Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Hidroconta
Schneider Electric
EMALSA
Molecor
J. Huesa Water Technology
TRANSWATER
Autodesk Water
Ingeteam
ISMedioambiente
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Likitech
IAPsolutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
CAF
Smagua
SCRATS
Aganova
EPG Salinas
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Terranova
Fundación Biodiversidad
Idrica
NTT DATA
Red Control
MOLEAER
Aqualia
TecnoConverting
Sivortex Sistemes Integrals
ESAMUR
DATAKORUM
Barmatec
Xylem Water Solutions España
AGS Water Solutions
Agencia Vasca del Agua
Hidroglobal
Filtralite
Minsait
RENOLIT ALKORPLAN
Amiblu
IRTA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ADECAGUA
LABFERRER
Catalan Water Partnership
AECID
ONGAWA
Rädlinger primus line GmbH
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Fundación Botín
TFS Grupo Amper
Consorcio de Aguas de Asturias
Almar Water Solutions
Confederación Hidrográfica del Segura
Hach
AGENDA 21500
Fundación CONAMA
Asociación de Ciencias Ambientales
AMPHOS 21
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
LACROIX
GS Inima Environment
Baseform
Gestagua
HRS Heat Exchangers
Grupo Mejoras
ACCIONA
Vector Energy
KISTERS
TEDAGUA
ICEX España Exportación e Inversiones
Lama Sistemas de Filtrado
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Cajamar Innova
ADASA
Saint Gobain PAM
FENACORE
Kamstrup
Global Omnium
Prefabricados Delta
Sacyr Agua
FLOVAC
MonoM by Grupo Álava

Se encuentra usted aquí

Descubren una planta que podría servir para descontaminar suelos

Sobre la Entidad

Universidad Politécnica de Madrid
La Universidad Politécnica de Madrid, es una universidad pública con sede en la Ciudad Universitaria de Madrid.
  • Investigadores de la UPM han estudiado los niveles de arsénico y metales pesados en plantas procedentes de suelos de una antigua mina de la Comunidad de Madrid y han identificado una especie que podría emplearse en trabajos de fitorremediación.

Los estudios realizados en plantas terrestres autóctonas recogidas en el entorno de la antigua mina Mónica de Bustarviejo (Madrid) han mostrado altos niveles de cadmio, cobre, plomo y cinc, y muy elevadas concentraciones de arsénico, principalmente en las raíces, aunque algunas especies de plantas presentaron mayores concentraciones en la parte aérea. Entre estas, la especie Corrigiola telephiifolia se identificó como posible acumuladora de plomo e “hiperacumuladora” de arsénico por lo que podría ser susceptible de emplearse en futuros trabajos de fitorremediación de suelos contaminados, según el grupo de investigación Tecnología de Materiales y Medio Ambiente (TEMATMA) de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Civil de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Durante siglos, la importancia del arsénico se ha basado en su carácter venenoso. Sin embargo, su toxicidad depende de la forma o especie química en que se encuentre (orgánicas o inorgánicas). Por otro lado, algunos metales pesados son considerados esenciales o tóxicos dependiendo de su nivel de concentración, mientras que otros son tóxicos, pudiendo afectar al sistema nervioso y órganos vitales. Determinados suelos constituyen una fuente natural de arsénico y metales pesados, si bien la acción humana, especialmente la actividad minera, contribuye al aumento de los niveles de estos elementos tóxicos en las capas superficiales del suelo, que se mantienen incluso siglos después del cese de la actividad.

El principal problema de la contaminación por metales pesados es que estos no pueden ser degradados, por lo que actualmente se investiga sobre el empleo de plantas y microorganismos como métodos de descontaminación de suelos. No obstante, la acumulación de metales tóxicos en plantas requiere de su control y eliminación con el fin de evitar su incorporación a la cadena trófica.

Las elevadas concentraciones de arsénico total encontradas por los investigadores de la UPM en las plantas procedentes de la mina Mónica, condujeron a la realización de estudios para la identificación y cuantificación de especies de arsénico en ellas, mediante la aplicación de un método analítico que permite diferenciar hasta 11 especies de arsénico. El objetivo de estos análisis consistió en determinar el contenido de especies tóxicas y así comprender cómo las plantas con elevadas concentraciones de arsénico pueden sobrevivir en estos medios sin mostrar síntomas de toxicidad. El método desarrollado permitió diferenciar entre las especies de arsénico presentes bajo la forma de iones sencillos, de mayor movilidad, y el arsénico más fuertemente enlazado a componentes estructurales.

Los resultados obtenidos mostraron un alto grado de biotransformación del arsénico (entre el 70 y el 89% del arsénico total presente en las plantas), parte en forma de compuestos extraíbles en medio ácido y otra parte fuertemente enlazada a componentes estructurales, no extraíbles en medios acuosos, lo que se atribuye a la capacidad de estas plantas para transformar el arsénico inorgánico en otras formas químicas menos tóxicas. Entre las especies fácilmente solubles, se identificó la presencia mayoritaria de arseniato, seguido de arsenito (las dos especies de arsénico más tóxicas), en todas las plantas estudiadas, junto con pequeñas concentraciones de algunas especies metiladas. En cualquier caso, los contenidos de especies tóxicas fueron relativamente elevados, por lo que podrían constituir un problema medioambiental, debido a su posible retorno al medio ambiente y su incorporación a la cadena trófica.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda