La CHE mejorará las condiciones del Ebro para que las inundaciones produzcan los menores daños

18
0
18

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha afirmado que el organismo sigue trabajando por mejorar las condiciones del río Ebro y para que las inundaciones produzcan los menores daños en los municipios ribereños.

Así lo ha recalcado este jueves, en declaraciones a los medios de comunicación, tras darse a conocer que varias localidades de la zona van a presentar este viernes reclamaciones por los daños producidos por las inundaciones de año 2013.

"La CHE va a seguir trabajando en mejorar las condiciones del río Ebro para que cuando haya inundaciones, que es un fenómeno de fuerza mayor inevitable, se produzcan los menos daños posibles", ha aseverado el presidente de la CHE.

La Confederación estudiará la reclamación de las localidades ribereñas

Ha mencionado que, "evidentemente", la Confederación estudiará la reclamación de las localidades ribereñas, dado que, es "mejor" negociar "desde un punto de vista constructivo y no desde la confrontación".

De Pedro ha precisado que, desde la CHE, en "la mayoría" de los municipios que van a presentar las reclamaciones se han hecho "actuaciones" en el ultimo año, y se va a continuar "en esa línea".

"Pero hay que recordar que el río es una cuestión de todos, que el medio ambiente es un derecho y un deber que tenemos todos. El Defensor del Pueblo ha dicho claramente que la CHE no esta obligada a mantener una sección de desagüe, lo que está obligada es a ejercer sus funciones de vigilancia sobre el dominio publico hidráulico y así lo venimos ejerciendo", ha relatado.

El cualquier caso, ha agregado, la Confederación volverá a mantener un encuentro con estos municipios "con los que nos hemos reunido reiteradamente individualmente y colectivamente a lo largo de estos dos últimos años".

Riadas "bastante importantes"

El presidente del organismo de cuenca ha reconocido que "especialmente el año pasado" ha habido unas riadas "bastante importantes" en el eje del Ebro. No obstante, respecto a si los criterios jurídicos establecidos para la tragedia del camping de Biescas se pueden aplicar a estas inundaciones ha dicho que "no creemos que tenga fundamento legal".

Además, Xavier de Pedro ha insistido en que la Confederación está trabajando para paliar, en la medida de lo posible, las afecciones por riadas, teniendo en cuenta las declaraciones medioambientales que "los ayuntamiento también aceptación", y que suponen ciertas restricciones en la limpieza.

"Vamos a buscar un punto de equilibrio, yo creo que ese es el objetivo que debe tener la Confederación, en colaboración con todas las administraciones públicas, porque el río es una cuestión de todos, no sólo de la CHE, de la Comunidad, de los ayuntamientos o de las comunidades de regantes", ha apostillado.

Además, ha subrayado que hay que contribuir a que este medio natural "tenga las condiciones de desarrollo sostenible más adecuadas", para ello, hay unas normas que "se aplican con la máxima generosidad".

Sobre si se va a pagar alguna cuantía a los municipios ribereños que van a presentar las reclamaciones, ha incidido en que "no hay obligación legal de que la Confederación mantenga una sección de desagüe de todos los ríos para garantizar que no existan daños cuando hay unas inundaciones".

Ha añadido que las riadas son "un fenómeno de fuerza mayor, que se repite periódicamente y que necesariamente por su inercia natural son inevitables", aunque gracias a la gestión realizada "incluso se disminuyeron".

En este punto, ha explicado que la CHE está realizando "planos de riesgos de inundación, autorizando motas" e impulsando "planes de gestión" para disminuir los perjuicios, "hay que tratar de prevenirlos en la medida de lo posible y mitigarlos".

Comentarios