¿Por qué crece de forma excepcional el río Madeira?

334
0

Sobre la Entidad

IDR
IDR
El IRD es un organismo de investigación francés que junto con sus socios del Sur, hacen frente a los retos de desarrollo a nivel internacional. Mejorar las condiciones sanitarias, comprender la evolución de las sociedades, preservar el medio...
  • Río Madeira en la forntera entre Bolivia y Brasil.
  • Los investigadores del Instituto de investigación para el Desarrollo (IRD) y sus socios de América del Sur, reunidos en el Servicio de Observación HYBAM de los ríos amazónicos, se movilizan desde finales del mes de enero para hacer un seguimiento de la evolución de la crecida excepcional del río Madeira, segundo afluente del río Amazonas.
  • Esta crecida extrema afecta a muchas regiones de la Amazonia: Perú, Bolivia y Brasil, con decenas de miles de personas desplazadas, numerosas víctimas e infraestructuras destruidas...
  • La cooperación internacional desplegada permite a los investigadores responder a esta situación de emergencia en diferentes niveles: medición y seguimiento de la crecida, vigilancia desde el espacio, comprensión del origen de la crecida y de su propagación.

La cuenca del río Madeira, compartida entre Perú, Bolivia y Brasil, se extiende sobre una superficie equivalente a dos veces la superficie de Francia. Desde fines del mes de enero de 2014, este río ha tenido una crecida excepcional, causada por la caída de fuertes lluvias en la cuenca desde el comienzo del año.

En Porto Velho, en Brasil, el nivel del río supera por dos metros el anterior margen histórico registrado desde 1967, fecha en la cual comienzan las crónicas de alturas de agua. En esta ciudad, la Agencia del Agua del Brasil (ANA) y el Servicio Geológico (CPRM) midieron el 9 de marzo un caudal de 56.000 m3 por segundo, valor que supera ampliamente los máximos históricos de esta estación. En Rurrenabaque, en el piedemonte de la Cordillera de los Andes en Bolivia, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI) registró un cúmulo de lluvias de 1.100 mm entre el 24 de enero y el 10 de febrero, cuatro veces superior al cúmulo habitual en esta región y en este periodo. El gobierno boliviano considera que estas inundaciones son las más catastróficas sufridas por el país desde hace 30 años.

Este evento hidrológico extremo afecta a numerosas ciudades en la Amazonía peruana y boliviana desde el mes de febrero: cerca de 58.000 familias afectadas, 56 muertos en Bolivia y muchos daños materiales. Las pocas carreteras que atraviesan la región son inaccesibles actualmente, dejando aisladas a muchas comunidades.

El nivel del río supera por dos metros el anterior margen histórico registrado desde 1967

Seguimiento internacional de la crecida gracias al Servicio de Observación HYBAM

Coordinado por el IRD en asociación con varias universidades y agencias del agua de los países de la región de la cuenca Amazónica (Brasil, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Colombia), el Servicio de Observación (SO) HYBAM3 es una estructura de cooperación internacional establecida en 2003. Desarrolla actividades de observación sobre la hidrología y la geoquímica de las aguas Amazónicas con el objetivo de proporcionar, a largo plazo a la comunidad científica y a los encargados de la formulación de políticas, observaciones de calidad sobre la evolución de la mayor cuenca hidrográfica del mundo, que lleva el 20% de los aportes de aguas continentales a los océanos.

Gracias a la red de estaciones hidrométricas de los servicios nacionales de meteorología e hidrología desplegados en Perú (SENAMHI) y en Bolivia (SENAMHI), y con el apoyo de la agencia del Agua del Brasil (ANA), los equipos del observatorio HYBAM monitorean la génesis y la evolución de la crecida del río Madeira, desde el Perú hasta el Brasil. En el centro de cooperación entre los tres países, estos equipos permiten la colecta de datos, su interpretación y el intercambio de información entre las agencias nacionales y las universidades. La red HYBAM interviene en varios niveles:

  • Mediciones en el terreno:

Determinar el caudal de los diversos afluentes del río Madeira es fundamental para comprender y prever las consecuencias de la crecida actual. Por eso, desde enero los equipos del Observatorio miden esta crecida en el terreno en Perú, Bolivia y Brasil.

