Aparecen residuos de sustancias farmacológicas en las aguas potables de Lugo

294
0
294

Una investigación desarrollada en el Laboratorio de Higiene, Inspección y Control de Alimentos (LHICA) de la Facultad de Veterinaria de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) prueba la presencia de residuos de sustancias farmacológicas en las aguas potables de Lugo.

El estudio preliminar en aguas potables detectó la presencia de residuos de algún tipo de sustancia farmacológica en el 81% de las muestras analizadas.

Los residuos de fármacos antimicrobianos fueron los más detectados. El trimetropim y la sulfadiazina, seguido de un anti-inflamatorio como el diclofenaco son los residuos más habituales en las muestras analizadas.

Los residuos de fármacos antimicrobianos fueron los más detectados

Los posibles problemas de contaminación ambiental asociados a estas sustancias consisten en que una parte de las dosis administradas se excreta a través de heces y orines.

Residuos excretados

Así, los residuos fármacos excretados por las personas se concentran, en su mayoría, en plantas de tratamiento, mientras que en el caso de los animales, los compuestos serán utilizados como fertilizantes. En el caso de los animales es habitual que parte de las excreciones sean liberadas directamente al medio ambiente.

El estudio realizado por Alejandra Iglesias Tilve, bajo la dirección de Alberto Cepeda Sáez y Graciela Nebot, permitió el análisis de 540 muestras de agua en Lugo y Chantada. En él, se han detectado 29 fármacos diferentes, según recoge en la tesis, titulada 'Trazabilidad en aguas de presencia de residuos de sustancias farmacológicas debido a la producción de alimentos de origen animal'.

El 41% de las muestras recogidas contenían residuos detectables de sustancias con actividad farmacológica con niveles de concentración que varían desde 0,5 hasta 2978 ng/l.

Rural y zonas urbanas

La investigadora puntualiza que las muestras recogidas en zonas con actividad ganadera dieron similar resultado a otras tomadas en localizaciones rurales con escasa o nula presencia de ganado.

El 63% de las muestras cogidas en áreas urbanas presenta concentraciones detectables de fármacos, un dato que confirma que las personas contaminan más que los animales productores de alimentos.

Las muestras de zonas con actividad ganadera dieron similar resultado a otras tomadas en localizaciones rurales

Los resultados sobre la presencia de residuos de sustancias farmacológicas encontradas en el agua "llaman la atención", ya que son "habituales", pero, tal y como señalan los investigadores, "no son peligrosas para la salud pública". Aún así, esta tesis pone de manifiesto "la necesidad de extremar los controles sobre este tipo de residuos".

Tribunal de la tesis

El profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), José Manuel Gallardo Abuín, presidió el tribunal encargado de avalar la tesis.

La catedrática de la Universidad da Coruña, Soledad Muniategui; la catedrática de la Universidad de Sevilla, Ana María Troncoso González; el catedrático de la USC, Perfecto Paseiro Losada, y la profesora de la USC, Cristina Fente Sampaio, en calidad de secretaria, formaron parte del jurado que otorgó la máxima calificación académica a la tesis de Alejandra Iglesias Tilve.

Comentarios