Uno de los motivos de las inundaciones del suroeste de Inglaterra es el incorrecto dragado de los ríos

112
0
112
  • Primer ministro británico, David Cameron.

El primer ministro británico, David Cameron, y el viceprimer ministro del país, Nick Clegg, han visitado este lunes algunas de las zonas del suroeste de Inglaterra más devastadas por las inundaciones causadas por el temporal que azota el país, una visita que llega en medio de las críticas recibidas por la gestión realizada en los últimos días.

La visita de Cameron a la localidad de Dorset es la segunda que realiza el 'premier' en los últimos cuatro días y ha venido acompañada por el desplazamiento de Clegg a Somerset, otra de las poblaciones que ha sufrido los efectos de las inundaciones.

Parte del problema ha sido que no se han dragado bien los ríos

Varias zonas de Reino Unido han tenido en enero uno de los meses con más precipitaciones, con cerca de 5.000 viviendas inundadas, algunas de ellas permaneciendo incluso bajo el agua durante más de un mes.

La respuesta del Gobierno a las inundaciones está recibiendo críticas de muchos ciudadanos que viven en las zonas más destrozadas por el temporal y que consideran que la Agencia Medioambiental británica debería haber reaccionado antes y con más eficacia.

Un portavoz de Cameron ha explicado que parte del problema ha sido que no se han dragado bien los ríos, una tarea para la que la Agencia Medioambiental ha reducido los fondos que destinaba desde finales de 1990.

"El primer ministro tiene muchas ganas de hacer todo lo posible y, por ello, está decidido a ver las consecuencias del impacto del temporal", ha indicado el portavoz de Cameron, durante la visita del 'premier' a la región.

Fondos adicionales

La semana pasada, el Gobierno británico prometió destinar 130 millones de libras adicionales (157 millones de euros) para ayudar a mantener y reparar las defensas contra inundaciones y ha desplegado a fuerzas militares para ayudar a construir defensas y evacuar hogares.

Cameron ha descrito la situación que ha observado en Somerset como una escena "bíblica" por la devastación. La Agencia Medioambiental británica ha emitido alertas sobre inundaciones en zonas próximas a las orillas del Támesis en el oeste de Londres.

El presidente de la Agencia Medioambiental, Chris Smith, ha defendido la gestión de su departamento y ha atribuido a las limitaciones de la legislación el hecho de que el Gobierno no haya podido destinar más fondos a prevención.

"Cuando los políticos han empezado a culpar a la Agencia Medioambiental por sus alertas o decisiones, deben darse cuenta que forman parte de la reglamentación del Gobierno, que es lo que está en el corazón del problema", ha afirmado Smith, en un artículo publicado en el diario 'The Guardian'. "No hay espacio para hacer política en temas serios como la protección ante inundaciones", ha afirmado.

Comentarios