Las fuertes lluvias y el granizo han generado numerosos daños en municipios de la provincia de Cuenca

38
0
38

Las fuertes lluvias y el granizo que se registró este jueves en la provincia de Cuenca han provocado diferentes daños en municipios de la zona de la Manchuela como Iniesta, Villanueva de la Jara, Minglanilla y Mira.

El alcalde de Minglanilla, Pedro José Sáez, ha asegurado que la fuerte tormenta "provocó que se estropeara el filtro de agua que suministra las clases del IES Puerta de Castilla" lo que ha supuesto "que se hayan tenido que suspender las clases".

En declaraciones a Europa Press, Sáez ha explicado que "ya están trabajando en ello" por lo que no "cree que haya problema para que los jóvenes regresen a su clases el lunes".

Asimismo, Sáez ha dicho que otro de los grandes problemas "se ha registrado en el cementerio" donde "se ha hundido una pared, ha habido que sacar el cuerpo de una persona y se han roto algunos elementos más".

Por su parte, la alcaldesa de Villanueva de la Jara, Mercedes Herreras, ha asegurado que la tormenta registrada este jueves "dobló seis torres de alta tensión, ha provocado la caída de una pared de una fábrica de aluminios y ha arrancado árboles de cuajo".

En declaraciones a Europa Press, Herreras ha dicho que "también se han producido muchas inundaciones en casas, por lo que han convocado a gente el próximo lunes a las 12.00 horas para ver que se puede hacer para ayudarlos".

El alcalde de Mira, José Antonio García-Carpintero, ha manifestado que los principales desperfectos se han producido en "las casas, algunas calles y la zona recreativa".

En declaraciones a Europa Press, el primer edil del municipio ha dicho que todavía no saben "cómo ha podido afectar el granizo al viñedo, pero la intención es que se empezara a vendimiar el lunes".

Intervenciones del consorcio

Por su parte, según ha informado la Diputación en un comunicado, los bomberos del Consorcio Cuenca 112 con base en Motilla del Palancar tuvieron que atender este jueves varios avisos recibidos como consecuencia de la fuerte tromba de agua y granizo que descargó en la zona de La Manchuela.

Entre los requerimientos destaca la llamada de auxilio recibida en torno a las 21.11 horas en la que se requería la presencia de los bomberos en la localidad de Casasimarro donde una persona había quedado atrapada en su vehículo por la fuerte riada.

Rápidamente se trasladó hacia el lugar una dotación de cuatro bomberos en una Bomba Rural Pesada (BRP) equipada para este tipo de intervenciones. Afortunadamente, no tuvieron que intervenir ya que el vehículo fue remolcado por otro hasta un lugar seguro donde el conductor pudo salir sin ningún problema.

Sobre las 21.58 horas se recibió un aviso de Villanueva de la Jara donde se informaba de la existencia de un taller inundado. A este lugar se trasladó una dotación de cuatro bomberos a bordo de una BRP. Los bomberos constataron que el taller se encontraba en una nave a la que se le había hundido una pared por la que entraba el agua por lo que procedieron a asegurar la zona y a realizar las tareas de achique.

Finalmente también se requirió la presencia de los bomberos en Pozoamargo donde las lluvias habían provocado la inundación de varias calles y viviendas. Las intervenciones terminaron sobre la 1.20 horas.

Comentarios