La Junta de Andalucía concluye las obras de emergencia en la Autovía del Sur para evitar inundaciones cerca de Guarromán

30
0
30

El Ministerio de Fomento ha concluido las obras de emergencia que se iniciaron el pasado mes de octubre en la Autovía del Sur para solucionar "definitivamente" los "graves problemas" que en el entorno de los kilómetros 279 y 280 de dicha carretera, sentido Madrid, junto a la localidad jiennense de Guarromán, se han producido para la circulación como consecuencia de las inundaciones producidas en época de fuertes precipitaciones.

De esta manera, el tráfico ha quedado "reabierto por completo" desde las 10,30 horas de este viernes en la Autovía del Sur, según ha informado en una nota la Subdelegación del Gobierno en Jaén, cuyo titular, Juan Lillo, ha informado de que, durante estos dos meses de actuación, "se ha elevado la rasante de la autovía en 1,55 metros, encauzando además, el arroyo de las Pilas, causante de las inundaciones de la calzada, mediante la construcción de una escollera de hormigón y una obra de drenaje transversal consistente en tres marcos prefabricados de hormigón de cinco por tres metros".

Lillo ha recordado las "graves incidencias" que se han producido en este lugar en años de grandes precipitaciones, especialmente a principios de noviembre del año pasado, cuando, según ha apuntado, unos 5.000 vehículos y 20.000 personas quedaron inmovilizadas cuando las lluvias inundaron la calzada, una situación que "motivó a la Subdelegación del Gobierno a pedir una solución urgente al Ministerio de Fomento, que aprobó la realización de un proyecto de emergencia para terminar definitivamente con el peligro de inundaciones en ese punto".

Las obras en cuestión se iniciaron el pasado día 9 de octubre y han concluido en un plazo de dos meses. En una primera fase se han ejecutando trabajos en la calzada sentido Madrid, para seguidamente iniciarse los de la calzada con dirección hacia Andalucía.

El subdelegado del Gobierno ha explicado que "en todo momento se han tomado las medidas necesarias para que la seguridad vial quede garantizada y que haya el mínimo perjuicio para los negocios de la zona", de forma que se ha instalado "todo tipo de señalización, balizamientos, defensas y cartelería informativa provisional de las obras", mientras que la empresa constructora "ha extremado las medidas para asegurar la correcta vialidad de los desvíos para que la circulación se vea afectada en la menor medida posible".

Por último, Lillo se ha mostrado agradecido por el "compromiso" del Ministerio de Fomento, que "ha finalizado las obras en el plazo inicial estimado de dos meses" y que, "en menos de un año ha dado solución definitiva a las inundaciones de la autovía por un importe total de 2,6 millones de euros", ha concluido.

Comentarios