El río Arlanza podría entrar en alerta a lo largo de este viernes

70
0
70
  • Río Arlanza a su paso por Lerma
  • La CHD ha destacado el hecho de que se ha producido una importante crecida del Arlanza en su cabecera, que a la altura de Salas de los Infantes (Burgos) lleva un caudal de 188 metros cúbicos por segundo.

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) prevé que el río Arlanza entre en alerta a lo largo de este viernes tras la importante crecida en su cabecera, aunque su caudal es aún inferior a la producida la primavera pasada.

La CHD ha destacado el hecho de que se ha producido una importante crecida del Arlanza en su cabecera, que a la altura de Salas de los Infantes (Burgos) lleva un caudal de 188 metros cúbicos por segundo que es, no obstante, inferior al de la primavera pasada (de 243 ). También ha crecido notablemente el Pedroso, con 71 metros cúbicos por segundo, a la altura de la localidad de Pinilla, así como otros afluentes.

Es probable por tanto, que el Arlanza entre en alerta a lo largo del día de hoy.

La avenida se irá trasladando en las horas siguientes hacia aguas abajo, siendo de esperar que alcance la punta en Quintana del Puente (Burgos) a lo largo del sábado.

Esta crecida se notará en el Pisuerga, probablemente el lunes, pero no se espera que sea importante, ya que el resto del sistema de este río está bien regulado con embalses.

Por lo que se refiere a la subcuenca del Támega (Orense, Galicia), las fuertes lluvias han hecho crecer notablemente este cauce que lleva 67 metros cúbicos por segundo en la localidad orensana de Rabal y sigue creciendo, por lo que es probable que entre en situación de alerta a lo largo del día de hoy.

Subidas moderadas

Por su parte, en la subcuenca del Tormes, al haber sido las lluvias algo menos de las esperadas en su cabecera, el nivel de este cauce ha crecido menos de lo previsto. En el momento actual, con un caudal de 78 metros cúbicos por segundo en la localidad abulense de Barco de Ávila, aunque sigue creciendo, está lejos del nivel de alerta.

La Confederación sigue pendiente de la evolución de los frentes de lluvia que muestra cierto grado de variabilidad.

De esta forma, la CHD ha apuntado que la situación general es de crecidas "moderadas" en la mayor parte de los ríos de la cuenca, lo que se corresponde con un temporal moderado de lluvias.

En cuanto a los embalses, se encuentran al 63,3 por ciento de su capacidad y el organismo de cuencia ha señalado que no existen problemas en su conjunto, ya que todos ellos disponen de un resguardo suficiente para retener posibles crecidas y en la mayoría de los casos ese resguardo es bastante superior al mínimo fijado en la Comisión de Desembalse.

Además, ha explicado que en el sistema del Arlanzón (embalse de Úzquiza, así como en el embalse de Villameca (río Tuerto) actualmente se sueltan caudales moderados (20 y 2 metros cúbicos por segundo respectivamente) para mantener dicho resguardo mínimo.

En el embalse de la Cuerda del Pozo (Alto Duero), aunque no se ha llegado al resguardo mínimo, se han empezado a soltar un caudal moderado de 10 metros cúbicos para prever posibles crecidas de los ríos del Alto Duero.

Comentarios