Iñigo Ansola: "La gestión de la inundabilidad es uno de los retos más importantes al que la sociedad vasca ha de dar respuesta"

74
0
74
  • Los responsables de URA han expresado su gran preocupación por la situación que presenta la zona de Hernani a Ergobia.

El director de la Agencia Vasca del Agua-URA, Iñigo Ansola, ha instado a las instituciones y organizaciones sociales locales a que retiren de inmediato las chabolas y construcciones que se asientan en el entorno anegable del río Urumea, en Astigarraga y Hernani (Gipuzkoa), para garantizar la seguridad de las personas.

A través de un comunicado, los responsables de URA han expresado su gran preocupación por la situación que presenta la zona de Hernani a Ergobia, "sobre todo ahora que pronto comenzarán las lluvias y que los caudales crecerán, el riesgo está ahí y es preocupante y de ello han de ser conscientes tanto esos ciudadanos como las instituciones y organizaciones que solidariamente les apoyan".

A juicio de Ansola, esos asentamientos "no son posibles, ya que son vidas humanas las que están en juego y el trabajo de URA busca ante todo la seguridad en estas situaciones". "Se trata de cauces de regatas y ríos que siempre van volver a ocupar su curso natural en caso de lluvias y aumento de caudales", ha destacado.

El pasado 9 de septiembre el Servicio de Inspección de la Agencia Vasca del Agua informó que se había comenzado la construcción de un edificio de madera de aproximadamente 50 m2 de planta en la margen derecha del río Urumea, a unos 20 metros del cauce y a 5 de la margen derecha de la regata Oialume, afluente por la derecha del río Urumea.

"Ese terreno inundable queda peligrosamente afectado por las avenidas de 10 años de período de retorno, incluido en el ARPSI (Área de riesgo potencial significativo de inundación) ES018-GIP-URU-01, donde no es autorizable ninguna nueva edificación tal como se recoge en el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Oriental aprobado mediante el Real Decreto 400/2013, de 7 de junio", ha recordado el director de URA.

Al respecto, el PTS de Ordenación de los Márgenes de Ríos y Arroyos especifica que se trata de un entorno rural en el que las edificaciones tienen que respetar un retiro de 50 metros respecto del río Urumea y de 15 respecto de la regata Oianume. Ninguno de los cuales cumple la edificación iniciada.

Por ello, URA ha requerido que se proceda a la inmediata paralización de las obras puesto que es necesario garantizar la seguridad de las personas.

"La gestión de la inundabilidad es uno de los retos más importantes al que la sociedad vasca ha de dar respuesta, incrementando los umbrales de seguridad para las personas e infraestructuras en las áreas más sensibles del país y evitando la exposición de personas y nuevos asentamientos a las crecidas naturales de los ríos", han destacado.

La ocupación de un terreno en un Área de Riesgo Potencial Significativo de Inundación y en Zona de Flujo Preferente es un riesgo real para la seguridad de las personas que vayan a ocupar la edificación en construcción y justifica "la inmediata paralización y reconsideración de la construcción".

"La consolidación de la construcción en Hernani en un área acreditada inundable no es asumible por la administración hidráulica de la CAV, que ha de velar por la seguridad de las personas ante el riesgo de inundación y, por tanto, se procederá a la incoación del perceptivo expediente sancionador al titular de los terrenos", han finalizado. 

Comentarios