Los hidrólogos del IRD y los servicios hidrológicos nacionales en estos tres países han organizado campañas de mediciones, a fin de estimar los caudales. Por otra parte, esta colaboración ha permitido rehabilitar algunas estaciones hidrológicas en Bolivia que estaban dañadas. Para realizar las mediciones, el equipo recibe el apoyo de la fuerza naval boliviana, que es la única que tiene la capacidad de navegación en estas condiciones de crecida histórica.

  • Vigilancia desde el espacio:

Desde el año 2002, los niveles de agua de los ríos amazónicos se estiman por satélite, mediante la introducción de la altimetría espacial por el observatorio HYBAM en la región. Debido a que las inundaciones se llevaron numerosos puestos de mediciones en Bolivia, este método permite garantizar el seguimiento del nivel de los ríos en este contexto extremo. Actualmente, es una de las únicas fuentes confiables de seguimiento de crecidas en este país.

Por otra parte, el satélite Jason-2 ha sido excepcionalmente reprogramado en marzo, gracias a la movilización rápida de los equipos del Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES), de la National Oceanic and Atmospheric Administration(NOAA, Estados Unidos) y de la sociedad Colecta Localización Satélites (CLS), para hacer el seguimiento de la crecida en la zona fronteriza Bolivia/Brasil. Por último, el Observatorio HYBAM pone a disposición herramientas de hidrología espacial, mediante las cadenas automatizadas desarrolladas por el IRD y que se han transferido a los servicios hidrológicos, en particular la Agencia del Agua del Brasil.

  • Comprender el origen de las crecidas y su propagación:

Debido a las dimensiones de la cuenca del río Madeira, las inundaciones se propagan durante varios meses. Comenzaron en las estribaciones andinas del Perú y en Bolivia, las inundaciones llegaron hasta Brasil donde miles de familias ya han sido afectadas. En esta región, el nivel del río no bajará durante varias semanas. Los equipos del Observatorio HYBAM se dedican a la comprensión de las causas de esta crecida, a fin de establecer las zonas de riesgo, anticipar las consecuencias y poner en marcha, más a largo plazo, un sistema de alerta para los poderes públicos. Actualmente se exploran varias hipótesis.

Los trabajos del Instituto de Geofísica del Perú, que realiza el seguimiento regional de las lluvias, parecen indicar que esta crecida no está vinculada, por el momento, a la aparición de un episodio del fenómeno climático La Niña, como fue el caso en 2009 y 2012 con crecidas de gran magnitud que habían afectado otras partes de la cuenca amazónica. En efecto, ninguna anomalía de temperatura se detectó en el Pacífico.

Sin embargo, la creciente frecuencia de fenómenos hidrológicos extremos estos diez últimos años (sequías sin precedente en 2005 y 2010, fuertes lluvias e inundaciones históricas en 2009 y 20124) en diferentes regiones de la cuenca del Amazonas interpela a los investigadores.

Los cambios ambientales regionales y globales podrían tener consecuencias sobre el río más grande del mundo.

  • Este río, segundo mayor afluente del Amazonas, es también el quinto mayor curso de agua mundial en términos de caudal.
  • Según el Ministerio de Defensa Boliviano, el 15 de febrero de 2014.
  • Controles geodinámico, hidrológico y biogeoquímico de la erosión/alteración y transferencias de materia en la cuenca del Amazonas ( www.ore-hybam.org).
  • Estos fenómenos han sido conectados a la variabilidad climática y en particular a las variaciones de temperatura de la superficie de los océanos Atlántico y Pacífico (El Niño, La Niña) que rigen la convección y el transporte de humedad en la atmósfera.

Comentarios