La Confederación del Ebro informa que los caudales máximos en Zaragoza alcanzarán una punta de entre 1.800 y 1900 m³/s a partir de esta madrugada

94
0
94
  • Inundación en la Cuenca del Ebro
  • En el Ebro, la crecida ha alcanzado a su paso por los pueblos ribereños situados aguas abajo de Castejón, entre 2.000 y 2.200 m³/s.
  • La previsión de lluvias débiles para las próximas tres jornadas permiten mantener los desembalses de Ullíbarri en 50-60 m³/s, Yesa en 200 m³/s hasta el final del día de hoy.

(CHE) La Confederación Hidrográfica del Ebro informa del aumento de caudal en el Eje del Ebro, desde Alagón hasta Mequinenza (Zaragoza). Los caudales máximos en Zaragoza, donde llegarán a las últimas horas del día de hoy, serán entorno a 1.800-1.900 m³/s y se prevé, según las previsiones meteorológicas de lluvias débiles en parte de la Cuenca, comiencen los próximos días una tendencia descendente progresiva.

Las lluvias registradas durante el pasado fin de semana, que se desplazaron hacia el Pirineo Central y Occidental, junto a la gestión ajustada de los embalses que han desempeñado una importante labor de laminación, reduciendo la aportación de caudales aguas abajo de los mismos, han permitido corregir a la baja la previsión inicial de caudales para el Eje del Ebro, convirtiendo una avenida extraordinaria de periodo de retorno de 10 años, en una avenida máxima ordinaria de periodo de retorno de 3 años.

Además, las previsiones meteorológicas para los próximos días, con lluvias débiles a moderadas en la mitad occidental del norte de la Cuenca y en el Sistema Ibérico riojano, hacen prever que la tendencia de caudal sea descendente en todos los afluentes del Ebro. En consecuencia, en el tramo bajo del Ebro los caudales se irán reduciendo progresivamente durante los próximos días.

En el Ebro, la crecida ha alcanzado a su paso por los pueblos ribereños situados aguas abajo de Castejón, entre 2.000 y 2.200 m³/s. En estos momentos, la punta o máximo de caudal ha pasado por Pradilla y Boquiñeni y está llegando a Alagón, donde después, comenzará a descender muy lentamente. 

Por otra parte, la previsión de lluvias débiles para las próximas tres jornadas permiten mantener los desembalses de Ullíbarri en 50-60 m³/s, Yesa en 200 m³/s hasta el final del día de hoy, que recuperará la explotación normal tras alcanzar el volumen de resguardo necesario y el Sistema Mequinenza-Ribarroja-Flix, en 1.150 m³/s.

La Confederación Hidrográfica, como ya viene realizando, está en continuo seguimiento de la evolución meteorológica y de su conversión en caudales para mantener los avisos preceptivos a Protección Civil de cada Comunidad Autónoma y a las Delegaciones de Gobierno. También se mantiene contacto directo con los ayuntamientos ribereños y las Comunidades Autónomas afectadas por este episodio.

Las previsiones de caudal se actualizan a través de la página web del Organismo www.chebro.es en el enlace Sistema SAIH, o en la página www.saihebro.com.

Comentarios