejemplo, Santa Cruz, Bolivia; Managua, Nicaragua; y Phnom Penh, Camboya.
  • El alcantarillado suele ser considerado como la solución “adecuada”. Los motivos para esto incluyen la preferencia técnica que se suele enseñar durante el entrenamiento en temas de ingeniería y la naturaleza de muchos proyectos de inversión que favorecen inversiones simples e irregulares en lugar de enfoques de provisión de servicios regulares.

Un resultado de esta negligencia es que existen muy pocos datos sobre la gestión de lodos fecales, tanto sobre su estado actual en cualquier ciudad como de datos técnicos de campo sobre la provisión de servicios efectivos de gestión de lodos fecales.

Problemas técnicos e institucionales que requieren solución

Los datos recogidos y disponibles para las autoridades de las ciudades son insuficientes, normalmente contradictorios y muy raras veces desagregados de modo que sean útiles. Ein embargo, queda claro que los servicios de gestión de lodos fecales son altamente insatisfactorios. destacan las siguientes observaciones importantes:

  • Vertidos ilegales realizados por vaciadores manuales y mecánicos hacia el mar, ríos, descampados y vertederos son comunes en todas las ciudades excepto dos: Dumaguete y Palu. Los servicios de gestión de lodos fecales suelen operar sin regulación y no se encontró ningún marco normativo específico para estos servicios.
  • La calidad de la contención en los hogares usualmente es inadecuada y afecta negativamente la capacidad de los propietarios de hacer vaciar sus propios pozos. Los pozos de mala calidad suelen ser abandonados sin medidas de precaución y con riesgos para el ambiente y la salud pública. Esta situación fue reportada en todas las ciudades excepto en dos. no obstante, en pocos casos donde el espacio lo permitía, la mayoría en la periferia urbana en lugar de barrios marginales densamente poblados, los lodos fecales pueden permanecer enterrados de manera segura cuando el usuario cubre el pozo una vez que está lleno.
  • Hay una escasez de instalaciones de tratamiento para lodos fecales. normalmente, los lodos fecales son vertidos en plantas de tratamiento de aguas residuales, lo que podría poner en peligro el tratamiento de las aguas residuales. Las instalaciones de tratamiento de lodos fecales solo existen en cinco de las doce ciudades.
  • Solo dos ciudades tienen algún mecanismo para la reutilización formal de lodos fecales tratados (Dumaguete y Manila en Filipinas). Sin embargo, en ninguna de las dos la reutilización está bien desarrollada ni es rentable.
  • Las tasas de acumulación de lodos fecales varían ampliamente, y resulta casi imposible crear normas que sirvan para determinar los requisitos para el vaciado y el transporte (tanto en términos de capacidad como de la naturaleza de los lodos fecales que deben ser vaciados y transportados), lo que a su vez tiene implicancias para los tipos de transporte y tratamiento requeridos.

Cuadros de mandos y una tipología para servicios urbanos de gestión de lodos fecales

  • Luego de un análisis de sus cuadros de mandos sobre la gestión de lodos fecales y diagramas de flujo de los desechos fecales, las 12 ciudades fueron agrupadas según la efectividad del marco de prestación de servicios y el nivel del servicio alcanzado. se identificaron tres tipos de ciudad entre los 12 estudios de caso:
  • Gestión de lodos fecales deficiente, sin un marco para la prestación de servicios y casi sin servicios, lo que podría llamarse “defecación al aire libre institucionalizada”.  Incluye a Managua, Delhi, Phnom Penh y Daca.
  • Gestión de lodos fecales básica, donde existe algún marco para la prestación de servicios y una prestación limitada. Esta categoría incluye a Manila y Kampala.
  • Gestión de lodos fecales en mejoramiento, donde la mayor parte del marco está instalado y existen los servicios, pero aún hay espacio para las mejoras. estas incluyen a Dumaguete y Palu.

La Figura 4 muestra un cuadro de mandos resumido para cada uno de los tres tipos de ciudad. Basado en este cuadro de mandos, la tabla 2 brinda un panorama del nivel de gestión de lodos fecales existente y la proporción de desechos fecales vertidos de manera segura en cada una de las 12 ciudades. El cuadro de mandos de la gestión de lodos fecales para Daca se presenta en la Figura 3, y es típico de una ciudad de tipo 1. El entorno político y normativo está enfocado en el alcantarillado, y el único reconocimiento del saneamiento in situ es la aceptación limitada de las instalaciones in situ.

Las figuras 5 y 6 representan la situación en una ciudad de tipo 3: Dakar, Senegal. Pese a que existe un marco establecido para la gestión de lodos fecales, el final de la cadena de servicios de saneamiento sigue siendo deficiente y su sostenibilidad está puesta en duda. La cantidad de lodos fecales que contaminan directamente las zonas residenciales es de alrededor de 30%, en comparación con el 70% en Daca.

¿Qué más debemos saber?

En vista de que el desafío de la gestión de lodos fecales generalmente se ve simplificado y subestimado, las herramientas que ayudan a los profesionales a realizar evaluaciones rápidas podrían mejorar considerablemente la magnitud y el impacto de las intervenciones. esto se podría lograr desarrollando más el cuadro de mandos y evaluando sistemáticamente el volumen de los lodos fecales generados en las diversas vías que toman desde la contención hasta su eliminación. el análisis del flujo de los lodos fecales elaborado aquí establece una buena base para desarrollar aún más las evaluaciones.

  • Se deben abordar una serie de vacíos de conocimientos para diseñar intervenciones efectivas y sostenibles. entre estas están:
  • El alcance y valor económico de los beneficios de salud pública, medioambiental y financiera que surgen de la contención efectiva de los lodos fecales dentro de la cadena de servicios de saneamiento, desde la contención hasta la reutilización;
  • El desarrollo de modelos de mercado y negocios viables a lo largo de la cadena de servicios de gestión de lodos fecales, desde la construcción del inodoro hasta el vaciado y el transporte y la reutilización;
  • El establecimiento de acuerdos institucionales y  gerenciales innovadores que permitan una responsabilidad clara sobre la gestión de lodos fecales, y que también lo conecte al gobierno local y a los servicios públicos y a sistemas comunitarios de gobierno, participación y retroalimentación;
  • El modo más efectivo para adecuar la cobertura de las tecnologías de gestión de lodos fecales a los mercados potenciales, y el modo para conectarlos con acuerdos financieros innovadores y efectivos;
  • La cobertura de los enfoques e instrumentos normativos en toda la cadena de servicios que mejor podría incentivar comportamientos óptimos por parte de los usuarios de servicios de gestión de lodos fecales, los prestadores de servicios y gestores, y conectar los elementos de la cadena de servicios de manera efectiva.

Descargar Informe: El elemento faltante en la prestación de servicios de saneamiento. Un análisis de la gestión de lodos fecales en 12 ciudades

Comentarios

La redacción recomienda

10/11/2017

Los impactos de la sequía son de gran alcance y duraderos

28/09/2017

¿Caminarías cinco horas para conseguir agua?