Las ramas de pino filtran las bacterias del agua contaminada

1.782
1
1782
  • La albura correspondería a la franja de color más claro (Wikipedia).

Un pequeño trozo de albura recién cortada puede filtrar más del 99% de la bacteria E. coli del agua, según concluye un artículo publicado este miércoles en la revista 'Plos One' por Michael Boutilier, Jongho Lee y sus colegas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

Los investigadores estaban interesados en estudiar opciones fáciles y de bajo costo para filtrar el agua sucia, una de las principales causas de mortalidad humana en el mundo en desarrollo. La albura del pino -una capa blanda de las ramas jóvenes situada inmediatamente debajo de la corteza- contiene xilema, un tejido poroso que mueve la savia de las raíces de un árbol a su cima a través de un sistema de vasos y poros.

El sistema de filtración de estas pequeñas ramas produce agua a velocidades de hasta cuatro litros de agua potable al día

Para analizar el potencial de filtrado de agua de la albura, los científicos recolectaron ramas de pino blanco, despojándolas de la corteza exterior y las cortaron en pequeñas secciones de una pulgada (2,54 centímetros) de largo. A continuación, pusieron cada una en un tubo de plástico, sellado y asegurado, y echaron agua que contenida pequeñas partículas o bacterias de 'E. Coli'.

Los autores encontraron que la albura filtró partículas mayores de 70 nanómetros de ancho, pero fue incapaz de separar partículas de 20 nanómetros, lo que sugiere que hay un límite de tamaño de partícula que la albura de las coníferas puede filtrar. La albura también filtró más del 99% del E. coli del agua, que en su mayoría se acumuló en los primeros milímetros de la madera en lo que se conoce como membranas de pozo.

El sistema de filtración de estas pequeñas ramas produce agua a velocidades de hasta cuatro litros de agua potable al día, suficiente normalmente para una persona. Sin embargo, los autores de este trabajo advierten de que sólo la albura hidratada y no la de madera reseca filtrará los contaminantes.

"Hay una enorme variación entre las plantas -subraya Rohit Karnik, autor principal del artículo-. Puede haber por ahí plantas mucho mejores que sean adecuadas para este proceso. Lo ideal sería que un filtro de una rebanada delgada de madera se puede utilizar durante unos días y luego tirarloa a la basura y reemplazar a casi ningún costo. En órdenes de magnitud resultaría más barato que las membranas de alta gama del mercado actual".

Comentarios