El Gobierno foral aprueba un gasto de 17,4 millones para reparar los daños de las inundaciones en las carreteras

17
0
17
  • Río Ega a su paso por Estella, uno de los municipios beneficiados (wikipedia)

(Europa Press) El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de este miércoles un gasto de 17,4 millones de euros para realizar reparaciones de los daños causados por las inundaciones en la red de carreteras de la Comunidad foral.

Esta cantidad se destinará a la reparación de infraestructuras afectadas por deslizamientos y desprendimientos de tierras (8,5 millones de euros) y de daños significativos en los firmes de 46 carreteras afectadas (8,9 millones).

El Gobierno navarro ha destacado que es la primera vez en la historia que la Administración foral tiene que hacer frente a tan numerosos daños en la red de carreteras coincidentes en el tiempo y distribuidos en numerosos puntos de las zonas central y norte de la Comunidad, principalmente, según el informe del Servicio de Conservación de Obras Públicas del pasado 15 de mayo.

Los daños registrados corresponden, por este orden, a los distritos o áreas de conservación de carreteras de, Irurtzun (3,69 millones), Estella (3,1 millones), Tafalla (2,96), Pamplona (2,62), Mugairi (2,57), Aoiz (2,29) y Tudela (107.000 euros).

El Gobierno de Navarra ha aprobado este gasto sin perjuicio de las ayudas que pueda habilitar el Gobierno central a través de un decreto-ley, de acuerdo con el mecanismo empleado en estas situaciones catastróficas, tal como solicitó el Gobierno de Navarra en un acuerdo del pasado 22 de mayo y trasladó la presidenta del Ejecutivo foral, Yolanda Barcina, a los ministros de Interior, Jorge Fernández Díaz, y de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

Las precipitaciones registradas en Navarra en enero, febrero y marzo pasados han superado todas las marcas históricas registradas, con más de 568 litros por metro cuadrado en Pamplona, marca extensible a otras muchas comarcas de la Comunidad, y que supone más del triple de las precipitaciones registradas en el mismo periodo del año pasado.

El Gobierno de Navarra ha concluido que esta excepcional saturación de agua ha provocado deslizamientos y desplomes de tierras en todo el medio natural, así como un cierto número de movimientos sísmicos de baja intensidad, que han afectado a numerosos puntos de la red de carreteras.

Comentarios