Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Aqualia
TFS Grupo Amper
Rädlinger primus line GmbH
Red Control
DATAKORUM
Lama Sistemas de Filtrado
Autodesk Water
Grupo Mejoras
Hidroconta
EPG Salinas
Cajamar Innova
LACROIX
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Siemens
AGENDA 21500
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
ICEX España Exportación e Inversiones
Hach
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Prefabricados Delta
Fundación Botín
MonoM by Grupo Álava
Idrica
MOLEAER
TRANSWATER
Almar Water Solutions
Fundación Biodiversidad
NTT DATA
Likitech
IRTA
Asociación de Ciencias Ambientales
ISMedioambiente
Agencia Vasca del Agua
Sacyr Agua
Filtralite
KISTERS
EMALSA
TEDAGUA
J. Huesa Water Technology
Sivortex Sistemes Integrals
Vector Energy
ONGAWA
AMPHOS 21
RENOLIT ALKORPLAN
Esri
Confederación Hidrográfica del Segura
Xylem Water Solutions España
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Ingeteam
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Arup
Gestagua
GS Inima Environment
Global Omnium
Aganova
Catalan Water Partnership
Terranova
Minsait
Kamstrup
Schneider Electric
ADASA
Fundación CONAMA
SDG Group
AECID
s::can Iberia Sistemas de Medición
IAPsolutions
Amiblu
AGS Water Solutions
Baseform
TecnoConverting
Molecor
Smagua
SCRATS
Consorcio de Aguas de Asturias
Saint Gobain PAM
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
LABFERRER
ESAMUR
FLOVAC
FENACORE
CAF
Hidroglobal
HRS Heat Exchangers
ADECAGUA
ACCIONA
Barmatec

Se encuentra usted aquí

Reconstruyen las tormentas extremas ocurridas en los últimos 600 años en el noroeste peninsular

Sobre la Entidad

CSIC
La agencia estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y la tercera de Europa.
  • Es la primera vez que logran reconstruir eventos extremos detallados año a año. 

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) han logrado reconstruir la intensidad y frecuencia de las tormentas que se produjeron en el noreste de la Península Ibérica desde 1347 hasta 2012. En concreto han analizado el registro sedimentario del lago Montcortès, situado en el Pirineo catalán. Los resultados obtenidos, que son extrapolables al Mediterráneo occidental, demuestran una relación directa entre la variabilidad de la Oscilación del Atlántico Norte (NAO) y la intensidad y frecuencia de las tormentas de la zona.

Es la primera vez que se consigue un registro paleoclimático de eventos extremos con datos cuantitativos tan exhaustivos y con una resolución anual. Gracias a la naturaleza del lago de Montcortès, el registro sedimentario es de extraordinaria calidad y refleja las fluctuaciones climáticas cada año. En verano, debido al calor, aumenta el número de algas en el lago. Este aumento propicia la precipitación de calcita que queda marcada en el registro sedimentario como si se tratara de los anillos del tronco de un árbol.

Las tormentas generan depósitos en los lagos, cuya composición y textura dependen de las características de la precipitación, del lago y de la cuenca de drenaje

"Las tormentas generan depósitos en los lagos, cuya composición y textura dependen de las características de la precipitación, del lago y de la cuenca de drenaje" explica el investigador del MNCN, Pablo Corella. "A partir del análisis sedimentológico, geoquímico y geofísico de los sedimentos recientes del lago y de la correlación con los datos de precipitación de las últimas décadas se ha establecido el umbral mínimo de precipitación para eventos extremos (aquellos que tienen un periodo de retorno de 5 años) en 90mm/m2", completa el investigador del Instituto Pirenaico de Ecología, del CSIC, Blas Valero.

Para analizar los datos de la muestra, los investigadores han extrapolado los datos de las precipitaciones recogidos en estaciones meteorológicas cercanas, a los datos que han obtenido del registro sedimentario. Cuando se produce un evento extremo de lluvia, la cantidad de sedimento que se deposita en el lago arrastrado desde la cuenca de recepción aumenta y queda reflejado como una capa.

Gerardo Benito, investigador del MNCN que participa en el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) comenta los resultados: "Frente a lo que cabría esperar, hemos descubierto que el siglo XX es el periodo con menor número de tormentas extremas frente al final del siglo XIX, la época en la que más tormentas se produjeron".

La influencia de la NAO en la climatología

Los investigadores también han podido comprobar la relación directa que existe entre la Oscilación del Atlántico Norte (NAO, por sus siglas en inglés) y las tormentas. La NAO es un patrón climático que mide las diferencias de presión atmosférica entre los paralelos 65 (Islandia) y 37 (Islas Azores). "Cuando el índice NAO es positivo hay menos tormentas, porque los vientos que llegan del oeste cargados de humedad desvían su trayectoria hacia el norte de Europa. Sin embargo, cuando el índice es negativo los vientos no se desvían y hay más eventos extremos en el Mediterráneo", concluye Corella. "Intuimos que existe relación entre los eventos de lluvia extremos y la radiación solar, pero aún no disponemos de datos concluyentes".

En la investigación también han participado el Instituto Pirenaico de Ecología, del CSIC, y el instituto alemán GeoForschungsZentrum (GFZ) de Potsdam.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda