El MAGRAMA saca a información pública la última fase del desvío del arroyo Calzas Anchas, en Utrera

34
0
34
  • Inauguración del desvío del arroyo Calzas Anchas, en Utrera
  • Esta nueva actuación de defensa contra las inundaciones supondrá una inversión que asciende a 2,29 millones de euros.

(MAGRAMA) El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ha sacado a información pública la segunda y última fase del desvío del arroyo Calzas Anchas, en el municipio sevillano de Utrera.

Esta decisión responde al objetivo de ampliar el desvío del arroyo para evitar también las afecciones por avenidas en la carretera A-375.

El encauzamiento de este arroyo supuso la construcción de un canal hacia el que se deriva el caudal de dicho arroyo con el fin de evitar desbordamientos en el antiguo cauce que atraviesa el núcleo urbano de Utrera. Este encauzamiento parte desde la zona de la Cañada Real del Pajarero, cruza por el extremo sur de la zona urbanizable del municipio y finaliza en la salida del actual soterramiento del arroyo Calzas Anchas, unos 300 metros aguas arriba de la carretera A-375.

Sin embargo, el MAGRAMA, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ha analizado la capacidad de drenaje transversal de la citada carretera y ha detectado que su capacidad es muy inferior al caudal aportado por su cuenca para un periodo de retorno de 500 años.

Inversión de más de 2,2 millones de euros

El proyecto, que se somete ahora a información pública y cuya inversión superará los 2,29 millones de euros mediante la aplicación de Fondos FEDER, pretende dotar a la carretera A-375 de la capacidad suficiente para la evacuación del caudal de avenida sin que se produzca el desbordamiento del Calzas Anchas en la misma.

Para ello, se efectuará el encauzamiento adecuado de todos los caudales aportados en dicho punto y una nueva obra de paso de la carretera. Estos caudales están básicamente integrados por los procedentes del canal de desvío (incorporan las aportaciones remanentes del cauce antiguo) y los correspondientes a las escorrentías de ambas márgenes del Calzas Anchas en el entorno de la carretera (arroyo del Moro y drenaje de la cuneta de la carretera).

Como medida complementaria, para facilitar el flujo en la obra de paso, el proyecto incluye el acondicionamiento del cauce en un tramo aguas abajo de la carretera. Además, y aunque no forma parte de los objetivos del proyecto, se ha diseñado un desvío de la carretera A-375 durante la fase de obra, que requerirá de una importante inversión y algunos de sus elementos se incorporarán de forma definitiva al sistema vial de la zona.

Comentarios