Los laboristas británicos piden a David Cameron que aclare sus compromisos económicos con los damnificados por lluvias

16
0
16

El Partido Laborista de Reino Unido ha pedido este miércoles al Gobierno de David Cameron que aclare a qué se refería el martes cuando dijo que "el dinero no es ningún problema" para ayudar a los damnificados por las lluvias que afectan a Inglaterra, especialmente después de que el secretario de Estado de Transportes, Patrick McLoughlin, aclarase que no hay un "cheque en blanco" sobre la mesa.

Cameron respondió el martes a quienes critican la respuesta de las autoridades al temporal asegurando que "el dinero no es un problema" en los trabajos de ayuda y desmarcó la reacción oficial de las políticas de austeridad adoptadas por su Ejecutivo en los últimos años.

Este miércoles, el secretario de Estado de Transportes ha matizado que no se trata de un "cheque en blanco" y el principal líder de la oposición, el laborista Ed Miliband, ha pedido al Gobierno que aclare exactamente el alcance de sus promesas.

Miliband ha aprovechado un debate parlamentario para preguntar a Cameron si está dispuesto a "reconsiderar" los despidos en la Agencia de Medio Ambiente. El dirigente del Partido Laborista ha puesto en duda las "grandes promesas" del 'premier' británico cuando se trata de ayudar a los miles de damnificados en el suroeste de Inglaterra.

Cameron, que ha cancelado un viaje a Oriente Próximo por la situación de emergencia, ha explicado que los propietarios de viviendas y negocios podrán recibir ayudas de hasta 5.000 libras (6.100 euros) para recuperarse de las inundaciones. Asimismo, las empresas podrán solicitar rebajas fiscales y el Gobierno destinará 10 millones de libras (12,2 millones de euros) a ayudas agrarias.

Cameron ya anunció la semana pasada un desembolso adicional de 130 millones de libras (casi 160 millones de euros) para ayudar a las zonas afectadas por el temporal y, ahora, ha calculado que los grandes bancos podrían contribuir con préstamos totales de 750 millones de libras (915 millones de euros).

Comentarios