Aqualia
Connecting Waterpeople
Smagua
ABB
Likitech
NaanDanJain Ibérica
Aqualia
Minsait
Baseform
Fundación We Are Water
ESAMUR
Molecor
Vector Motor Control
CAF
TecnoConverting
Fundación CONAMA
Ingeteam
Prefabricados Delta
Idrica
Aganova
Redexia network
ICEX España Exportación e Inversiones
Regaber
DAM-Aguas
Elmasa Tecnología del Agua
Control Techniques
UPM Water
Sacyr Agua
HANNA instruments
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
J. Huesa Water Technology
EMALSA
ITC Dosing Pumps
Grupo Mejoras
Innovyze, an Autodesk company
Terranova
STF
ADECAGUA
CALAF GRUP
LACROIX
Filtralite
TEDAGUA
Kamstrup
Fundación Botín
Confederación Hidrográfica del Segura
BELGICAST by TALIS
Bentley Systems
IAPsolutions
Blue Gold
IIAMA
BACCARA
Insituform
Saint Gobain PAM
Cibernos
DuPont Water Solutions
Xylem Water Solutions España
Rädlinger primus line GmbH
AGENDA 21500
AMPHOS 21
Global Omnium
Agencia Vasca del Agua
NOVAGRIC
Schneider Electric
Fundación Biodiversidad
Ulbios
SCRATS
Hach
Gestagua
Consorcio de Aguas de Asturias
biv Innova
AZUD
Kurita - Fracta
AECID
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Almar Water Solutions
Hidroconta
GS Inima Environment
TFS Grupo Amper
ACCIONA
Saleplas
Catalan Water Partnership
s::can Iberia Sistemas de Medición
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Red Control
Grundfos
Cajamar Innova
Aigües Segarra Garrigues
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Danfoss
VisualNAcert
FLOVAC
UNOPS
Barmatec
ISMedioambiente
Isle Utilities
Asociación de Ciencias Ambientales
EPG Salinas
FENACORE
Lama Sistemas de Filtrado
Elliot Cloud
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

Investigan el efecto de la aplicación de compost de lodo procedente de la EDAR de Burgos en una rotación de secano

Sobre la Entidad

DiCYT
Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca.
ABB
  • La investigadora Susana Peña afirma que los resultados “han sido bastante buenos, ya que con un dosis mínima conseguimos obtener rendimientos similares a la fertilización mineral”. 

La investigadora del Departamento de Química de la Universidad de Burgos Susana Peña Tejedor ha defendido esta semana su tesis doctoral sobre la capacidad fertilizante de residuos orgánicos en agricultura bajo diferentes condiciones de cultivo en la provincia de Burgos. El trabajo ha sido dirigido por los profesores María Milagros Navarro y Juan Carlos Rad Moradillo.

El trabajo surge de un convenio suscrito con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para analizar la aplicación agronómica de diferentes residuos

Según explica la investigadora a DiCYT, el trabajo surge de un convenio suscrito con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para analizar la aplicación agronómica de diferentes residuos. Además de optimizar la aplicación de residuos orgánicos en sustitución parcial o total de la fertilización tradicional, se han estudiado los efectos de estos residuos tanto en las propiedades del suelo como en el cultivo, “haciendo hincapié en el estudio de la transferencia metálica en el sistema suelo-planta”.

“Lo novedoso de la experiencia es que se ha realizado en campo, en terreno real, y no en laboratorio”, señala Susana Peña, quien detalla que se han empleado tres parcelas experimentales ubicadas en la zona del Arlanza, en la Ribera del Duero y en la comarca del Odra-Pisuerga.

En cuanto a los residuos utilizados, añade, “decidimos aplicar tres tipos de residuos, compost de lodos de depuradora, compost de residuos urbanos y un purín deshidratado”. En la primera experiencia se ha investigado el efecto producido por la aplicación de compost de lodo procedente de la EDAR de Burgos en una rotación de secano (girasol-cebada-veza-cebada); mientras que en la segunda se ha estudiado la adición de compost de residuo urbano en una parcela de regadío sobre una rotación remolacha azucarera-trigo. Finalmente, en la última parcela se ha analizado la aplicación de purín deshidratado sobre una rotación patata-cebada en condiciones de regadío.

En todas ellas, “se estudió el efecto de la aplicación de tres dosis diferentes de los distintos residuos orgánicos utilizados”. Cada tratamiento se comparó con su respectivo suelo control y con un tratamiento de fertilización mineral optimizado, todo ello en un diseño de bloques con cinco réplicas por tratamiento. La aplicación de los residuos orgánicos se realizó en la primera campaña, estudiando en la siguiente el efecto residual que pudieran tener las enmiendas aplicadas. En el caso de la primera finca experimental, al tener un desarrollo temporal más largo, se añadió de nuevo compost de lodo en la tercera campaña, volviendo a estudiar su efecto residual en el cuarto año agrícola. De este modo, precisa la investigadora, “la experiencia ha durado casi ocho años, aunque la tesis doctoral se ha desarrollado durante cuatro”.

Resultados

En relación a los resultados, Susana Peña resume que con el compost de lodo de depuradora “han sido bastante buenos, ya que con un dosis mínima conseguimos obtener rendimientos similares a la fertilización mineral”. En cuanto al compost de residuo urbano, “de las ensayadas la más apropiada sería la dosis media” mientras que en el caso del purín “es muy eficiente en el año en que lo aplicas, pero al año siguiente no tiene efectos residuales mientras que los otros residuos sí los tienen”.

Por otro lado, la aplicación de estas enmiendas orgánicas “ha supuesto en general una mejora de ciertas propiedades del suelo, como son el pH, la materia orgánica, el nitrógeno total y el fósforo asimilable”. Como explica la investigadora, “apenas ha variado el valor de la conductividad eléctrica, ni la concentración de los cationes de cambio”.

Respecto al contenido metálico, la aplicación de los compost de lodo y de residuo urbano “ha manifestado un ligero aumento de metales como el cobre, el cromo y el zinc, en el caso del compost de lodo; y de manganeso, níquel, plomo y zinc con el uso de compost de residuo urbano”, aunque las concentraciones metálicas estudiadas en las distintas especies vegetales “están por debajo de los límites considerados como tóxicos”.

Redacción iAgua

La redacción recomienda